Un grupo de afectados por el síndrome tóxico del aceite de colza protagonizan en estos momentos un encierro protesta en el interior del Museo del Prado, en concreto en la sala de Las Meninas de Velázquez, y amenazan con "ejecutar en directo el descanso eterno" mediante la "ingesta de pastillas" si el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no acepta un encuentro con la asociación que les representa antes de que finalice el mes de octubre.
El público se concentra durante el juicio por el síndrome tóxico  en el auditorio de la Casa de Campo, el 9 de febrero de 1988 (Foto: Efe)

El consumo de aceite de colza desnaturalizado, que provocó el fallecimiento de cerca de 700 personas y que afectó a más de 20.000, se recordó el lunes, 25 años después de la de la primera muerte por la enfermedad del síndrome tóxico, convertida en la mayor intoxicación alimentaria en la historia de España.

La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha ordenado hasta el momento el pago de más de 2.374 millones de euros en autos de liquidación con reconocimiento de indemnización a los afectados