El Congreso decide esta semana si abre la puerta a una comisión de investigación sobre los abusos en la Iglesia

  • El PSOE tiene la llave, pero todavía no ha avanzado si votará a favor.
  • ​Es una petición de Unidas Podemos, ERC y Bildu. Ciudadanos votará a favor y el PP, en contra.
  • ​La Mesa de la Cámara, en la que socialistas y 'morados' tienen mayoría, vota el martes la admisión a trámite de la iniciativa.
El portavoz del Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso de los Diputados, Héctor Gómez, y la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, en un desayuno informativo este martes.
El portavoz del Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso de los Diputados, Héctor Gómez, y la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, en un desayuno informativo.
Europa Press

La Mesa del Congreso de los Diputados debatirá esta semana si da trámite a la petición de Unidas Podemos, ERC y EH Bildu de crear una comisión de investigación sobre los abusos a menores por parte de miembros de la Iglesia. Todo está en manos del PSOE, que deberá mantener un difícil equilibrio. Por una parte, se ha mostrado dispuesto a permitir que la comisión salga adelante. Por otro, esto podría afectar a la relación que el Gobierno mantiene actualmente con la Conferencia Episcopal -reacia a cualquier tipo de investigación-, con la que el Ejecutivo ha comenzado a sellar acuerdos.

La petición de establecer una comisión de investigación sobre los abusos en el ámbito eclesiástico la realizaron este miércoles Unidas Podemos, ERC y Bildu, que comenzaron a presionar a los socialistas nada más registrarla. "Se me hace extraño pensar que partidos como el PSOE queden excluidos de esta iniciativa, porque es de sentido común, razonable y en el sentido que pide el Papa Francisco", defendió el presidente del grupo parlamentario de Unidas Podemos en el Congreso y líder de los 'comuns' en la Cámara baja, Jaume Asens. "La pelota está en el tejado del PSOE; le pedimos que se atreva", manifestó la diputada de Bildu Isabel Pozueta.

El PSOE recogió el guante de la mano del propio presidente del Gobierno. En un corrillo con periodistas el pasado jueves, Pedro Sánchez se mostró abierto a que los socialistas votaran a favor de constituir la comisión. Más aún, después de que el escritor Alejandro Palomas, ganador del Premio Nadal 2018 con Un amor, revelase ayer que fue víctima de abusos sexuales por parte de un fraile en la década de los 70 en un colegio religioso de Premià de Mar (Barcelona). "Las víctimas han de saber que el Gobierno les va a acompañar con el objetivo de esclarecer todos los casos y resolverlos", añadió, por su parte, el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños.

Eso sí, los socialistas aún no tienen decidido su voto. La creación de la comisión se votará el próximo martes en la Mesa del Congreso, donde PSOE y Unidas Podemos tienen mayoría. Fuentes del Grupo Socialista han señalado a 20Minutos que lo estudiarán este lunes. No obstante, esto es un primer paso, ya que en caso de superar el trámite, la creación de la comisión se deberá votar en el Pleno, donde deberá recibir un apoyo mayoritario del arco parlamentario.

Con todo, el PSOE deberá guardar un equilibrio que se antoja difícil. Y es que, votar a favor de la comisión podría suponer una ruptura con la Conferencia Episcopal, con la que el Gobierno quiere mantener una relación estable. Sin ir más lejos, esta semana se ha llegado a un acuerdo para la devolución de mil bienes inmatriculados entre 1998 y 2005. El propio Bolaños se congratuló de haber acordado con la Iglesia y desde el PSOE lo utilizaron, incluso, para cargar contra Pablo Casado, líder de la oposición. "El Gobierno se sienta, habla, dialoga y llega a acuerdos con la Iglesia española; con los empresarios; con los sindicatos; y con el resto de las fuerzas políticas del país. Con los que no hay manera de llegar a acuerdos es con el PP de Casado", señaló el portavoz socialista y diputado Felipe Sicilia.

Mientras tanto, la Conferencia Episcopal se niega "de momento" a investigar los presuntos abusos, como sí se ha hecho en Italia o en Francia, que ha cifrado en 216.000 los menores que sufrieron abusos sexuales por parte de curas y religiosos. "Portugal hace lo que cree conveniente, como Francia, Alemania o Italia... nosotros estamos en contacto con la Santa Sede con sus protocolos y les ha parecido bien. Si hay alguna dificultad, pues ya lo iremos viendo sobre la marcha", señaló el pasado 14 de enero tras una reunión con el papa Francisco.

Ciudadanos, a favor; el PP y Vox, en contra

En el bloque de la derecha la propuesta de la comisión ha sido recibida con diferentes posiciones. El partido que sí ha dado su apoyo por seguro ha sido Ciudadanos. Su portavoz, Edmundo Bal, aseguró el pasado jueves que su partido apoya todas las comisiones de investigación "de interés público" como este caso, que definió como "alarmante". 

Por contra, el PP avanzó su negativa porque las investigaciones, defiende, deben ser en el ámbito judicial. La portavoz del Grupo Popular, Cuca Gamarra, declaró que esa investigación corresponde al ámbito judicial y lamentó que, en su opinión, desde que gobierna el PSOE se esté utilizando a la Cámara Baja para investigar cuestiones ajenas al Ejecutivo, al contrario de lo que, recalca, establecen la Constitución y el Reglamento del Congreso. No obstante, el Parlamento ya ha investigado cuestiones ajenas al Gobierno anteriormente, como el accidente del avión de Spanair en el año 2008.

Por su parte, el vicepresidente cuarto de la Mesa del Congreso, Ignacio Gil Lázaro, de Vox, avanzó que, con independencia de lo que puedan concluir los servicios jurídicos de la Cámara en un pronunciamiento que no es vinculante, su formación ya tiene claro que los abusos sexuales a menores por parte de miembros de la Iglesia no son objeto de competencia parlamentaria.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento