Las multas que te pueden caer si te pillan conduciendo a tu pueblo o a una segunda residencia esta Semana Santa

Agentes de la Guardia Civil en un control en Almería.
Agentes de la Guardia Civil en un control en Almería.
Carlos Barba / EFE

En una imagen inusitada durante el estado de alarma por el coronavirus, este miércoles se han producido retenciones en las salidas de las principales ciudades españolas, a las puertas del jueves y viernes santos. 

Los atascos se han producido principalmente por los controles de Policía y Guardia Civil, que esta semana han reforzado la vigilancia en las carreteras pàra asegurarse que nadie se saltaba las restricciones para ir a su pueblo o a una segunda residencia.

Y hay quien lo ha intentado, pese a los reiterados llamados del Gobierno a permanecer en casa para evitar la expansión del virus. Y a aquellos que han sido cazados les esperan multas que pueden ir de los 100 a los 60.000 euros.

No son multas de tráfico

Lo primero que se aclara desde la DGT es que las multas que se aplican a quienes son pillados en la carretera saltándose las restricciones no son sanciones por tráfico. Son multas por desobediencia, porque van contra las restricciones ordenadas por el Gobierno en el decreto del estado de alarma, de 14 de marzo.

Ese decreto, con rango de ley, establece que solo se puede circular por las vías públicas en determinados casos, como ir a por alimentos o productos de primera necesidad, a centos sanitarios, al trabajo (si se labora en un servicio esencial) o por "causa de fuerza mayor o situación de necesidad". Ello incluye, en el caso de vehículos, pasar a la gasolinera a repostar.

Cualquier otra situación que contravenga estas órdenes es multada por la Guardia Civil usando no las normas de tráfico, sino la Ley de Seguridad Ciudadana, 

De acuerdo la Guardia Civil, Incumplir las restricciones acarrea multas a partir de 100 euros, que se elevan a entre 601 y 30.000 euros si la infracción es grave. Todo depende de las circunstancias en el que se produzca el quebrantamiento: cuántas personas van en el vehículo, en qué condiciones, si ponen en riesgo la seguridad o resisten a la autoridad.

Las multas se suman al interés de las poblaciones pequeñas de que no sean visitados por propietarios de segundas residencias o turistas, ya que ellos pueden llevar contagios desde las grandes ciudades. Se ha impuesto la vigilancia a esos inmuebles o revisiones en los súpers en busca del visitante indeseando.

 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento