El Gobierno elimina las recuperaciones en la ESO: repetir será "excepcional" y lo decidirán los profesores

Luz verde a los nuevos criterios de evaluación educativos
Luz verde a los nuevos criterios de evaluación educativos
Europa Press
Luz verde a los nuevos criterios de evaluación educativos.
Europa Press

Los exámenes de recuperación en la ESO dejarán de existir y los profesores serán los encargados de decidir si un alumno pasa o no de curso, convirtiendo en una medida "excepcional" el hacer repetir a un estudiante, aunque tenga asignaturas suspensas. 

Se trata de una de las principales novedades del Real Decreto aprobado este martes en el Consejo de Ministros, que entrará en vigor en el actual curso 2021-2022 y que regula una serie de cambios en los criterios de evaluación de los alumnos de todas las etapas educativas.

El pilar sobre el que se ha redactado toda la norma es el cambio hacia un sistema de evaluación más individualizado y personalizado, concediendo a los docentes "la voz principal" y priorizando -por encima de los suspensos o aprobados- el progreso del alumno y la consecución de las competencias exigidas para cada curso, explica el Ministerio de Educación.

"No hay mejor fórmula para estimular el esfuerzo de los estudiantes que dándole mucha más importancia a la motivación que al castigo", señaló la ministra Pilar Alegría en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, justificando el modelo que pretende adecuarse a los "estándares europeos". Preguntada por las críticas de las voces que consideran este cambio resta valor al esfuerzo de los alumnos, aseguró que, con esta nueva norma, "la cultura del esfuerzo no corre ningún riesgo". 

Sin recuperaciones en la ESO desde este curso

El cambio más sonado, por la controversia que ha suscitado, es la eliminación de los exámenes de recuperación -en junio o septiembre- en la Educación Secundaria Obligatoria (ESO). Con este decreto se da luz verde a una eliminación de esas pruebas extraordinarias en todas las autonomías, toda vez que la moratoria de un año que había planteado inicialmente la ministra de Educación, Pilar Alegría, en respuesta a las quejas de algunas autonomías ha sido eliminada a petición del Consejo de Estado.

Educación justifica esa supresión de las recuperaciones en la ESO -que sí se mantienen en Bachillerato-, alegando que la medida pretende "terminar con la incongruencia" que supone recapitular "nueve meses de trabajo en una prueba única".

Repetir será "excepcional" y decisión del profesorado

Además, la decisión de si un estudiante de secundaria pasa o no de curso dejará de estar condicionada por el número de materias superadas, y pasa a recaer "enteramente" sobre el equipo docente. "[El equipo docente] valorará que las materias no superadas por el alumno le permiten seguir con éxito el curso siguiente y estime que tiene expectativas favorables de recuperación y que dicha promoción beneficiará su evolución académica", reza la norma. 

Así, la repetición será considerada una medida "absolutamente excepcional". El alumno solo podrá repetir el mismo curso una vez y dos veces como máximo a lo largo de toda la enseñanza obligatoria. Precisamente con el fin de evitar en la medida de lo posible la repetición, se plantea la posibilidad de que se incorpore en uno de los programas de "diversificación curricular" que, según Educación, se pondrán en marcha en el curso 2022-2023.

En definitiva, el Ministerio busca promover la detección temprana de las dificultades a las que pueden enfrentarse los estudiantes. Toman esta medida para paliar con las cifras "preocupantes" de repetición y abandono escolar en España: el 30% de los alumnos de 15 años han repetido al menos una vez de curso, y las tasas de abandono escolar son de aproximadamente un 16%, según detalló Alegría.

La ministra insistió en que "debemos confiar más en el criterio de nuestros profesores y profesoras, que son por otro lado quienes más conocen el desarrollo y competencias de nuestros estudiantes".

Los criterios serán parecidos para la Educación Primaria, etapa en la cual la decisión de pasar de curso también recaerá sobre los profesores, "que actuarán de manera colegiada". Con la modificación, además, se fija como "automática" la promoción de primero, tercero y quinto de primaria; pudiendo únicamente tenerse en consideración la repetición al finalizar los cursos de segundo, cuarto y sexto. 

El título de Bachillerato podrá obtenerse con un suspenso

Para Bachillerato sí que se exigirá un máximo de dos materias no superadas a la hora de pasar de curso y se mantiene la posibilidad de hacer recuperaciones de las materias no superadas. Asimismo, los estudiantes solo podrán obtener el título, y por ende presentarse a la Selectividad, con todas las materias de los dos cursos aprobadas. 

Sin embargo, Educación deja abierta la posibilidad de que, "de manera extraordinaria", se pueda obtener el título con una materia no superada, siempre que lo acuerde el equipo docente y se cumplan una serie de requisitos: que se considere que ha alcanzado las competencias necesarias; que no haya faltado a clase de forma continuada; que se haya presentado a todas las pruebas, incluidas las extraordinarias; y que la media de las calificaciones en toda la etapa sea, como mínimo, de un cinco sobre diez. 

También se fijan en la norma los requisitos que deberán cumplir para obtener el título de Bachiller quienes tengan un título de Técnico de Formación Profesional (FP) o en Artes Plásticas y Diseño o hayan superado las Enseñanzas Profesionales de Música o de Danza. 

En cuanto a la FP, el Ministerio de Educación establece que, "a expensas" de la nueva Ley en tramitación, la evaluación en los ciclos formativos se realizará por "módulos profesionales". 

Además, destaca el departamento de Alegría, se regula "por primera vez" la titulación del alumnado con necesidades educativas especiales, "permitiendo su acceso al título desde las adaptaciones curriculares". 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento