Pastas Gallo, Danone, Heineken, Puleva... empresas que sufren desabastecimiento por el paro del transporte en España

El paro convocado por la Plataforma para la Defensa del Sector de Transporte de Mercancías por Carretera Nacional e Internacional llega a su octava jornada este lunes. Se han convocado varias marchas lentas a lo largo del país y los paros se reflejan en algunos incidentes y problemas de desabastecimiento.
El paro convocado por la Plataforma para la Defensa del Sector de Transporte de Mercancías por Carretera Nacional e Internacional llega a su octava jornada este lunes. 
¿Cuáles son las claves de la huelga de transportistas que vive España?
Wochit

El paro de los transportistas, convocado por la Plataforma para la Defensa del Sector de Transporte de Mercancías por Carretera Nacional e Internacional, dura ya más de una semana y ya se está dejando notar en algunas empresas e industrias.

Los casos más recientes han sido los de Danone, Heineken y Lactalis (que reúne a marcas como Puleva y Lauki) y pastas Gallo, grandes de la producción alimenticia que ya han advertido que en las próximas horas podrían interrumpir la distribución de lácteos, agua y cerveza.

Inditex ha advertido a sus clientes de "ligeros retrasos" en la entrega de pedidos, Lidl ha llegado a cerrar algunos establecimientos, por ejemplo en Asturias, y Volkswagen ha parado este lunes su actividad.

Pero este paro afecta a muchos más brazos de la producción y actividad empresarial en España.

Nestlé

Las plantas de Nestlé en España se están viendo "seriamente afectadas" por el paro de transportistas, si bien la compañía aclara que actualmente mantiene la actividad productiva en todas ellas. "El deseo de Nestlé es evitar que su actividad productiva quede afectada y garantizar el abastecimiento de sus productos en la distribución", añade la compañía.

La multinacional suiza ha asegurado que "las fábricas de lácteos de la compañía ubicadas en la cornisa cantábrica están teniendo dificultades en la recepción de mercancías, como materias primas y envases, así como en la expedición de producto terminado".

Pastas Gallo

Grupo Gallo ha advertido este miércoles que, si se mantiene el paro de transportistas, la compañía se vería "obligada a realizar un cese temporal de su actividad productiva" en las distintas factorías que tiene en el país, incluida su principal en El Carpio (Córdoba), "ante la imposibilidad de dar salida al stock acumulado en los almacenes".

Ello se debe, según han explicado fuentes del grupo alimentario, a "los efectos de las protestas que se desarrollan desde la semana pasada, a raíz de la convocatoria de la Plataforma para la Defensa del Sector del Transporte por Mercancías, que han afectado el normal funcionamiento de los canales de distribución, impidiendo la salida de producto desde nuestros almacenes".

Danone

Danone ha advertido este martes de que en el plazo máximo de 24 horas se verá obligado a interrumpir de forma temporal su actividad tanto en sus cuatro plantas en España de productos lácteos, como en las tres de agua mineral natural como consecuencia del paro del transporte y en caso de no lograrse una solución de forma inmediata.

"De no llegar a un acuerdo en las próximas horas, Danone se verá obligado a tomar la drástica decisión de interrumpir el proceso de recogida de leche, y como consecuencia, el proceso de producción en sus fábricas y posterior traslado de producto terminado a las cadenas de distribución alimentaria. Esto provocará la interrupción de suministro tanto de agua mineral natural como de productos lácteos a nivel nacional", ha avisado la compañía en un comunicado.

Heineken

Heineken España ha advertido de que si el paro continúa se verá imposibilitada a servir sus productos a las superficies comerciales, bares y restaurantes, y a aprovisionarse de materias primas, debido a los "violentos" piquetes que impiden las normales operaciones de la compañía.

Ante esta "compleja" situación, la cervecera ha reclamado "activamente" la implicación de las administraciones públicas para que se garantice la libertad de movimientos de los transportistas que quieren seguir trabajando, respetando el derecho de aquellos que han decidido adherirse al paro de forma voluntaria. 

Puleva

El grupo Lactalis (Puleva, Lauki, RAM, El Ventero o Président) ha apelado al "diálogo y a la negociación" para "evitar un mayor colapso". El consejero delegado de Grupo Lactalis en España, en la fábrica que la compañía tiene en Vilalba (Lugo), Ignacio Elola, ha confirmado en un comunicado que a las industrias no están llegando plásticos, papel-cartón, palés o ingredientes para tratar, procesar y envasar este alimento "esencial y se acumula el producto terminado mientras la caducidad corre".

Esta situación "límite" en las fábricas se está intentando gestionar "con el máximo esfuerzo" pero "está dificultando la recogida" de la leche, "con la que desde Lactalis estamos firmemente comprometidos" porque se trata de un "alimento esencial y de baja caducidad que no puede esperar".  

Amazon​

La empresa de Jeff Bezos ha visto afectada su actividad en España por el paro del transporte, que ha mantenido a las centrales con menos suministro debido a estas circunstancias. Esto ha provocado algunos retrasos en entregas de pedidos

La sucursal en la Zona Franca de Barcelona y el Polígono Trevenez, en Málaga, se han visto especialmente afectados por los paros. En Málaga, piquetes no dejaban circular a los camiones para esta empresa.

Pero el caso de Amazon es especial en este paro, pues la empresa se ha enfrentado también a una huelga de los trabajadores de AT Operalia, en Cantabria.

Finalmente, el pasado viernes se llegó a un acuerdo entre el comité de huelga, del sindicato USO y la empresa.

Inditex

En cuanto al sector textil, Inditex ha advertido a sus clientes que "debido a la huelga de transporte, los pedidos podrán entregarse con un ligero retraso". Para la empresa española, los pedidos online suponen un 25,5% del total de las ventas.

Su venta 'online' alcanzó los 7.491 millones de euros en su año fiscal 2021-2022, lo que supone un crecimiento del 14% en 2021 sobre el incremento del 77% en 2020.

Sector alimentario

La Federación Nacional de Industrias Lácteas (FENIL) ha dicho en un comunicado que, debido al paro, la industria láctea española "se ve abocada a suspender su actividad trasformadora", puesto que "las fábricas han visto interrumpido el suministro de los insumos necesarios para la elaboración de productos lácteos y también el traslado del producto terminado a las cadenas de distribución".

La multinacional Lactalis está sufriendo una situación "muy grave" en su funcionamiento, especialmente en Galicia, debido al paro del transporte. 

La empresa asegura que está haciendo un “enorme esfuerzo” para recoger la leche de las granjas y “para tratar de restaurar el normal funcionamiento de la cadena” de suministros, según recoge EFE.

El Grupo Calvo también se ha visto afectado por esta situación, pues en Carballo (A Coruña), la empresa ha cerrado este lunes su fábrica de conservas. El presidente de la empresa, Luciano Calvo, ha dicho que "quieren trabajar, pero les falla el suministro y la distribución", según recoge La Voz de Galicia.

Sector industrial

ArcelorMittal, la mayor compañía siderúrgica mundial, también se ha visto afectada por el paro. El sindicato UGT comunicaba el pasado 17 de marzo que la empresa detenía "parte de su producción a causa del paro del transporte por carretera". 

"ArcelorMittal ha decidido "detener su producción" en las "líneas acabadoras de finishing (instalaciones acabadoras)" debido a la falta de suministros", añadía el comunicado, que se acentúa principalmente en su producción en Asturias.

La empresa minera Orovalle también ha reducido su actividad, avisando de "daños irreparables" en el yacimiento de Boinás (Asturias) si no llegan suministros. "Las empresas de transporte no quieren prestar los servicios por temor a las represalias", añaden.

La empresa Saint-Gobain, multinacional del vidrio, ha iniciado el proceso de un ERTE para la línea de Sekurit en Avilés, en caso de que el paro se alargase. 

La empresa Acerinox también ha acordado un ERTE de un año con los trabajadores, que se aplicará o no en función de cómo evolucione la situación.

Supermercados

En cuanto al sector de los supermercados, Lidl cerró sus tiendas de las calles Ezcurdia y Pérez de Ayala de Gijón (Asturias) durante el viernes debido a la falta de suministro.

Otros supermercados como Aldi, Mercadona o Día también han sufrido desabastecimientos en ciertos productos, como leche, harina y aceite en ciertas comunidades autónomas como Euskadi o Andalucía.

Sector automovilístico

La empresa automovilística Volkswagen también ha paralizado este lunes la producción de su fábrica en Pamplona debido a la falta de suministros, que "se va recrudeciendo", según UGT. La empresa afirma que "aún no está garantizado" que lleguen las piezas necesarias a la fábrica.

Ford también ha planteado un nuevo ERTE durante el segundo trimestre del año, con una duración de 15 días, para las plantas de vehículos y motores motivado por la escasez de componentes y microchips.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento