Desvelan los detalles de cómo pudo morir Samuel e implican directamente por ADN a dos de sus agresores

Uno de los tres jóvenes mayores de edad encarcelados la brutal paliza que mató al joven Samuel, en A Coruña, ha declarado esta mañana ante los medios que era "inocente". Lo ha hecho a la salida de los juzgados de A Coruña, donde la jueza ha ratificado a prisión provisional, comunicada y sin fianza para los tres detenidos.
Uno de los tres jóvenes mayores de edad encarcelados la brutal paliza que mató al joven Samuel, en A Coruña, ha declarado esta mañana ante los medios que era "inocente". Lo ha hecho a la salida de los juzgados de A Coruña, donde la jueza ha ratificado a prisión provisional, comunicada y sin fianza para los tres detenidos.
Uno de los detenidos por el crimen de Samuel
EFE
El delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones durante la rueda de prensa celebrada este lunes en A Coruña.
Cabalar/EFE

El delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones, ha indicado este lunes que la Policía Judicial ha entregado dos informes de ADN a la jueza que “implican directamente a los dos principales autores de los hechos” que acabaron con la vida de Samuel Luiz después de darle una paliza que resultó mortal.

Lo ha explicado Miñones tras el levantamiento del secreto de sumario, durante una comparecencia en la sede de la Delegación del Gobierno en Galicia, en la que ha informado sobre la investigación del crimen,  al que muchos han tildado de homófobo, del joven de 24 años al que mataron de una paliza la madrugada del 3 de julio en A Coruña.

Pudo ser golpeado con un objeto de cristal

El delegado ha dado además otros detalles de la investigación policial como que cuenta con 36 pruebas testificales y ha contado que la agresión duró seis minutos, pues comenzó a las 2.58 horas y finalizó a las 3.04 horas. Por lo tanto, Samuel Luiz murió por "multitud de golpes" en la cabeza durante "seis minutos fatales".

El comisario jefe de la brigada provincial de la policía judicial de la Jefatura Superior de Policía, Pedro Agudo ha revelado en esta rueda de prensa que Samuel Luiz fue golpeado con una botella de cristal que "pensamos que se rompió contra la víctima", ha dicho el comisario. 

Además, se baraja si también fue golpeado con un objeto metálico, que se encontró en el registro de la casa de uno de los menores implicados y que no es un puño americano, sino otra cosa. pero están a la espera de una esclarecedora prueba de ADN.

Los agresores pudieron matar también al hombre que ayudó a Samuel

La investigación ha confirmado que el hombre senegalés que ayudó a Samuel, Ibrahima Diack, al que ya se le ha concedido la residencia española“cubrió con su cuerpo" a Samuel recibiendo por ello "agresiones que pudieron acabar con su vida”. Por lo que puso en peligro su propia vida para salvar la de Samuel ya que esos golpes podrían haber acabado con su muerte. 

Por lo tanto, a los detenidos por el crimen de Samuel también se les investiga por homicidio en grado de tentativa, o asesinato, por las lesiones que causaron a Ibrahima Diack.

Varios autores materiales implicados por el ADN

Miñones ha indicado que los dos informes de ADN "implican directamente a los dos principales autores de los hechos", que son los dos primeros detenidos, dos varones vecinos de A Coruña, de entre 20 y 25 años, que también fueron los dos primeros que agredieron a Samuel.

"No hay un único autor material. Son varios", al menos nueve según el atestado policial. "La autopsia habla de varios golpes que son los que producen el traumatismo craneoencefálico que provocó la muerte de Samuel”, ha dejado claro Agudo.

"La colaboración de los detenidos ha sido nula"

Por otra parte, Agudo ha dicho que “la colaboración de los detenidos ha sido nula”, salvo el cuarto, investigado también por haberse quedado supuestamente con el teléfono móvil de Samuel. Con todo, este se presentó en un primer momento en la comisaría de Policía como testigo y “no dijo la verdad”, ha explicado.

Sobre los demás, ha contado que “los detenidos querían declarar pero al entrevistarse con sus letrados no lo hacen”.  Lo único que dijeron fue que no se trató de un crimen de odioEs lo que ha apuntado el comisario, que ha compartido que la chica podría ser “encubridora” pues “si hubiera participado en la agresión estaría en prisión”.

Los detalles de la agresión salen a la luz

El altercado comenzó en las inmediaciones del Playa Club, en el paseo marítimo coruñés, cuando Samuel y su amiga realizaban una videollamada con el móvil de ella, según ha contado ella misma, momento en que el primer agresor actuó al pensar que lo estaban grabando a él.

El delegado del Gobierno ha precisado que la investigación policial cuenta con 36 pruebas testificales y ha asegura que la paliza, que salió a la luz en un vídeo culminó en el número 2 de la Avenida de Buenos Aires, a 150 metros del punto inicial.

Los detenidos borraron contenido de sus redes sociales, las cuales también fueron importantes en las indagaciones, junto al visionado de las cámaras situadas en la zona y el volcado de datos de los móviles.

Investigación abierta

"La operación sigue abierta, podría haber más detenciones", ha avanzado también el comisario jefe que, en cuanto a los detenidos -un total de seis personas, dos de ellos menores- ha ratificado que han tenido una "responsabilidad directa".

Por parte, los responsables policiales han señalado que víctima y agresores no se conocían "de nada" antes. "Se está a la espera de la resolución del ADN", ha añadido sobre uno de estos objetos. Al respecto, en un comunicado, la Policía Nacional apunta que varios testigos refieren que una persona portaba una navaja, al tiempo que daba patadas a la víctima mientras estaba en el suelo.

Delito de odio

Tras las detenciones practicadas, la Policía Nacional analiza, entre otras cuestiones, si las pruebas recabadas podrían concluir en que detrás de la motivación hubo un delito de odio.

Respecto a esta cuestión, el delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones, ante la posibilidad de que hubiese una agresión homófoba, ha explicado que va a ser la jueza la que dictamine "si existe ese delito de odio".

Con todo, el jefe superior de Policía de Galicia, José Luis Balseiro, ha explicado que -tras 41 testificales recabadas y el volcado de datos obtenidos, entre otros, de las redes sociales y en el que se sigue trabajando- se prosigue objetivando las "circunstancias".

"Se está trabajando con exquisitez en la movitación de la agresión", ha afirmado Balseiro, que ha añadido que "a fecha de hoy no está comprobada esa motivación", ha añadido en relación al delito de odio. "Pero no están cerradas esas líneas", ha apostillado. En la comparecencia, y en cuanto a las conversaciones de los acusados en redes sociales, han indicado que hubo manipulación de las mismas tras lo sucedido por parte de los considerados autores.

Situación de los detenidos

De los seis detenidos, tres permanecen en prisión provisional, uno de ellos ya ha dicho que es "inocente y ha mostrado su cara, otra ha sido puesta en libertad con comparecencias en el juzgado y dos menores han sido internados en un centro.

El levantamiento del secreto de sumario  del crimen de Samuel coincide con una ola de violencia juvenil en España. No hace mucho era Isaac, un rapero con Asperger al que asesinaban en grupo, y hace tan solo unos días fue Alexander, un joven al que atacaron entre más de 20 y que ahora está en la UCI, en coma, y con pronóstico grave.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento