Magdalena Valerio será la ministra de Trabajo del Gobierno de Sánchez

Magdalena Valerio, en una rueda de prensa como secretaria de Seguridad Social y Pacto de Toledo del PSOE.
Magdalena Valerio, en una rueda de prensa como secretaria de Seguridad Social y Pacto de Toledo del PSOE.
PSOE

El nuevo presidente, Pedro Sánchez, ha elegido a la cacereña Magdalena Valerio como ministra de Trabajo.

Esta licenciada en Derecho ha sido hasta ahora secretaria ejecutiva de Seguridad Social y del Pacto de Toledo del PSOE.

Nacida en la localidad de Torremocha en 1959, cuenta con una trayectoria profesional centrada, primero, en la administración regional y, posteriormente, en el Congreso de los Diputados en el periodo en el que se llevaron a cabo las últimas reformas laboral y de pensiones.

Valerio es funcionaria del Cuerpo de Gestión de la Seguridad Social y del Inem, ha sido diputada, concejala en el ayuntamiento de Guadalajara y consejera de la Junta de Castilla-La Mancha. Actualmente es además la secretaria provincial de la Consejería de Fomento en Guadalajara.

En su paso por Guadalajara, Valerio tuvo cargos directivos en el Inserso y en la gestión económico-administrativa del Insalud, fue segunda teniente de alcalde y concejala de Economía, Hacienda, Contratación, Patrimonio y Participación Ciudadana y presidenta de la Mancomunidad de Aguas del Sorbe (MAS).

De la Administración local, a la regional y la nacional

De la mano de José María Barrera dio el salto al Gobierno regional, donde fue consejera de Trabajo y Empleo, de Turismo y Artesanía y de Justicia y Administraciones Públicas.

Tras su paso por la administración autonómica fue nombrada delegada provincial de la Junta de Castilla-La Mancha en Guadalajara y presentó su candidatura al consistorio, que perdió.

En las elecciones de 2011 consiguió un escaño en el Congreso de los Diputados y fue miembro de la Diputación Permanente, portavoz adjunta en la Junta de Portavoces y en la Comisión de del Pacto de Toledo (2012-2014), al tiempo que formó parte de la Comisión de Justicia y de la de Empleo y Seguridad Social.

A falta de conocer el nombre definitivo, el ministerio que dirigirá Valerio está previsto que gestione los asuntos de empleo, con el reto de recuperar los ocupados previos a la crisis, y de Seguridad Social, con una reforma pendiente para asegurar su solvencia y mantener el poder adquisitivo de las pensiones.

Diálogo social

La nueva ministra se ha marcado como objetivos recuperar el diálogo social y el Pacto de Toledo, así como "hacer todo que pueda en las áreas que le han asignado", advirtiendo de que "hay mucho por hacer".

En declaraciones a Europa Press, Valerio, cuyo lema ha sido siempre "trabajo, trabajo y trabajo", siente en estos momentos "una gran emoción y mucha responsabilidad" por poder estar en el Gobierno de España "en un momento tan complejo como el actual".

"Un Gobierno que está conformando con mucha ilusión y con mucho ánimo de Pedro Sánchez", con el que ha compartido "muchas experiencias políticas".

'Sanchista' reconocida

Valerio siempre ha mostrado su apoyo a Sánchez y el día en que prosperó la moción de censura contra Mariano Rajoy, manifestó su felicidad y dijo que si en algo podía ser útil, podía contar con ella.

Un ofrecimiento que ha recogido Sánchez, al que conoció cuando ambos coincidieron como diputados en el Congreso en 2011 y que, según dijo la propia Valerio hace unos días, reúne los requisitos para "ser un magnífico presidente" porque es una persona "comprometida y preparada".

En septiembre de 2014, un cáncer de mama la obligó a dejar su escaño en la Cámara baja y, desde entonces, no ha tenido cargo electo, aunque ha seguido con responsabilidades dentro del partido.

En octubre de 2016, unos días después de la marcha de Pedro Sánchez de la secretaría general del PSOE, Valerio renunció a la secretaría general del partido en Guadalajara, un cargo que había ocupado desde 2008.

Aunque en ese momento alegó que dejaba la primera línea política para centrarse en su recuperación, lo cierto es que se relacionó con la marcha de Sánchez, ya que la propia Valerio había manifestado su preocupación por la situación del PSOE, que no quiso valorar para no entrar en "el espectáculo" que, a su parecer, estaba dando su partido esos días.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento