La necesidad de preservar los equilibrios con IU y Colau dificulta a Díaz cambiar los ministros de Unidas Podemos

La vicepresidenta tercera del Gobierno, Yolanda Díaz.
La vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz.
EFE

La revolución en el ala socialista del Gobierno ejecutada por el presidente Pedro Sánchez el pasado sábado no va a reproducirse a corto plazo en la parte del Ejecutivo de Unidas Podemos. Pese a que este lunes la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, abrió la puerta a esa posibilidad en el futuro, lo cierto es que no hay planes concretos al respecto, y en ello influye una diferencia fundamental entre los dos socios de coalición: mientras Sánchez tiene un mando en plaza total en el PSOE, Díaz debe mantener unos delicados equilibrios dentro del espacio morado, que además de Podemos forman IU, los comunes y Alianza Verde.

Tras un fin de semana de terremoto dentro del Gobierno con la sustitución de siete ministros, la cúpula de Unidas Podemos se pronunció este lunes públicamente sobre una remodelación que, según acordaron Sánchez y Díaz, no ha afectado a los morados. La propia vicepresidenta, preguntada al respecto, mostró su confianza en que la coalición de Gobierno seguirá funcionando con "cohesión", aunque también admitió que "hay cambios en el Ejecutivo que pueden favorecer este hecho", tras los choques protagonizados por Unidas Podemos y ministros cesados como Carmen Calvo o José Luis Ábalos.

Díaz, no obstante, también rechazó cerrar la puerta a hacer cambios en la parte morada del Gobierno "de aquí en adelante". "En absoluto" es descartable, señaló la vicepresidenta, que apuntó que "la política, como la vida, es dialéctica, y siempre hay que dar nuevas respuestas" a los nuevos escenarios. La dirigente, eso sí, recordó que Unidas Podemos acaba de "remodelar en un 50%" su "representación en el Ejecutivo", en referencia al nombramiento de Ione Belarra como ministra de Derechos Sociales y de su ascenso de ministra a vicepresidenta, ambas en sustitución del dimitido Pablo Iglesias.

Ese argumento también lo utilizó la portavoz orgánica de Podemos, Isa Serra, que sin embargo se mostró mucho más taxativa que Díaz a la hora de negar cualquier posible cambio entre los ministros de Unidas Podemos. "Consideramos que los cambios que se han realizado son suficientes", señaló Serra, mientras que la vicepresidenta dejó la puerta abierta a realizar sustituciones de acuerdo a los "tiempos" que necesita "cada una de las partes que componen el Gobierno".

Los ministerios de IU y los comunes

Y es que esa cuestión de tiempos es fundamental en una formación como Unidas Podemos, que ya no cuenta con la figura de Pablo Iglesias como fuerza unificadora y en la que ahora los equilibrios internos, que siempre han tenido un cierto peso, han cobrado mayor importancia. "Nosotros no operamos con los ritmos con los que el presidente Sánchez ha hecho la renovación, una crisis de Gobierno la hacemos con otros métodos, contando con los protagonistas y la organización a la que representan", explican fuentes conocedoras del funcionamiento de la alianza morada, donde se interpreta que Sánchez ha diseñado pensando no tanto en el Gobierno como en sus propios equilibrios internos en el PSOE.

Hoy por hoy, Díaz no ha puesto sobre la mesa su intención de remodelar la parte del Gobierno de Unidas Podemos. Pero esta forma de proceder es especialmente relevante si se tiene en cuenta que los ministros morados más señalados no forman parte de Podemos, cuyas números uno y dos, Ione Belarra e Irene Montero, están completamente afianzadas en las carteras de Derechos Sociales e Igualdad, respectivamente. Por su parte, Díaz, aunque no pertenece a Podemos, es una figura de consenso dentro de la coalición. Pero el desempeño del titular de Consumo, Alberto Garzón, y especialmente del de Universidades, Manuel Castells, generan más dudas.

No obstante, dentro del reparto de fuerzas en la parte del Gobierno de Unidas Podemos, esos ministerios están asignados a IU -Consumo- y los comunes -Universidades-. Y un cambio de titulares, si se plantease, no sería sencillo, habida cuenta de que Garzón es el líder de IU y que Castells fue escogido por la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, una figura de peso dentro del espectro a la izquierda del PSOE y que ya ha comenzado a tomar posiciones de cara al futuro de un espacio político sin el liderazgo claro de Iglesias.

En cualquier caso, las fuentes consultadas se reafirman en que cualquier cambio, si se produjese, sería competencia de Unidas Podemos, y sostienen que el presidente Sánchez no ha pedido en ningún momento a Díaz que sustituya a ninguno de los ministros morados. E insisten: ahora mismo, la cuestión de renovar a los ministros con un perfil más bajo no está "en la cabeza" de la dirección, aunque lo cierto es que también existen dudas sobre que haya en IU o los comunes perfiles potentes a nivel de gestión, pero también a nivel comunicativo, que sustituyesen a Garzón o Castells.

Impulsar el pacto de coalición

Por otra parte, Unidas Podemos considera que el mensaje de renovación e impulso a la legislatura que ha querido trasladar Sánchez con los nuevos nombramientos puede beneficiarles indirectamente, ya que entienden que debe traducirse en una menor resistencia al cumplimiento del pacto de coalición. Son tres los asuntos más acuciantes para la formación morada: la eventual subida del salario mínimo, que negocian ya el presidente y Díaz; la puesta en marcha de una reforma fiscal en los próximos Presupuestos Generales del Estado; y la inclusión en la nueva ley de vivienda de la limitación de precios del alquiler. 

Sobre este último punto, de hecho, Unidas Podemos ya ha dejado caer que la nueva ministra de Transportes, Raquel Sánchez, debería tener mayor sensibilidad que su antecesor, José Luis Ábalos, habida cuenta de que aplicaba la regulación de precios de los arrendamientos en Gavà, municipio del que era alcaldesa hasta hace unos días. "Es buena noticia" que se aplicara esa regulación en la localidad catalana, "porque eso significa que nuestras propuestas deberán extenderse al conjunto del país para garantizar alquileres asequibles", apuntó este lunes Isa Serra.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento