Sánchez presenta su Gobierno: "Es el reflejo de lo mejor de la sociedad a la que aspira a servir"

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.
EFE
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha dado a conocer este miércoles la relación de ministros que compondrán su nuevo Gobierno.

Apenas cuatro días después de prometer su cargo, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se reunió en la tarde de este miércoles con el rey Felipe VI en el Palacio de la Zarzuela para trasladarle la composición de su gabinete. El líder socialista se dirigió después a la Moncloa para comunicar a los medios la relación completa de integrantes de su nuevo Ejecutivo en una breve declaración sin preguntas. Así queda el Gobierno:

Así pues, habrá 11 mujeres y 7 hombres en el nuevo Consejo de Ministros, que se convierte en el primero de la democracia con mayoría de presencia femenina, en línea con la promesa de Sánchez, que había garantizado que el suyo sería un Ejecutivo que respetaría la paridad entre ambos géneros. Hasta ahora, solo el también socialista Zapatero había compuesto un Gobierno paritario, en su caso, con igual número de hombres y mujeres entre 2008 y 2010.

Los últimos nombres en conocerse fueron los de los ministros del Interior, donde recalará el juez Fernando Grande-Marlaska; Defensa, departamento que asumirá la magistrada en excedencia y hasta ahora portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados, Margarita Robles -que será reemplazada en la Cámara Baja por la vicesecretaria general socialista, Adriana Lastra-, y Cultura, ministerio que pilotará Màxim Huerta.

En su intervención, Sánchez defendió que este Ejecutivo es el reflejo de "lo mejor de la sociedad a la que aspira a servir". Sus ministros y ministras, insistió, son "líderes en cada uno de sus ámbitos", tienen una "acreditada preparación" y son "garantía de experiencia" y de "vocación de servicio público". El presidente les agradeció "haber aparcado prestigiosas carreras" para "servir al país, a la ciudadanía y a quienes más necesitan al abrigo de los público".

En esta primera declaración como jefe del Ejecutivo, Sánchez dijo que su equipo está listo para afrontar "los desafíos de la España del siglo XXI", entre los que citó la modernización de la economía, con la ciencia como motor; consolidar el ritmo de crecimiento económico; la lucha contra "todo tipo de desigualdad social", con especial énfasis en la brecha de género; la regeneración y el combate contra la corrupción; y el fortalecimiento del proyecto nacional, reconocimiento su "diversidad" intrínseca.

El socialista insistió en el compromiso "inequívoco" con la igualdad, prometió potenciar la industria y la cultura, y subrayó la vocación "europeísta" de su gabinete. "Nace con el objetivo de servir a la modernización de España, impulsar el crecimiento sostenible, reconstruir la cohesión social y territorial, y regenerar la vida pública", prometió Sánchez, "preparado para hacer de España un país mejor".

Experiencia de gobierno y fichajes europeos

El Gobierno de Sánchez incluye múltiples perfiles con experiencia profesional y de Gobierno. En el ámbito económico, por ejemplo, ha confiado la cartera de Economía a la alta funcionaria de la Comisión EuropeaNadia Calviño, buena conocedora de las instituciones comunitarias, y la de Hacienda a la hasta ahora consejera andaluza del ramo, María Jesús Montero, que logró mantener a raya el déficit de la administración autonómica pilotada por Susana Díaz.

Para la cuestión territorial, ha elegido a Meritxell Batet, diputada del PSC y conocida por su carácter tranquilo, negociador, dialogante y discreto, para lidiar con la crisis catalana y normalizar las relaciones institucionales con la Generalitat. Mientras tanto, ha recuperado para Exteriores a Josep Borrell, un perfil con experiencia, de reconocida valía intelectual, con imagen europeísta –presidió el Parlamento Europeo– y un verdadero ariete contra el procés en los últimos tiempos.

Las políticas de Igualdad serán uno de los puntales del Gobierno socialista. Sánchez ha reflotado el Ministerio de Igualdad, que tuvo una corta vida durante la Presidencia de Zapatero, con Bibiana Aído al frente. Pero en esta ocasión, la apuesta va un paso más allá, por le ha confiado este departamento a la vicepresidenta del Ejecutivo, Carmen Calvo, que tiene un largo recorrido a sus espaldas como reconocida defensora de políticas feministas.

Otra de las prioridades será la transición ecológica de la economía. Sánchez ha decidido crear un superministerio que engloba las competencias en materia de Energía, Medio Ambiente y Cambio Climático pilotado por Teresa Ribera, que ya fue secretaria de Estado con Zapatero, tiene experiencia en organismos internacionales, reconocimiento como experta en la materia y es, además, persona de confianza de la presidenta del PSOE, Cristina Narbona.

También llegan con experiencia de gobierno previa las titulares de Educación, Isabel Celaá –fue consejera de esta misma materia en el Gobierno vasco de Patxi López–; Empleo, Magdalena Valerio –fue consejera, sucesivamente, de Trabajo, Turismo y Cultura y de Justicia y Administraciones públicas en Castilla-La Mancha–; y Sanidad, Carmen Montón, hasta esta misma semana titular de esa misma cartera en el Ejecutivo valenciano de Ximo Puig.

Lo mismo sucede con Luis Planas, titular de Agricultura, hasta ahora secertario general del Comité Económico y Social Europeo (desde marzo de 2014), y que fue consejero de Agricultura en la Junta de Andalucía y representante de España en la UE.

Completan el gabinete, José Luis Ábalos, secretario de Organización socialista, hombre de confianza de Sánchez, y que ocupará el Ministerio de Fomento; Reyes Maroro, hasta ahora diputada del PSOE-M en la Asamblea de Madrid, y Pedro Duque, uno de los fichajes más sorpresivos del nuevo presidente Sánchez, que ha confiado a este ingeniero y astronauta que ha viajado en dos ocasiones al espacio el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades. "Ojalá estuviera mi madre", ha comentado Duque en Twitter tras conocerse su fichaje.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento