Primer paso para el relevo de Casado: el PP engrasa su maquinaria en la Junta Directiva Nacional

A Coruña El presidente do PPdeG, Alberto Núñez Feijóo (d), y el presidente del PP, Pablo Casado (i), participan en el acto “Galicia: más inversiones, menos impuestos” que se celebra el la ciudad de A Coruña. E
El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, y el presidente del PP, Pablo Casado.
20M EP

Comienza el proceso para relevar a Pablo Casado al frente del PP. Lo hará este mismo martes en Madrid, donde al menos 400 dirigentes del partido, desde diputados a senadores pasando por presidentes provinciales y otros cargos territoriales a todos los niveles, ratificarán la propuesta de convocar un congreso extraordinario para los próximos 2 y 3 de abril. Más allá de unos ruegos y preguntas de rigor que no se esperan que generen un debate enconado, el otro aliciente es el informe del todavía presidente, que será otro mensaje para una despedida paulatina que se estirará todo el mes de marzo.

De la reunión también saldrá el comité organizador del congreso que, como se acordó en la intensa cumbre de Casado con los barones el pasado miércoles en Génova 13, estará compuesto por al menos un representante de cada organización territorial. Presidido por Esteban González Pons, el comité deberá estar integrado por un número impar de miembros, como establecen los estatutos.

Algunas informaciones apuntaban a Javier Arenas como uno de los dinamizadores del congreso más activos, uno de los que más habría descolgado el teléfono. Una persona muy cercana al senador andaluz descarta este rol. Sí parece clara la idea de Alberto Núñez Feijóo de recuperar a esa llamada 'generación perdida' del partido, figuras sin preponderancia en la estructura bajo el periodo de Casado y Teodoro García Egea, entre los 45 y 60 años, que fueron destinados a puestos de responsabilidad lejos de Génova. 

Además, apunta una de las personas que pilotarán el congreso que la delicadez del momento requiere de personas bregadas en estas lides: "Lo primero es intentar organizar el congreso, algo que necesita de gente que tenga experiencia en casos anteriores". Un proceso del que muchos veteranos del partido abogan que sea a lista única, la de Feijóo, si bien cualquier militante con más de un año de afiliación y 100 firmas tiene derecho a presentarse.

Feijóo: "A partir del miércoles anunciaré cuál es mi decisión"

Milimétrico a la hora de definir su hoja de ruta, el presidente gallego esquiva todavía la confirmación de su candidatura. Deja que sean otros quienes brujuleen con su futuro. "El presidente Feijoó va a contar con toda mi ayuda. Apoyo su candidatura actualmente, ya que antes del congreso no se sabe aún si hay más candidaturas, pero creo que la suya es la mejor y lo que vamos a hacer es seguir colaborando con el PP en todo lo que necesite", se posicionaba Isabel Díaz Ayuso el pasado domingo. 

La presidenta madrileña, además, adelantó que será en esta reunión donde intervendrá para explicar "todo lo que piensa y opina de lo sucedido" con Casado, en referencia al supuesto espionaje y la legalidad o no, y la moralidad o no, de los contratos de su hermano con la Comunidad de Madrid, puestos en jaque por el todavía presidente.

Lo cierto es que no se conocen más potenciales candidatos más allá de Feijóo ni nadie se ha posicionado públicamente para desenvainar la espada de la roca. Las intenciones de Juanma Moreno, el barón con más tirón tras Feijóo a nivel interno, después del gallego y Ayuso a nivel electoral, son las de consolidar su liderazgo en Andalucía a través de unas elecciones a pocos meses vista. 

Sí parece claro el aumento sustancial del peso territorial andaluz en la próxima estructura, siendo Moreno un valor al alza. Aparecen entonces dos nombres: Elías Bendodo y Fátima Báñez. El primero, el hombre-para-todo de Moreno en la Junta, su portavoz y consejero de Presidencia, con un cargo de responsabilidad cercano a la cúspide. La onubense como posible secretaria general -el favorito es González Pons-, una vez rescatada de la empresa privada.

Todo son especulaciones que Feijóo no despeja, si bien fue el propio Casado quien terminó por anunciar su apoyo en el relevo la madrugada del pasado miércoles y los barones, uno a uno, en público y en privado, apuntalaron su destino. "A partir del miércoles, que es el primer día que se pueden tomar decisiones, anunciaré cuál es mi decisión. Vamos a respetar los tiempos del congreso y la legitimidad de la Junta Directiva", ha remarcado Feijóo este lunes sobre el proceso.

El barón gallego agradeció el apoyo público de Ayuso, algo que ya le "había trasladado en privado", además del aliento del resto de presidentes autonómico, algo a lo que restó importancia: "Comprenderán que cada presidente autonómico tiene un voto, y un afiliado de la sierra de Albarracín o de Xinzo de Limia tiene otro voto. Agradezco mucho esos apoyos, pero queda mucho congreso, ni siquiera ha empezado". 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento