Valoración de los líderes políticos: Sánchez despega en la precampaña e Iglesias no rentabiliza su vuelta

Pedro Sánchez, en la presentación de su programa electoral.
Pedro Sánchez, en la presentación de su programa electoral.
Eduardo Parra - Europa Press

El discurso de Pedro Sánchez cala en la precampaña. El presidente del Gobierno ha despegado en su popularidad entre el electorado, y obtiene el respaldo de un 41% de la ciudadanía, mejorando en cuatro puntos porcentuales su apoyo de hace un mes (37%). Ese mismo dato es el que avala a Albert Rivera, que se mantiene respecto al dato de febrero.

Es la principal conclusión que se extrae de la valoración de líderes en la encuesta de Metroscopia para Henneo correspondiente al mes de marzo. Los líderes del centro ideológico son, de nuevo, los que mejor calan entre el electorado. Esta tendencia se viene dando desde junio de 2018, cuando tanto Sánchez como Rivera mantenían un 43% de respaldo.

El tercero en discordia es Pablo Iglesias. El secretario general de Podemos adelanta a Pablo Casado respecto a febrero y cosecha la simpatía de un 28% de los votantes españoles, frente al 26% que valora positivamente al presidente del Partido Popular. Iglesias es, de hecho, el segundo candidato que más mejora: tres puntos porcentuales en el último mes.

El caso de Pablo Iglesias es especial. Marzo está marcado por su vuelta a la primera línea política tras la baja por paternidad. Ese regreso le ha servido para ganar apoyo como líder, pero no parece haberlo rentabilizado para reactivar el voto hacia su formación, Unidas Podemos.

La vuelta de Iglesias

Dos de cada tres futuros votantes de la coalición de izquierdas creen que el retorno a la palestra del líder tendrá un efecto positivo sobre su formación. Entre quienes piensan votar al PSOE lo afirma el 45%. En términos generales, un 36% de los electores ven positiva su vuelta, mientras que un 32% la ven negativa. Esa reaparición provoca especial indiferencia entre los potenciales votantes de Ciudadanos: un 25% la considera irrelevante.

El líder peor valorado es, con todo, el presidente de Vox, Santiago Abascal. Solo obtiene el respaldo de un 19% de los votantes –el mismo porcentaje que en febrero–, y su valoración se mantiene estable puesto que el pasado mes de diciembre (primer sondeo en el que se incluyó su calado en la ciudadanía) obtuvo un 20% de simpatía. Al contrario que Iglesias, su partido mejora la proyección a un ritmo mayor del que crece la suya como candidato a las elecciones.

Valoración de los líderes políticos.
Valoración de los líderes políticos.

¿Y entre los votantes de cada partido?

Albert Rivera es el líder que mejor valoración tiene entre los potenciales votantes de su partido. Un 92% de los electores de Ciudadanos aprueba su labor. También cuenta con la simpatía del 73% de votantes del Partido Popular y con la del 61% de votantes de Vox. Pedro Sánchez, por su parte, está bien visto por el 90% de sus electores y encuentra además el apoyo del 64% de los votantes de Unidas Podemos. En cambio, solo le aprueban el 14% de los electores de Cs.

No hay buenas noticias en este contexto para Pablo Iglesias: el 75% de votantes de Unidas Podemos aprueba el trabajo de su candidato, pero solo cuenta con el respaldo de un 42% de los potenciales electores del PSOE, su previsible socio.

En el PP, sus posibles votantes también respaldan por mayoría aplastante al líder: un 88% le apoya. Además, el presidente popular cuenta con la gracia del 55% de electores de Vox y del 31% de los de Ciudadanos. Santiago Abascal, por su parte, está bien valorado por el 89% de su caladero de votantes, mientras que solo le aprueban el 36% de votantes del Partido Popular y el 17% de la formación naranja. Entre los electores de izquierdas, asimismo, el presidente de Vox genera mayor rechazo que Casado.

El sondeo también pregunta por las preferencias para la presidencia del Gobierno, que coinciden, de hecho, con la valoración de los líderes. Sánchez es el favorito de un 31% de los electores, seguido de Albert Rivera, que está a diez puntos de distancia. Casado es preferido por el 13%, Iglesias por el 12% y Santiago Abascal solo por el 6%.

La situación económica, mala

En cuanto a la situación económica de España persiste el pesimismo. Un 63% de los ciudadanos la considera mala, cuatro puntos menos que en febrero, pero cinco más que a principio de año. Los menos optimistas son los electores de Unidos Podemos: el 78% de ellos cree que la marcha de la economía nacional es negativa. Frente a ellos se encuentran los votantes del PSOE, de los cuales poco más de la mitad es realmente pesimista (53%).

Llamativo es el dato en el caso de los electores del PP: un 58% apunta a una mala situación del sistema económico, solo cinco puntos más que en el caso de los socialistas, aún estando Sánchez en el Gobierno. El pesimismo también se instala entre los votantes de Ciudadanos y Vox. La economía marcha de forma negativa para un 62% y un 72% respectivamente.

Pesimismo por la situación política

El pesimismo es aplastante respecto a la situación política del país. Un 87% de la ciudadanía considera que es mala. En nueve meses esa negatividad se ha disparado once puntos, puesto que ese porcentaje en junio de 2018 era de un 76%. Los más negativos en este sentido son los votantes de Vox: un 97% califica de mala la deriva política. En el PSOE, la ven negativa un 76% de los electores.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento