PSC
La dirigente del PSC, Meritxell Batet. Andreu Dalmau / EFE

La diputada del PSC y secretaria general adjunta del grupo socialista en el Congreso, Meritxell Batet, será la nueva ministra que se ocupe de las administraciones territoriales en el Gobierno de Pedro Sánchez, aunque el nombre del Departamento está por definir.

En 2015 coordinó el programa electoral socialista y fue la número dos del PSOE por Madrid, y en las generales de 2016 fue la cabeza de lista por Barcelona. Se sienta en el Congreso de los Diputados desde el año 2004, cuando concurrió a las elecciones como independiente; después se afilió al PSC.

Nació en Barcelona en 1973. Es licenciada en Derecho por la Universidad Pompeu Fabra, en la que da clases de derecho constitucional; antes fue profesora de derecho administrativo. Se pagó los estudios gracias a una beca y trabajando de camarera a tiempo parcial, según ha contado ella misma.

En 2007 se fue a EE UU con una beca German Marshall y en 2013 presentó el proyecto de tesis doctoral llamado "El principio de subsidiariedad en España". Un año después, apostó por Eduardo Madina en la carrera por el liderazgo del PSOE, pero luego fue incorporada a la primera Ejecutiva Federal por Pedro Sánchez.  

Durante esa etapa fue una de las personas de confianza del secretario general, que la incorporó a su Gobierno en la sombra como responsable del área de federalismo, y la integró también en el equipo que negoció su investidura, fallida a la postre, en 2016.

En las primarias de 2016, Batet apoyó al exlehendakari Patxi López, lo que la distanció de Sánchez, que no la incluyó en la nueva dirección del partido.

Dirigió entre 2001 y 2004 la Fundación Carles Pi i Sunyer de Estudios Autonómicos y Locales. Estuvo casada durante más de una década con José María Lassalle, ex secretario de Estado de Cultura con Rajoy, con el que tuvo dos niñas mellizas.