El Gobierno 'turducken'

Imagen del 'turducken'
Imagen del 'turducken'
Engelmann / WIKIMEDIA COMMONS

Lo siento por los portavoces políticos de argumentario deshuesado, pero el Gobierno en España no va a ser un "Gobierno Frankenstein", sino que va a ser un "Gobierno turducken". Y, en este extremo del razonamiento, no me gusta quitar razón a Alfredo Pérez Rubalcaba, que entre la incredulidad y la impotencia llegó a cargar contra Sánchez en 2016 utilizando por aquel entonces y por primera vez el ejemplo de Frankenstein ante la eventual formación de un Gobierno de argamasa variable como el que se acaba de conformar en nuestro país. Probablemente solo Rubalcaba era capaz de leer con conocimiento de grado, por su condición de químico, la obra de Mary Shelley para caer en la cuenta de que no se puede ensamblar una monstruosidad con piezas envisceradas de cadáveres diseccionados. Frankenstein era la encarnación de Prometeo desencadenado, una hechura que quería rivalizar con el mismo Dios como criatura creada fuera del orden normal de las cosas.

Imagino que Tamara Falcó tras ganar MasterChef sabrá cocinar un turduckeny, si no, le reto en público a que pruebe a hacerlo. Me doy por convidado. Turducken es un acrónimo de turkey (pavo), duck (pato) y chicken (pollo), y representa, entre otras viandas, la apoteosis hipercalórica de muchos hogares norteamericanos en Navidad. La ingeniería alimentaria provocada por la falta de recursos ha llevado este año a que surja un competidor al turducken, que es el toparrón, un acrónimo de tocino, paleta y chicharrón.

A pesar de que intuyo que el nuevo Gobierno no será condescendiente con las convenciones gastronómicas del gran Imperio americano –más preocupado como va a estar por el pique macho, las papas a la huancaína y el corocoro boliviano–, el experimento de Sánchez es lo más parecido a la receta evolucionada del turducken.

Con todas las distancias y con los debidos respetos a la alta cocina y a la política, están presentes todos los ingredientes: el pavo, la pintada, el avefría, la becada, el chicharrón molido, la curruca mosquitera, el plátano maduro y la panceta. Por ese orden mismo, pruébese a reemplazar el correspondiente ingrediente por los siguientes partidos políticos: Partido Socialista Obrero Español, Esquerra Republicana, Partido Nacionalista Vasco, Unidas Podemos, Más País, Compromís, Nueva Canarias y Teruel Existe. Inténtenlo por el mismo orden. Repito, por el mismo orden. Aunque pueden ustedes evolucionar la receta porque la cocina española es experimental y no tenemos límites a la creatividad. Eso sí, parte de estas aves son especies protegidas. Y algunas, protegidas entre rejas. Cuidado con el horno que puede explotar.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento