El desbordamiento de los contagios en España 'multiplica' las vacunas contra la Covid

Jóvenes aguardan cola para vacunarse en el centro de salud Ramon Turró de Barcelona.
Jóvenes aguardan cola para vacunarse en el centro de salud Ramon Turró de Barcelona.
EFE

Los 3,4 millones de dosis adicionales de Pfizer que anunció este viernes el presidente del Gobierno a los presidentes autonómicos no es el único impulso que se dará a la vacunación este verano. Según indican la estabilización de los datos y el Ministerio de Sanidad, parece que España se ha instalado en una "meseta" tras una quinta ola de la pandemia, que precisamente por su virulencia, está permitiendo el desdoblamiento de vacunas y que sueros que en principio tenían que inocularse en dos dosis queden reducidos en un solo pinchazo.

Esto es así porque las personas que contraen la Covid solo necesitan una dosis y no dos de vacuna, para reforzar la inmunidad frente al virus que ya generan de manera natural por haberlo pasado. Según la Estrategia de Vacunación, "en las personas de 65 años o menos con antecedente de infección sintomática o asintomática se administrará una sola dosis de vacuna". 

Las vacunas de Pfizer y de Moderna que se están administrando a la población menor de 40 años -Janssen no está recomendad para ellos y AstraZeneca finalmente quedó limitada a personas de 60 a 69 años- son de dos dosis pero en la práctica, se convierten en monodosis para los que ya han pasado la Covid. Solo con la cifras del último mes, hay más de 600.000 casos de vacunas de dos dosis que se janssenizan por ese motivo, es decir se convierten en monodosis.

Aunque la necesidad de solo un pinchazo en lugar de dos tras pasar la Covid no es nueva, se ha generalizado a medida que ha ido descendiendo la edad de la población a la que le tocaba el turno -por debajo de los 65 años- y también por una quinta ola en la que los contagios están disparados entre la población más joven, que todavía no estaba inmunizada, 

622.000 contagios en un mes

El 29 de junio, el Ministerio de Sanidad publicó por primera vez cifras de contagios diferenciadas por grupos de edad y es cuando empezamos a ser verdaderamente conscientes de cómo se había disparado entre la población más joven. Ese día la quinta ola se hizo totalmente patente y desde entonces hasta el jueves pasado se habían contabilizado 622.558 contagios nuevos, que suponen el 14% de todos los que se han registrado en los 16 meses que llevamos de pandemia.

Son principalmente jóvenes, como indican las incidencia acumuladas durante este tiempo entre la población de 12 a 29 años y, aunque se va frenando, el ritmo, la quinta ola está dando tasas de positividad de las pruebas de diagnóstico nunca vistas antes. Han llegado a superar el 16% y entre los más jóvenes, algunas comunidades han notificado una positividad de hasta el 23%, es decir, casi una de cada cuatro personas que se ha realizado una PCR o una prueba de antígenos.

Estos datos tienen también su reflejo en la vacunación, que este mes de agosto afronta el reto de llegar al objetivo fijado por el Gobierno de tener la 70% de la población totalmente inmunizada. Por una parte, porque, en principio, la Estrategia de vacunación también establece que los menores de 65 años que han pasado la enfermedad deben esperar "preferentemente" a recibir su dosis hasta seis meses después del diagnóstico, lo que puede retrasar el pinchazo.

Por otra, porque los más de 622.000 contagios que se han notificado solo en el último mes de una ola que ha afectado particularmente a los jóvenes se traduce en el mismo número de segundas dosis que no será necesario inocular a quienes han dado positivo.

Tercera dosis

Según dijo Sánchez al inicio de la Conferencia de Presidentes de este viernes, el objetivo este verano es llegar al 70% de personas con pauta completa, cuando todavía está pendiente la decisión de si dentro de unos meses toda o al menos parte de la población recibirá una tercera dosis de vacuna, de recuerdo, como ya ha empezado a hacer Israel

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, avanzó hace una semana que "sin duda" será necesario vacunarse de nuevo, pero de momento Sanidad espera la "evidencia científica" para determinar si la tercera dosis se administrará a toda la población o solo a los mayores o vulnerables, y a partir de cuando desde el momento de recibir los primeros pinchazos.

Aguarda para ello a la evaluación de la Agencia Europea del Medicamento (EMA), que tampoco ha concretado cuándo la tendrá lista y dice que es cuestión de "pocas semanas o meses". Lo que parece cierto es que no será hasta por lo menos la segunda mitad de agosto, que es cuando tiene previsto volver a reunirse el comité de este organismo encargado de la decisión.  

Mostrar comentarios

Códigos Descuento