El plazo para recibir la segunda dosis de Pfizer puede llegar hasta los 42 días, pero "lo ideal es ajustarse a 21"

El 53,2% de la población de Baleares ha completado la pauta de vacunación
Punto de vacunación contra la covid en Baleares.
20M EP

La Comunidad de Madrid ha pedido "paciencia" a los ciudadanos que están pendientes de recibir la segunda dosis de la vacuna contra la covid-19 de Pfizer, pautada para "aproximadamente" 21 días después del primer pinchazo. Desde la semana pasada hay personas que vienen denunciado que no han recibido el SMS con la cita para la segunda dosis y desde el propio teléfono habilitado por la Consejería de Sanidad para atender todas las dudas relativas al coronavirus aseguran que "hay saturación" en el sistema de envío de mensajes con las citaciones y que por eso no están llegando muchas de las citas que en realidad sí están agendadas pero no comunicadas a la ciudadanía.

Según informan desde el propio número de teléfono 900 102 112, no pasa nada por acudir a la cita sin el SMS y el código QR, pues con el DNI se puede acceder al centro de vacunación. Según ha podido saber este periódico, hay casos que se están enterando del día en el que se le ha agendado su segunda dosis tras llamar al citado número, pero que esta ha sido fijada entre 25 y 28 días después de la segunda, cuando la estrategia de vacunación del Ministerio de Sanidad establece un plazo de 21 días.

Mientras que el consejero madrileño, Enrique Ruiz Escudero, alude "escasez de vacunas" y recuerda que los plazos están "dentro de lo que dice la Agencia Europea del Medicamento (EMA), y podríamos extenderlo hasta 42 días, pero el objetivo es hacerlo lo más cercano posible al día 21", desde el Ministerio, la secretaria de Estado de Sanidad, Silvia Calzón, responde que "a día de hoy ninguna de las Comunidades Autónomas debe tener problemas de rotura de stock para administrar segundas dosis en tiempo y forma tal y como recomienda la ficha técnica". Y ¿qué recomienda la ficha técnica?

Tanto la EMA como la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) recogen en la ficha técnica que la vacuna Comirnaty, que es como se llama la fórmula basada en ARN mensajero desarrollada por Pfizer y BioNTech, demostró un 95% de eficacia en un estudio elaborado con 44.000 participantes que recibieron dos dosis de la vacuna o del placebo "separadas por 21 días".

"Lo ideal es ajustarse lo máximo posible a la pauta establecida de 21 días, pero la vacuna no pierde efectividad"

No obstante, añade el prospecto, "los análisis de la eficacia (en personas mayores de 16 años) incluyeron a participantes que recibieron su segunda dosis entre 19 y 42 días después de la primera dosis". Y especifica, en un añadido que agregó en enero, un mes después de su autorización: "La mayoría (93,1%) de los receptores de la vacuna recibió la segunda dosis entre 19 días y 23 días después de la primera dosis".

¿Esta aclaración podría interpretarse como una menor evidencia para los intervalos que superan los 23 días? Según el presidente de la Sociedad Española de Inmunología, Marcos López Hoyos, no. "La EMA, que es el organismo técnico que mejor estudiados tiene los datos, dice que hasta los 42 días de plazo es igual de eficaz", sentencia.

López Hoyos recuerda "experiencias previas" al principio de la campaña de inmunización, cuando también se retrasaron segundas dosis de Pfizer por escasez de viales "y hubo esta misma polémica porque a la gente se le retrasó entre 28 y 40 días. Y ha sido efectiva", mantiene.

Si bien "desde el punto de vista de respuesta inmunitaria e introducción de anticuerpos, básicamente no va a haber problema", agrega el también jefe del Servicio de Inmunología del Hospital Marqués de Valdecilla (Santander), "lo ideal es ajustarse lo máximo posible a la pauta establecida de 21 días, pero la vacuna no pierde efectividad". 

