La Policía Nacional y la Guardia Civil han desarticulado a una de las organizaciones de narcotraficantes "más activas" del norte del Estado con ramificaciones en las localidades guipuzcoanas de Ibarra y Ordizia, y ha detenido a ocho personas, entre ellas su cabecilla, un "histórico delincuente". Se han intervenido 20 kilos de 'speed', cinco de MDMA, 300 kilos de hachís, 57 de cocaína, 50 de marihuana, dos de anfetamina y medio kilo de ketamina.

20210522122939.jpg

El multitudinario proceso judicial por tráfico de drogas contra 38 presuntos narcos, detenidos en 2017 en Valladolid, Salamanca y Zamora como culminación de la 'Operación Infierno', vivirá este martes un nuevo capítulo en la Audiencia vallisoletana con la vista en la que la práctica totalidad de los encausados, salvo cuatro, dará el sí a las correspondientes condenas que ya han negociado con la Fiscalía.

.

A un total de 251 años de prisión y a más de 25 millones de euros asciende el conjunto de penas y multas que la Fiscalía vallisoletana solicita para los veintiocho encausados en la denominada 'Operación Drache' concluida en febrero de 2020 por la Guardia Civil, la Policía Nacional y la Ertzaintza contra una presunta banda de 'narcos' que operaba en Vizcaya, Guipúzcoa, Valladolid, Sevilla y Asturias.

Coches patrulla de la Guardia Civil

La asociación profesional Justicia Guardia Civil (Jucil) ha reclamado este sábado al subdelegado del Gobierno en Cádiz, José Pacheco, una reunión para trasladarle su preocupación ante "la manifiesta inseguridad" que se vive en la provincia por "las cada vez más arriesgadas y violentas actuaciones de los narcotraficantes" que día a día aumentan, la última en la noche de este viernes y que se ha saldado con dos agentes heridos

Página 1 de 10