La actriz Emma Watson, en la Gala MET 2016.
  • El inmueble fue adquirido en el año 2013 a través de Falling Leaves, una compañía basada en las Islas Vírgenes Británicas, según el 'Daily Mail'.
  • El diario recuerda que estas operaciones no son ilegales pero sí reportan beneficios fiscales.
  • Un portavoz de la actriz confirma la información pero asegura que lo hizo para proteger su anonimato y niega que se beneficiara fiscalmente.

Página 1 de 5