"Desde el punto de vista de respuesta inmunitaria e introducción de anticuerpos, básicamente no va a haber problema"

La importancia de administrar "cuando antes" la segunda dosis radica en que "la pauta completa nos va a proteger más frente a nuevas variantes, sobre todo la Delta como se ha visto ya con datos. Por eso es importante no retrasarlo demasiado", concluye. 

En la misma línea se pronuncia el vicepresidente de la Asociación Española de Vacunología, Fernando Moraga-Llop, que asegura que no hay "ningún problema si, por causas de fuerza mayor, se ha de retrasar unos días" la segunda dosis. Al mismo tiempo, recuerda, la ficha técnica "contempla distintos intervalos, aunque con menor número de sujetos". Esto implica que el período "de más datos o evidencia" es el comprendido entre los 19 y los 23 días, aunque "no quiere decir que los otros intervalos del ensayo no tengan evidencia, pero no tanta".

Al igual que López Hoyos, Moraga-Llop recalca la urgencia de avanzar con las segundas dosis cuando antes para asegurar una mayor protección frente a las nuevas variantes del SARS-CoV-2: "Ahora con la delta se ha de conseguir la pauta completa de dos dosis con el intervalo más corto de 21 días porque con una dosis solo la efectividad es menor", anota.

La OMS contempla 28 días en ciertos contextos

La EMA matizó su criterio a principios de año y pasó de recomendar la segunda dosis de Pfizer "al menos 21 días" después de la primera a aconsejar que el segundo pinchazo se administrara "tres semanas después" del primero. Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda en una actualización del 25 de junio espaciar las dos dosis entre 21 y 28 días

No obstante los expertos de la OMS también contemplan la posibilidad de estirar este intervalo hasta las 12 semanas cuando un país esté atravesando un momento de alta incidencia por covid-19 (España tiene ahora casi 600 casos por cada cien mil habitantes y la Comunidad de Madrid está los 465) y además sufra "graves limitaciones en el suministro de vacunas". En ese caso, "se podría considerar retrasar la segunda dosis hasta 12 semanas para lograr una mayor cobertura de la primera dosis en poblaciones de alta prioridad". 

En el caso de España, donde el 50% de la población ya está completamente vacunada, este porcentaje asciende al 100% para los mayores de 80 años, al 97% para los de 70 a 79 años, al 81% para las personas de 60 a 69 años, al 85% a los ciudadanos entre 50 y 59 años y al 62% entre los de 40 y 49 años. En cuanto a la Comunidad de Madrid, estos datos son del 100%, el 95%, el 87%, el 88% y el 46%, respectivamente.

Asimismo, la estrategia de vacunación elaborada por el Ministerio de Sanidad contempla que "si por motivos de desabastecimiento o similares, se retrasa la administración de la segunda dosis más allá del intervalo recomendado entre dosis, no se invalida la dosis puesta, que seguirá protegiendo parcialmente. 'Dosis puesta dosis que cuenta'. En estos casos, la segunda dosis se administrará cuanto antes tras el día recomendado de la segunda dosis".

Nunca antes de los 19 días

En cuanto a recortar el intervalo de dosis por delante, es decir, administrar la segunda vacuna antes de los 19 días que se establecen como intervalo mínimo entre las dos dosis, Moraga-Llop subraya que esta "no sería válida y se habría de repetir a partir de 21 días después de la dosis administrada".

Lo mismo recoge la guía técnica de la vacuna de Pfizer elaborada por el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (compuesto por el Ministerio de Sanidad y las Consejerías autonómicas). Este documente reza lo siguiente: "El intervalo mínimo para que la segunda dosis sea válida es de 19 días. Si la segunda dosis se aplicara antes de los 19 días, esa dosis no se tendrá en cuenta y se deberá administrar una nueva dosis (tercera dosis) a los 21 días de la segunda dosis aplicada fuera de plazo".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento