Entrevista

Ángela Rodríguez, secretaria de Estado de Igualdad: "El Código Penal también tiene que ser una herramienta del feminismo"

Entrevista a la Secretaria de Estado de Igualdad Ángela Rodríguez.
Entrevista a la Secretaria de Estado de Igualdad Ángela Rodríguez.
Entrevista a la Secretaria de Estado de Igualdad, Ángela Rodríguez.
BIEITO ÁLVAREZ.

Poco más de un año después de asumir el liderazgo de la Secretaría de Estado de Igualdad y contra la Violencia de Género, Ángela Rodríguez (Pontevedra, 1989) atiende a 20minutos por el Día de la Eliminación de las Violencias contra las Mujeres, que se conmemora este 25 de noviembre. La 'número dos' de Irene Montero defiende la campaña dirigida a los hombres que su departamento ha lanzado para este 25-N y en pleno revuelo político por las rebajas de penas a agresores sexuales con la entrada en vigor la ley del 'solo sí es sí', uno de los proyectos estrella del Ministerio de Igualdad. 

Hoy se conmemora el 25-N y desde Igualdad han dirigido una campaña fundamentalmente a los hombres. ¿Por qué?
Los agresores machistas son hombres, y, sin embargo, hablamos de víctimas y qué necesitan, pero no de quién ejerce esa violencia. Y nos parecía interesante que fueran hombres los que le hablasen a otros hombres para intentar romper ese pacto de caballeros que todos han visto alguna vez, que es el amigo que se comporta de un modo machista y que otros callan. Apelamos a ese silencio y les animamos a que les digan a sus amigos que no sigan así. Es la primera vez que se hace.

¿No se previó en ningún momento que la entrada en vigor de la ley del 'solo sí es sí' podría conllevar rebaja de penas?
Durante su tramitación, corregimos los máximos a propuesta del CGPJ para evitar estas rebajas. Y estábamos muy tranquilos porque lo que establece el derecho transitorio vigente es que siempre que las horquillas de las penas se mantengan, no se pueden rebajar. Y así se ha pronunciado la Fiscalía. Por tanto, lo vivimos con preocupación y la autocrítica que sea necesaria, pero creemos que es una propuesta sólida que va a servir para proteger a las mujeres. Y lo veremos en los próximos meses.

¿Creen que es única y exclusivamente culpa de los jueces?
Recordemos que se empezó a hablar de esta ley porque salimos a las calles a decir "hermana, yo sí te creo" tras la sentencia de La Manada. Algunos jueces quizás no han tenido suficiente perspectiva de género. Un juez puede no ver abuso de superioridad en que un padre obligue a su hija a hacerle una felación. Y creo que, con humildad, es algo revisable. Y para que haya más jueces que lo vean así, se precisa más formación. Por supuesto, el derecho no son matemáticas y hay margen para aplicar la norma. Pero es importante que quede clara la voluntad del legislador y del Ejecutivo, y en este caso estaba muy clara porque fue una tramitación muy larga que venía de debates extensos.

Si volvieran a redactar la ley, ¿añadirían una disposición transitoria para evitar esas revisiones de condenas?
La disposición transitoria está vigente en la actualidad, por eso no la introdujimos. Estas disposiciones se incluyen en reformas que cambian todo el Código Penal. Y no es el caso. Ningún informe pidió incluirla, solo pidieron aumentar las penas máximas y así lo hicimos.

Fían todo ahora a la postura del Tribunal Supremo. Si no resuelve como esperan, ¿harán cambios?

Tenemos que ser prudentes y llamar a la calma por respeto a las víctimas, lo único importante en esta situación. Dejar que la ley siga su cauce y contemplar los siguientes escenarios.

Según han reiterado, la ley huye en parte del punitivismo. ¿Son las penas de cárcel menos importantes que otras medidas?
La perspectiva feminista debe hacer una síntesis entre ambas cuestiones, sabiendo que el Código Penal también tiene que ser una herramienta del feminismo, porque las mujeres que han sido víctimas necesitan que haya justicia para reparar el daño que han sufrido. Dice la abogada Carla Val que una violación, algo que dura minutos, puede destrozarte el resto de tu vida. Pero además de las penas al agresor, lo más relevante es que tengas acceso a una atención integral para poderte recuperar. Y esto la ley contempla esos servicios especializados, también para mujeres que sufrieron abusos a los 12 años y aún deben recuperarse.

¿Han echado en falta más apoyo de los socios de Gobierno a la hora de asumir responsabilidades por la redacción de la ley?
Es una ley de todo el Gobierno que apoyaron diez grupos parlamentarios y estoy segura de que, con el tiempo, cada vez habrá más voces que la quieran defender. Cuando se aprobó la ley contra la violencia de género en 2004, hubo más de 200 recursos de inconstitucionalidad. Y hoy está consolidada. Con la ley de libertad sexual pasará igual, aunque tenga feroces detractores en este momento.

fotografo: Bieito Alvarez Atanes [[[PREVISIONES 20M]]] tema: Entrevista con Angela Rodríguez, secretaria de Estado de Igualdad
La secretaria de Estado de Igualdad, Ángela Rodríguez, durante una entrevista con '20,
BIEITO ÁLVAREZ.

¿Temen que todo este revuelo afecte también a la tramitación de la ley trans?Son elementos separados, porque además la ley trans no es orgánica y no modifica el Código Penal, por tanto es mucho menos compleja en su contenido. Espero que pueda ser aprobada pronto.

Pero tras ser consensuada en el Gobierno, el PSOE amplió el plazo de enmiendas...La pregunta se la debe hacer al Grupo Socialista. Esta ley se acordó en el seno del Gobierno y es una propuesta que creo que responde a las necesidades de las personas trans y reconocen sus derechos tras muchos años sufriendo enormes discriminaciones. No existe un debate sobre las personas trans porque los Derechos Humanos no pueden ser un debate en España. Estoy segura de que al final entraremos en razón y conjuntamente conseguiremos un buen acuerdo.

El PSOE defiende modificar los puntos sobre la violencia de género. ¿Habrá acuerdo en este sentido?De lo que se habla es de violencia intragénero, que no podemos negar. De la violencia en parejas de personas del mismo sexo. Tenemos que proteger a las víctimas de esas violencias y dar pasos en esa dirección sin que esto vaya en detrimento ni del concepto ni de las políticas para proteger a las mujeres de la violencia de género. No podemos mezclar una cosa con la otra.

¿Por qué urge la ley trans?Las leyes también sirven para hacer pedagogía social, por eso abren debates, porque dan donde más duele y hay a quien le cuesta reconocer privilegios. Aquellos que nunca han estado en el lado de los oprimidos no entienden que la vida se vivía peor a veces si eres lesbiana o trans. Y creo que la mayoría de la ciudadanía lo entiende como una cuestión de libertades. Y que si una persona quiere cambiar su sexo en el Registro, que lo cambie. Creo que eso es lo que piensa la mayoría de la gente.

Pero sigue habiendo reticencias, por ejemplo, en ese punto de la autodeterminación...Igual que hubo muchos hombres que criticaron la ley del divorcio o del aborto, porque ellos no iban a abortar. Este tipo de debates señalan un privilegio. Y genera un conflicto político. Yo recomendaría escuchar al que está en la posición más vulnerable e intentar tener empatía. Los niños y las niñas trans y sus padres y sus madres sufren muchísimo. Yo creo que cualquier ciudadano puede entenderlo y compartir la idea de que hay que acabar con él. El cómo tratamos a los más vulnerables habla del país que somos.

El objetivo es que esté lista a finales de año. ¿Se logrará?Depende de sus señorías. Confío en que se pueda ver aprobada en Pleno para Navidades y solo quede la tramitación en el Senado.

fotografo: Bieito Alvarez Atanes [[[PREVISIONES 20M]]] tema: Entrevista con Angela Rodríguez, secretaria de Estado de Igualdad
La secretaria de Estado de Igualdad, Ángela Rodríguez.
BIEITO ÁLVAREZ

Otra ley pendiente es la de la trata, que lleva mucho retraso en su tramitación. ¿Se aprobará antes de que acabe la legislatura?Sin duda. El próximo martes irá a Consejo de Ministros. Es una muy buena ley contra todas las formas de trata, con un especial énfasis en aquellas atravesadas por el género, como es la trata con fines de explotación sexual o el matrimonio servil. Hemos acertado intentando que esta sea una ley que tenga una mirada social, feminista y de Derechos Humanos; pero también una mirada policial y judicial para perseguir este delito. Y sobre todo es una ley que va a dar derechos a las mujeres en situación administrativa irregular y les va a permitir recuperarse sin necesidad de colaboración policial. Además, hay una propuesta de modificación de algunos tipos penales que es a petición del Ministerio de Justicia y que va a mejorar la persecución de estos delitos que habitualmente quedan impunes.

Y respecto a la ley del aborto, ¿se prevén cambios respecto al texto que llegó a las Cortes?
Va a haber algunas modificaciones. No me corresponde a mí contarlas, pero tocarán aspectos importantes como que en los comités clínicos no pueda haber objetores de conciencia. Estamos muy satisfechas del trabajo realizado y de la celeridad con la que se ha tramitado, pero quiero ser prudente porque son cambios que tienen que ser aprobados con una mayoría amplia.

El Tribunal Constitucional tiene pendiente un recurso de 2010 contra la ley del aborto. ¿Podrán darse pasos hacia atrás como en Estados Unidos?
Confío en que no. La norma ha demostrado que no tenía un problema de constitucionalidad, sino de garantías, porque casi 8 de cada 10 mujeres no podían abortar en hospitales públicos. Confío en que el Constitucional reconozca que es un derecho ya consolidado desde hace 12 años. Hoy existe una ola muy conservadora en EEUU, Polonia o Hungría, pero quiero pensar que los jueces españoles están dispuestos a hacer feminismo, garantizar nuestros derechos y no dar pasos atrás.

Habla muy a menudo de la violencia política, ¿la ha sufrido usted de primera mano?
Lo sufren muchísimas mujeres. La ministra de Igualdad es objeto de esta forma de violencia. Y yo también la sufro. Hay quien quiere que nos escondamos, por eso se ejerce violencia contra nosotras. “Si eres mujer, joven y feminista, no te metas en política porque es cosa de hombres con poder”. Por eso, tenemos que seguir haciendo lo que hacemos. Por mucho que les moleste.

Usted estudió Filosofía, ¿se necesita mucha para enfrentarse a determinadas situaciones en el ámbito de la política?
La Filosofía es utilísima en el ámbito de la política. En España está muy denostada y nos hace falta mucho pensamiento crítico. Y sin él, es muy difícil tener posiciones y políticas éticas que quepan en democracia expresando las legítimas diferencias.

¿Cuáles son las próximas luchas del feminismo?Seguimos teniendo un reto pendiente con la redistribución de los tiempos y los cuidados. Las madres y las abuelas son la clase trabajadora de este país y no tienen tiempo para ellas y tienen que sacrificar a veces su carrera profesional. En el ámbito de las violencias, tendremos que ocuparnos de las que se dan en redes sociales y las tienen que ver con nuestros cuerpos. Me preocupan mucho los trastornos de la conducta alimentaria y la violencia estética. Estoy francamente alarmada porque vuelva a ponerse de moda esa delgadez extrema que incluso hacía apología del uso de drogas de los 90. Esta también es una de las tareas del feminismo: decir que todos los cuerpos son válidos.

¿Es hoy España un país con más igualdad?

Así lo muestran los datos. Hemos mejorado en los rankings y cuando acabe esta legislatura habremos aprobado cuatro de las leyes más importantes de nuestro país para garantizar los derechos de las mujeres. No es poca cosa. Estoy segura de que va a seguir generando una reacción, pero ese es el machismo perdiendo poder.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento