Las imprudencias de los jóvenes pasan factura: el 70% de los nuevos casos de coronavirus tienen menos de 40 años

Un agente cívico informa a unos jóvenes de la obligación del uso de la mascarillla en Alcarràs (Lleida).
Un agente cívico informa a unos jóvenes de la obligación del uso de la mascarillla en Alcarràs (Lleida).
EFE

Los contagios por coronavirus entre los jóvenes se han disparado en las últimas semanas. En torno al 70% de los nuevos casos son personas menores de 40 años, en su mayoría asintomáticos o con síntomas leves que no necesitan ingreso hospitalario, de ahí que el sistema sanitario no note, por ahora, una elevada presión.

A ese perfil responden la mayoría de los brotes detectados en los últimos días. En Ordizia (Guipúzcoa), la edad media de los contagiados es de 33 años y ninguno de los afectados ha acudido a servicios de urgencias o un hospital, según la consejera de Salud del Gobierno vasco. Este brote, identificado el pasado fin de semana, alcanza ya los 69 contagios.

En la provincia de Barcelona, 15 días después de una fiesta de San Juan con 60 personas en la playa, al menos cuatro personas han dado positivo en el test de coronavirus en Vilassar de Dalt y Cabrils, donde una decena de jóvenes presentaron síntomas compatibles.

Según fuentes próximas al Área Básica de Salud de Vilassar de Dalt-Cabrils, los jóvenes acudieron con síntomas de fiebre y diarrea y manifestaron haberse reunido en una fiesta antes de enfermar.

También en Sábada (Zaragoza), una cena de un grupo de amigos entre 25 y 27 años ha ocasionado un brote que ha obligado a cerrar los bares y restaurantes de la localidad.

Al día siguiente de la cena, uno de los jóvenes se encontró mal, con síntomas compatibles con el coronavirus, pero no graves, y en ese momento se puso en marcha el protocolo de detección y contención.

El joven salió positivo y en ese momento se rastrearon los contactos de todas las personas que habían compartido esa cena con él. Hay al menos ocho positivos detectados en el centro de salud de Sábada y otros dos que se diagnosticaron en Zaragoza capital. De este modo, hay varias familias confinadas en la localidad, ha indicado el alcalde, quien ha reconocido que los habitantes de Sábada ahora están "con miedo".

Mientras tanto, en Pamplona una discoteca ha tenido que cerrar al no poder controlar que sus clientes utilicen mascarillas y en Madrid Río, decenas de jóvenes se han reunido esta semana para hacer botellón sin respetar la distancia de seguridad ni emplear la mascarilla.

Cataluña ya ha asumido que no es capaz de controlar el incremento de casos de Covid entre los más jóvenes. Por este motivo, comunidades como Baleares o Extremadura se han sumado a Cataluña y han anunciado el uso obligatorio de la mascarilla en todos los espacios públicos aunque se respete la distancia de seguridad.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento