¿Cómo trabajarán los socorristas este verano? "Bajo ningún concepto se realizará el boca a boca"

Un socorrista de Cruz Roja realiza vigilancia en la playa de Las Gaviotas
Un socorrista de Cruz Roja realiza vigilancia en la playa de Las Gaviotas.
CRUZ ROJA - Archivo

Este verano no habrá boca a boca. Pero tranquilidad, los socorristas tienen otros métodos para salvarle la vida en caso necesario. "Lo más importante", señalan, es que los bañistas respeten las normas de seguridad y hagan un uso responsable de las playas y las piscinas este verano

Mientras las zonas costeras de España se preparan ya para reabrir las playas al baño con las condiciones necesarias para evitar contagios del nuevo coronavirus, la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo (RFESS) ha elaborado una guía en la que ofrece recomendaciones a los y las socorristas en materia de prevención para la protección de su salud y la de los bañistas frente a la COVID-19. En ella se lee: "Bajo ningún concepto se realizarán ventilaciones boca a boca".

Se refiere a las víctimas en parada cardiaca, a las que por precaución ante la pandemia del nuevo coronavirus se priorizarán las "compresiones torácicas" y "bajo ningún concepto se realizarán ventilaciones boca a boca. Si se trata de personal sanitario entrenado en el manejo del balón de resucitación, podrá hacer uso de este con las medidas de protección personal adecuadas. Siempre se evitarán maniobras que generen aerosoles", reza el informe.

Ahogados en marzo, abril y mayo

Fuentes de la RFESS cuentan a 20minutos que desde que comenzó la desescalada del confinamiento en España a principios de mayo se han registrado ya ocho muertes por ahogamiento. En abril, cuando la población estaba confinada en sus casas, se registraron 10 de los 55 ahogamientos que se acumulan ya en lo que va de 2020. En marzo, las muertes por ahogamientos fueron 13. En comparación con los datos de 2019, en marzo se registraron 16; en abril, 17; y de enero a junio un total de 88. Lamentan que "las precauciones que la población está tomando en tierra no son correlativas a las que toman en el mar". Por ello, subrayan, "lo más importante es que los usuarios de las zonas de baños sigan en todo momento las indicaciones del personal de seguridad y respeten las normas". 

El informe de los socorristas recoge también que durante las rondas de vigilancia, los socorristas tendrán que llevar puesta una mascarilla y si necesitaran desprenderse de ella para introducirse en el agua o realizar un nivel de actividad física medio/alto, por ejemplo, se deberán cerciorar de que no quede depositada "en ningún lugar inapropiado".

Rescates en el agua

Para los rescates en el agua, la guía contempla que si la víctima está consciente, "se acercará a ella manteniendo la distancia de seguridad pertinente y, a ser posible, lateralmente a la dirección del viento". "En una situación extrema, en la que no se disponga de material, se intentará establecer comunicación con la víctima desde una posición que evite que ninguno de los intervinientes  (socorrista y víctima) esté expuesto a las exhalaciones del otro, utilizando un método de remolque adecuado para ello". 

"La comunicación con la víctima se realizará, a ser posible, lateralmente a la dirección del viento"

En cambio, si la víctima está inconsciente, "el o la socorrista se asegurará en todo momento de que su respiración y exhalación no queden expuestas a la zona de ventilación de la víctima y viceversa", agrega el informe.

Sin colchonetas ni juguetes

La RFESS recomienda asimismo que este verano se prohíba el uso de colchonetas hinchables, materiales de juego, pelotas, etc. "en cualquier instalación ya sea pública o privada, con el fin de evitar el riesgo de contagio a través de sus superficies". 

En el caso de que los menores que requieran el usode materiales de flotación (manguitos, 'churros', burbujas, flotadores, etc.), los socorristas indican que deberán estar "bajo la estricta y permanente supervisión y vigilancia del padre, madre o tutor legal siendo su responsabilidad velar por garantizar su seguridad en el medio acuático y terrestre. Debido al riesgo de contagio de estos materiales a través de sus superficies, se evitará el  intercambio y contacto entre las personas usuarias, manteniendo siempre la distancia social establecida en el agua".

Refuerzo de personal

Otra de las principales conclusiones de la RFESS para poder desarrollar sus labores de vigilancia con todas las garantías de seguridad este verano es que es necesario un refuerzo de personal para poder llevar a cabo las tareas que la pandemia ha añadido, tales como controlar que se cumplen las distancias interpersonales o la colaboración con los técnicos de mantenimiento de las piscinas, que este verano también verán incrementada su labor por la intensificación de la limpieza y cloración del agua

Para evitar el contagio por secreciones se recomiendan al menos dos metros de distancia interpersonal

"Es necesario que todas las entidades responsables de la seguridad en espacios acuáticos (instalaciones acuáticas y espacios acuáticos naturales), durante el período estival, doten de recursos humanos y materiales los servicios de salvamento y socorrismo tanto para la prestación, con todas las garantías, de

los servicios necesarios como para la protección individual de los y las socorristas que los llevan a cabo", reclama el informe.

Por último, y a modo de resumen, los profesionales del salvamento y socorrismo señalan que "la realización de actividades individuales es la más segura en entornos acuáticos para evitar contagios, accediendo a las zonas de baño sin detenerse, ni antes ni después, en las zonas colindantes a estos espacios y manteniendo, siempre que sea posible, una distancia interpersonal mínima de

dos metros, incluso en el medio acuático para evitar el contagio por secreciones".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento