Sánchez podrá sacar adelante el pacto militar con Biden gracias al PP tras la negativa de sus socios y las dudas de Unidas Podemos

La secretaria general del Partido Popular, Cuca Gamarra, interviene en una rueda posterior a una Junta de Portavoces, en el Congreso de los Diputados, a 28 de junio de 2022, en Madrid (España). 28 JUNIO 2022;JUNTA DE PORTAVOCES;CONGRESO Jesús Hellín / Europa Press 28/6/2022
Cuca Gamarra, portavoz del PP en el Congreso, este martes.
Jesus Hellin | EP

El PP apoyará al Gobierno en la nueva relación estratégica de España con Estados Unidos, cuya presencia militar en la base naval de Rota aumentará de cuatro a seis en buques destructores, con el consiguiente incremento de personal norteamericano. Un compromiso adquirido por Pedro Sánchez y Joe Biden en su encuentro de más de una hora ayer en el Palacio de la Moncloa en el marco de la Cumbre de la OTAN que se celebra en Madrid esta semana. El aumento del contingente supondrá la obligatoria modificación del convenio bilateral de cooperación de 1988 que también incluye la base sevillana de Morón de la Frontera

"El PP no fallará a los españoles y en estas cuestiones que tienen que ver con nuestra situación en el marco de la Defensa y la Seguridad, estaremos a la altura de las circunstancias", ha puesto de manifiesto la secretaria general popular, Cuca Gamarra, este miércoles en una entrevista en Cope. El principal partido de la oposición, por tanto, apoyará a Sánchez en el Congreso de los Diputados una vez aprobada la modificación en el Consejo de Ministros. Un respaldo crucial para el Ejecutivo, habida cuenta de las dudas de Unidas Podemos, que no son partidarios de este tipo de acuerdos. "Sería un apoyo a una parte del Gobierno, que es lo grave", ha acotado en esa línea la también portavoz parlamentaria del PP.

También ha contrapuesto Gamarra la unanimidad en los acuerdos adoptados por los socios la Cumbre de la OTAN frente a la disparidad de posiciones en el seno del Ejecutivo de coalición. "No podrán salir ni van a salir por unanimidad en el marco del Gobierno, porque la mitad del Gobierno está en contra de la OTAN", ha incidido en la disparidad de pareceres. El PP, por ello, vuelve a reivindicar su propuesta de pacto de Estado en Seguridad y Defensa. "Ni tan siquiera han levantado el teléfono o dado un acuse de recibo a la propuesta del presidente Feijóo", se ha quejado acerca de la oferta que el líder del PP envió por carta a Sánchez. 

Gamarra también ha querido reivindicar el papel que tuvieron Mariano Rajoy y María Dolores de Cospedal para que Madrid acoja la cumbre atlantista. "La expansión de Suecia y de Finlandia es un punto vital", ha celebrado, además, a colación de la expansión de la Alianza hacia la frontera norte rusa, una vez desbloqueado el veto de Turquía.

El portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, ha recalcado los que para su formación son los objetivos prioritarios de España durante la cumbre: el compromiso del Gobierno del aumento hasta el 2% del PIB del gasto en Defensa y que tanto Ceuta como Melilla queden "cubiertas" bajo el paraguas militar de la OTAN. De no ser así, a juicio de Vox, se trataría de un "auténtico fracaso".

No ha despejado al ser preguntado, sin embargo, la orientación del voto de su bancada. Espinosa de los Monteros se ha limitado ha decir que España ha de ser "autosuficiente" militarmente, si bien no descartan un voto favorable o una abstención.

El 'no' de los socios

Jaume Asens, presidente del grupo parlamentario de Unidas Podemos, ha expresado el rechazo de su formación al acuerdo bilateral. Asens no ha confirmado el 'no' de su bancada, aunque por lo expuesto ha quedado prácticamente patente. "A nosotros no nos gusta ese pacto, significa más militares, más destructores norteamericanos y más dependencia y sumisión a Estados Unidos", ha transmitido Asens la postura del socio minoritario del Gobierno. Para el dirigente de En Comú Podem, es "evidente" la "diferencia" con su socio de coalición.

Fuentes de la formación morada, recogidas por Europa Press, señalan que esta medida les aboca a un debate profundo y a lidiar con una contradicción al ser su política contraria a la presencia militar americana en territorio español. La decisión, aún así, todavía no está tomada. 

ERC, por su parte, ya ha adelantado "Todo lo que sea un incremento militar, Esquerra nunca va a estar a favor", ha dicho este miércoles Gerard Álvarez, portavoz en la Comisión de Defensa de los republicanos, que ha tachado el pacto Sánchez/Biden de únicamente "entendible por parte de un Estado militarista". Una postura similar a la adoptada por Compromís a través de su portavoz, Joan Baldoví.

Tampoco refrendará la estrategia de Sánchez el líder de Más País, Íñigo Errejón, que ha cargado contra el "lenguaje bélico" empleado por el presidente del Gobierno. Algo que, considera Errejón, lo acerca a los postulados del PP. "Nosotros no somos favorables, pero nos lo tendrá que explicar. Estoy convencido de que si lo quiere sacar adelante encontrará, con toda seguridad, la aprobación del PP. Ese camino ya sabemos dónde lleva: gobernar con las ideas del PP lleva a que acabe gobernando el PP", es la lectura que hace Errejón.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento