A la espera de que Pedro Sánchez haga pública la lista de los ministros que compondrán su Ejecutivo, se van conociendo ya algunos nombres. Las primeras confirmaciones llegaban este lunes, al saberse que Josep Borrell será el titular de Exteriores y Teresa Ribera, la de Medio Ambiente. La tercera ha trascendido este martes: Carmen Calvo será vicepresidenta y ministra de Igualdad, según ha adelantado El País.

Calvo, de 61 años y nacida en Cabra (Córdoba), es doctora en Derecho Constitucional. Secretaria de Igualdad del PSOE, negoció en nombre del partido la aplicación del artículo 155 en Cataluña. 

Fue consejera de Cultura de la Junta de Andalucía entre 1996 y 2004, año en el que Jose Luis Rodríguez Zapatero la nombró ministra de esa misma cartera, cargo que ocupó hasta 2007.

Parte del círculo más próximo al líder socialista, Calvo también se ocupará de las relaciones con las Cortes.

Ella fue una de las dirigentes socialistas que estuvieron con Sánchez en Ferraz cuando hace poco más de una semana tomó la decisión de presentar la moción de censura contra Mariano Rajoy.

Necesidad incuestionable

La Igualdad vuelve a adquirir rango de Ministerio una década después de que se lo otorgara Zapatero, una decisión que se convirtió entonces en el centro de las críticas y burlas del PP.

El ministerio nació en abril de 2008 y al frente se colocó a una joven y desconocida Bibiana Aído para afrontar tres retos principales: la aplicación de la Ley de Igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, el desarrollo y seguimiento de la Ley integral contra la violencia de género aprobada en 2004 y la promoción del empleo entre la población femenina.

Sobrevivió hasta octubre de 2010, cuando se convirtió, junto con la cartera de Vivienda, en la víctima de los recortes que tuvo que aplicar el entonces presidente en la remodelación de su gabinete. La Igualdad quedó reducida a la categoría de Secretaría de Estado, liderada también por Aído.

Destacada feminista, Calvo ha sido artífice en los últimos meses de la Ley de Igualdad Salarial y Ley de Igualdad de Trato entre Hombres y Mujeres en el ámbito Laboral, dos de las iniciativas más ambiciosas y emblemáticas de los socialistas en esta legislatura.