Luisa Pelayo tuvo claro muy pronto que el virus no acabaría con ella.
PATROCINADO POR Fundación "la Caixa"
  • Luisa Pelayo (84) enfermó de COVID-19 y poco después se infectó su marido José (86). Ambos se recuperaron en casa, tal y como ella sabía que iba a pasar: "¿Esto me iba a matar? ¡Ni hablar! No estaba dispuesta a morirme tan pronto”.

Página 1 de 10