Técnica para relevos en atletismo

Ante el lamentable espectáculo que se contempla en todas, y digo en todas, las retransmisiones de atletismo que se emiten por televisión en cuanto a la realización de las pruebas de relevos, detallo a continuación una técnica, por si algún entrenador la adopta y permite desterrar de los estadios el bochornoso espectáculo impropio del siglo xxi. El atleta receptor (del testigo) solamente tiene que preocuparse de que los pies del portador (del testigo) lleguen a una determinada distancia de donde él se encuentra esperándolo, distancia que el entrenamiento ha hecho que se domine a la perfección, y en ese momento emprende la carrera a toda velocidad con la mano con la que ha de recibir (el testigo) entreabierta y apoyada firmemente en la cintura, y cuando note el contacto (del testigo que el portador le colocará en la misma), lo asirá con firmeza, todo ello sin perder un ápice de velocidad, y en ese preciso momento se convierte en portador y todo su interés ha de ser colocar (el testigo) en la mano del receptor, que le estará esperando como él hizo anteriormente. Con ello se consigue que el artefacto (el testigo) lleve una velocidad uniforme desde la salida hasta la meta.

Es casi imposible derrotar al equipo que adopte esta técnica si la realiza bien.

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios