¿De dónde sale el aceite de colza?

<p>Campo de colza con sus coloridas flores amarillas, en Guadalajara.</p>
Campo de colza con sus coloridas flores amarillas, en Guadalajara.
JORGE PARÍS

El aceite de colza, también conocido como aceite de nabina o de canola, se extrae de la semilla de la colza, una especie de planta perteneciente a la familia de las brasicáceas. Es barato, rentable y con propiedades nutricionales beneficiosas para la salud. Sin embargo, en España, su uso se limita al industrial y a la exportación. 

En nuestro país, el aceite de colza no se emplea en el ámbito alimenticio debido a la gran intoxicación alimentaria que se dio en los años 80, lo que se cobró la vida de cientos de personas y otras miles enfermaron. La causa fue una partida de garrafas procedentes de Francia, cuyo aceite de colza estaba desnaturalizado con anilina.

Procedencia del aceite de colza

En los últimos años, los campos de colza han aumentado en España y, también, su producción de aceite. Este procede de dos especies de planta, la Brassica napus y la Brassica rapa (Brassica campestris), agrupadas bajo el nombre común de colza.

Estas plantas son originarias de la India, donde se cultivan desde hace más de 4.000 años. Hasta la década de 1930, la colza se cultivaba exclusivamente en China y la India. Posteriormente, durante el siglo XIV, llegó a Europa, que se ha convertido actualmente en el principal productor. 

Fue a partir de la Segunda Guerra Mundial cuando este cultivo se extendió a gran escala por Europa, al igual que en Canadá, que es otro de los grandes productores, según el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. 

La colza convencional produce un aceite con un contenido muy elevado

de ácido erúcico, que puede ser perjudicial para la salud y contribuye a la formación de depósitos grasos en el corazón. Así, su uso está fuera de la industria alimentaria. 

Sin embargo, desde la década de 1970, se cultivó colza baja en ácido erúcico, la canola, una variedad creada en Canadá y cuyos niveles de ácido erúcico son menores del 2%.

De este modo, el aceite de colza es el más utilizado en alimentación en Canadá y en otros países, pero, en España, este ingrediente se sigue asociando a la intoxicación masiva padecida en el año 1981, que afectó a unas 20.000 personas.

Hay que saber que el propio aceite de colza y sus componentes no fueron los causantes de esta intoxicación, sino una serie de contaminantes que aparecieron en una partida de aceite tras su manipulación como una grasa industrial y que, después, se vendió para uso alimentario de forma fraudulenta.

Propiedades del aceite de colza

Entre los componentes alimenticios del aceite de colza se encuentran los lípidos, con predominio de los ácidos grasos poliinsaturados, y la vitamina E. 

Además, este tipo de aceite es muy insaturado, lo que quiere decir que el aceite de colza bajo en ácido erúcico es una de las grasas vegetales con menor contenido en ácidos grasos saturados, ya que solamente tiene alrededor de un 7% del total de la grasa. 

Por otro lado, tiene también elevados contenidos en ácidos grasos poliinsaturados (28%) y, por tanto, es muy sensible a la oxidación. En los procesos de fritura, desarrolla fácilmente olores desagradables.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento