Sanidad dará luz verde a su plan antitabaco, que no será vinculante para las comunidades hasta que no se apruebe la nueva ley

El tabaquismo en las mujeres tiene graves consecuencias sobre nuestro sistema hormonal.
Foto de archivo de una mujer fumando.
Getty Images
El tabaquismo en las mujeres tiene graves consecuencias sobre nuestro sistema hormonal.

El plan antitabaco saldrá adelante, lo apliquen las comunidades o no. El Ministerio de Sanidad dará luz verde este viernes a la estrategia que Mónica García recuperó del cajón de su antecesor para prevenir y reducir tabaquismo en España. Lo hará en el pleno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), y después de que varias autonomías hayan mostrado reticencias a una hoja de ruta que acabará concretándose en una ley específica. 

Hasta entonces, será un plan a la carta: las comunidades que así lo deseen podrán adherirse al documento entero, a determinadas medidas que apoyen o, en su defecto, no secundarlo en absoluto. No será, por tanto, vinculante en los diferentes territorios, al menos no hasta que se apruebe la ley que prepara el Ministerio de Sanidad, que no concreta fecha aproximada.

"Mañana saldrá adelante el plan, y las comunidades autónomas que se vayan adhiriendo de forma global podrán poner en práctica lo que quieran, si quieren y cuando quieran… porque tampoco hay ley todavía", detallan a 20minutos fuentes del departamento que dirige Mónica García. El Plan Integral de Prevención y control del Tabaquismo 2024-2027, explican, no es más que un "aval" del Gobierno para que puedan ir poniendo en marcha las medidas que consideren pertinentes. Pero precisan: una vez aprobada la nueva ley, esta será vinculante para todas las administraciones autonómicas. 

A lo largo de estas dos últimas semanas, las comunidades autónomas han ido aportando sus alegaciones al plan de Sanidad, el cual, entre otras cosas, plantea ampliar los espacios sin humo, elevar el coste de la cajetilla de tabaco, hacer que todas tengan el mismo aspecto o luchar contra el "lavado de cara" de los vapeadores. En la última Comisión de Salud Pública, celebrada de forma extraordinaria este miércoles, el Ministerio de Sanidad incorporó 160 de las 180 propuestas de modificación o aclaración al texto que se habían puesto sobre la mesa. En principio, para aprobar el Plan en el Consejo Interterritorial de este viernes. 

Sin embargo, tras la reunión, Sanidad anunció que había planteado a las comunidades una fórmula nueva para adherirse al plan. Un "acuerdo de colaboración", según explicaron fuentes del ministerio este miércoles, para que las comunidades autónomas tengan tiempo a revisar los cambios y decidir si quieren unirse a la estrategia o no. El plazo terminaba este jueves al mediodía, y todo apuntaba a que habrá varias autonomías que no se vinculen a él. Por lo menos las del PP, que ya han ido expresando sus reticencias. 

Solo cinco comunidades —Cataluña, Canarias, País Vasco, Navarra y Asturias— se han adherido al plan del ministerio, según fuentes de Sanidad; mientras que el resto "no han emitido voto" porque consideran que "el procedimiento no es el adecuado".

Por "falta de rigor", de "concreción", por considerar que no está terminado o por falta de fondos económicos suficientes. Son algunas de las razones que han ido alegando las comunidades autónomas para mostrar su rechazo al Plan. El Ejecutivo murciano, por ejemplo, ha manifestado en ese sentido que no apoyará la estrategia hasta que esta no incluya una memoria económica. 

Castilla y León, por su parte, ha defendido su negativa alegando que todas las medidas que se adopten en torno a la estrategia deben abordarse desde el consenso y, como han defendido otras autonomías, con la financiación necesaria. Tampoco Cantabria se sumará, al estar en contra de que se prohíba fumar en las terrazas —como Extremadura— y, de nuevo, porque no va acompañado de los fondos económicos suficientes para implementar las medidas que incluye. Ha avanzado, eso sí, que si Sanidad lo aprueba este viernes lo acatará para no actuar "en rebeldía". 

Galicia, Madrid y Aragón ya expresaron su negativa este miércoles, cuando defendieron la autorregulación de los espacios sin humo y criticaron al departamento de Mónica García por optar por prohibir estas conductas mediante la reforma de varias normativas. 

En un punto medio se han posicionado otras comunidades autónomas. La Generalitat Valenciana, por ejemplo, ha afirmado que defenderá este viernes la creación de espacios sin humo, pero reclamará una memoria económica "justificativa". 

Sanidad afea "excusas" para no secundar el Plan

La negativa de las comunidades gobernadas por el PP ha sido recriminada por el 'número dos' de García, Javier Padilla, quien ha asegurado en redes sociales que la decisión que se tome este viernes servirá "para decidir quién, una vez más, se sitúa en un lugar en el que los años mostrarán que no tenía sentido estar"

El secretario de Estado ha recordado también que el Plan saldrá adelante, "aunque el PP no lo apoye" y pese al "listado de excusas" que asegura que han alegado las comunidades lideradas por los de Génova para no apoyarlo. 

Redactora '20minutos'

Como redactora de Sociedad, sigo de cerca las informaciones de Igualdad, Educación, Sanidad y Derechos Sociales en la sección de Nacional de 20minutos desde 2021. Antes, me curtí durante dos años en la sección de Última Hora y Cierre. Me crié en Barcelona, pasé por Teruel, aunque Madrid es mi casa desde 2013, donde me gradué en Periodismo en la Complutense. Algo melómana y muy feminista, también cuento las historias de quienes tienen menos voz.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento