¿Ha sido Katherine Waterston vetada de ‘Animales fantásticos: Los secretos de Dumbledore’?

Ha protagonizado las dos películas previas como Tina Goldstein, pero en esta última está casi ausente.
Fotograma de 'Animales fantásticos y dónde encontrarlos'
Fotograma de 'Animales fantásticos y dónde encontrarlos'
Warner Bros.

[ESTE ARTÍCULO CONTIENE SPOILERS DE ANIMALES FANTÁSTICOS: LOS SECRETOS DE DUMBLEDORE]

En 2016 conocimos a Porpentina ‘Tina’ Goldstein como protagonista de Animales fantásticos y dónde encontrarlos. Esta aurora estadounidense, encarnada por Katherine Waterston, se cruzaba en el camino del magizoólogo Newt Scamander (Eddie Redmayne) y ambos desarrollaban un mutuo interés romántico, que a efectos de lore los fans éramos conscientes que depararía en la formación de una familia. ¿Cómo? Porque Rolf Scamander se convierte en el marido de Luna Lovegood en los libros de Harry Potter, y este Rolf no es otro que el nieto de Newt y Tina. Vaya, que todo estaba anudado para que Tina tuviera un largo recorrido en la saga Animales fantásticos, y de hecho volvió a desempeñar un papel principal en la segunda entrega, Los crímenes de Grindelwald.

No así en Los secretos de Dumbledore, tercera película de Animales fantásticos que llega a los cines. Los fans ya se venían temiendo que la importancia de Tina en el argumento iba a ser mermada a partir de la promoción de la película de David Yates, donde Waterston estaba ausente tanto en pósters como en tráilers. Vista la película, podemos confirmar que Tina reaparece en Los secretos de Dumbledore, sí, pero de una forma tan testimonial que casi acoge la talla de cameo. No obstante, como Newt sigue enamorado de ella, en varias ocasiones atisbamos una fotografía de la aurora en el maletín del magizoólogo. Fuera de esta fotografía, lo cierto es que Tina solo aparece en dos escenas del film, y dos escenas que puede que no hayan requerido más de un día de rodaje.

Esta cuasiausencia se explica en la película, claro. Al comienzo de Animales fantásticos 3 Albus Dumbledore (Jude Law) recluta a unos cuantos personajes para una misión que tiene como fin detener a Gellert Grindelwald (Mads Mikkelsen sustituyendo a Johnny Depp). Estos son, además de Newt, su hermano Theseus (Callum Turner), el muggle Jacob Kowalski (Dan Fogler), Yusuf Kama (William Nadylam) y dos fichajes: la ayudante de Newt Bunty Broadacre (Victoria Yeates) y la profesora Lally Hicks (Jessica Williams), que a todos los efectos parece haber venido a sustituir a Tina. Jacob pregunta entonces a Newt dónde está su amiga. Newt responde que ha sido ascendida como jefa de Aurores del MACUSA estadounidense, y que está muy ocupada para unirse en su aventura.

Las dos escenas en las que Tina aparece luego están desgajadas de la trama principal, que lleva a Newt y sus compañeros a través de Alemania y Bután. Cuando la vemos por fin es en la sede del MACUSA, asistiendo conmocionada a cómo Grindelwald es nombrado Jefe Supremo del Mundo Mágico. Por suerte los protagonistas corrigen la situación velozmente, destapando las trampas de Grindelwald, y minutos más tarde la trama nos desplaza a la boda de Jacob con Queenie (Alison Sudol), la hermana de Tina. Por supuesto, Tina no puede faltar al evento.

Así que cuando vemos a Waterston por última vez es fuera de la panadería neoyorquina donde se está celebrando la boda, y Newt espera su llegada. Los enamorados se reencuentran y pasan a la fiesta. Animales fantásticos: Los secretos de Dumbledore llega a su fin. Sin que, desde luego, haya logrado que lo ocurrido con Tina pase desapercibido. ¿A qué ha venido esta rotunda disminución de su protagonismo?

J.K. Rowling contraataca

Podría pensarse que ha sido iniciativa de Waterston, actriz asidua al cine adulto (en breve la veremos en Babylon, lo nuevo de Damien Chazelle) que quizá en esta ocasión no habría tenido bastante presencia de ánimo para rodearse de pantallas verdes y bichos CGI. O que simplemente en la historia que escribían los guionistas no había hueco para ella. El problema viene cuando identificamos a dichos guionistas: uno es Steve Kloves, colaborador asiduo en The Wizarding World. Y otro es J.K. Rowling, creadora de la saga que viene haciéndose cargo de los guiones de Animales fantásticos desde el inicio de esta serie de precuelas.

En las semanas previas al estreno de Los secretos de Dumbledore ha cundido el rumor de que si Waterston apenas aparece en la película se debe a que… bueno, habría sido vetada por Rowling. Ella, como guionista, habría dispuesto apartar a su personaje de la trama. Y no es un rumor gratuito, puesto que hay pruebas que señalan a una relación tirante (por usar un eufemismo) entre Waterston y la escritora. Dichas pruebas nos remiten a la polémica recurrente de Rowling en tanto a sus ataques al colectivo trans, que la alinean con el movimiento TERF (Feministas Transexcluyentes). Las críticas a Rowling por esta postura no han hecho sino aumentar en los últimos años, llegando a extremos tan grotescos como Vladimir Putin defendiéndola de la “cultura de la cancelación”.

Ciñéndonos a The Wizarding World, Rowling es una figura ciertamente incómoda con la que Warner Bros. trata de lidiar como puede. Mientras algunos de sus ejecutivos aseguran que la escritora no ha tenido nada que ver en el desarrollo de Hogwarts Legacy, próximo y esperado videojuego basado en Harry Potter, su posicionamiento TERF también podría haber afectado a la gestación del especial de HBO Max Regreso a Hogwarts, manteniéndose ausente salvo por varias imágenes de archivo de varios años antes. El caso de Animales fantásticos es distinto, sin embargo, ya que Rowling aquí desempeña un rol creativo fundamental que podría haber afectado a la permanencia de Waterston en la franquicia.

¿Por qué? Porque Waterston ha increpado directamente a Rowling por la cuestión trans. No es algo extraño, por lo demás: cuando la controversia se hizo insostenible a mediados de 2020, Daniel Radcliffe salió en defensa del colectivo. “Las mujeres transgénero son mujeres. Cualquier declaración en sentido contrario borra la identidad y dignidad de las personas trans y va en contra de todos los consejos dados por las asociaciones profesionales de la salud que tienen mucha más experiencia en este tema que Jo o yo”. Su compañera Emma Watson le apoyó en este aserto, y lo mismo hizo Rupert Grint, declarando que “todos deberíamos tener derecho a vivir en el amor y sin prejuicios”.

Esto en lo relativo a Harry Potter, claro: una franquicia terminada sin planes definidos de volver (el mismo Radcliffe dijo recientemente que no estaba interesado en protagonizar una hipotética adaptación de El legado maldito que implicara el regreso del niño mago). Lo de Animales fantásticos es más delicado, y el rechazo a Rowling no se ha mostrado de un modo tan tajante. Redmayne, de hecho, dijo que aunque no estuviera de acuerdo con las opiniones de la autora, era “absolutamente repugnante” el odio con el que Rowling se estaba topando en redes. Dan Fogler, por su parte, prefirió darle las gracias a Rowling por el papel de su vida, animando a abrazar “la apertura, la inclusión y el amor”.

Waterston no ha sido tan diplomática. En junio de 2020, la actriz compartió un artículo de The Guardian en su perfil de Instagram escribiendo: “Las mujeres trans no suponen una amenaza para las mujeres cis, pero sí al contrario si las convertimos en parias”. Entre citas del texto, la intérprete de Tina añadió: “Lo siento, no puedes ser feminista si no estás a favor de los derechos humanos de todo el mundo, especialmente de los derechos de otras mujeres”. En lo que, muchos pensaron, parecía un ataque velado a Rowling. Días después Waterston fue entrevistada por The Independent y el tema volvió a salir. A la pregunta de por qué había compartido esa publicación, dijo:

“Al estar asociada a Animales fantásticos, me pareció importante comunicar mi posición. Hay quien podría preguntarse si me alineo con las opiniones de otras personas de esta asociación”. A estas alturas no había duda de que Waterston se posicionaba en contra de Rowling, y esto coincidía en el tiempo con la preparación de Los secretos de Dumbledore. Puede que Rowling se las haya ingeniado para vetarla de la nueva película, si bien hay que recordar que el guion para entonces estaba casi acabado y Jessica Williams (supuesta sustituta de Waterston) ya había sido contratada como Lally. Quizá todo sea una coincidencia, y sigue siendo un misterio qué ocurrirá con Tina en las próximas películas de Animales fantásticos. De las que, supuestamente, aún quedan dos. 

¿Quieres estar a la última de todas las novedades de cine y series? Apúntate a nuestra newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento