Raúl Camargo y Sol Sánchez, este miércoles
Raúl Camargo y Sol Sánchez, este miércoles. IU MADRID

Las direcciones de IU y Anticapitalistas han lanzado el guante este miércoles a Podemos para tejer ya la confluencia con la que aspiran a presentarse de forma conjunta a las elecciones autonómicas de la Comunidad de Madrid. La candidata a la presidencia por la coalición de izquierdas Sol Sánchez y el diputado regional Raúl Camargo han escenificado su sintonía en una rueda de prensa en la capital y se han mostrado "convencidos" de que la formación morada, en pleno proceso para coronar previsiblemente como número uno a Isa Serra tras la marcha de Íñigo Errejón, se acabará sumando a su ticket.

La fórmula elegida para redoblar la presión y superar el bloqueo es la convocatoria de una asamblea abierta este próximo domingo en el centro cultural Eduardo Úrculo de Tetuán. Ahí, ambas formaciones quieren ya contar con todas las fuerzas para cerrar el nombre de la papeleta, un programa conjunto y, sobre todo, un calendario de primarias "proporcionales" para que las bases puedan decidir la composición de las listas. Incluido, y esto es fundamental, el nombre del aspirante a presidir el Ejecutivo regional. El tiempo juega en su contra: en poco más de 20 días, ha explicado Sánchez, se acabará el plazo legal para registrar las candidaturas al 26 de mayo. Por si fuera poco, los resultados del proceso interno de Podemos que enfrenta a Serra con media decena de militantes no se darán a conocer hasta el lunes y todas las partes tiene que refrendar cualquier pacto.

Tentativas desde "hace meses"

"Llevamos tratando de formar confluencias desde hace muchos meses", ha lamentado la también diputada en el Congreso, recordando el papel mediador que ha intentado asumir la federación madrileña del partido de Alberto Garzón, con cumbres y ultimátums frustrados. "La apuesta es siempre la misma: buscar la máxima fuerza, pluralidad y energía", ha reiterado. Descartada de esa comunión la integración de Más Madrid tras su rechazo a paralizar la Operación Chamartín (y, de paso, la de Equo, que ha firmado una alianza con el partido de Manuela Carmena) la única alternativa unitaria pasa por atraerse definitivamente a Podemos, sumido en un debate existencial. Para ello, además de la insistencia pública y los contactos privados, IU y Anticapitalistas han girado una invitación formal para hablar el domingo "de igual a igual".

"Estamos convencidos de que se van a sumar", ha afirmado Camargo. "Suponemos que el hecho de ser candidata no le ha hecho abandonar sus ideas", ha asegurado el parlamentario madrileño sobre Serra. Cabe recordar que ambos han compartido bancada esta legislatura y, durante años, militancia anticapi hasta que esta se desligó de esta familia -ahora, por cierto, emancipada como partido autónomo- ante la decisión de no competir contra Errejón en las primarias de hace un año. En una entrevista con 20MINUTOS, la propia Serra ha adelantado hoy su "voluntad" de que haya acuerdo.

El encuentro del domingo llevará el sobrenombre de Madrid en pie y seguirá la estela de Hacer Madrid, el foro que hasta ahora había intentado consolidar este espacio electoral. "Es un paso más en esa acumulación de fuerzas de quienes entendemos que queremos llegar más lejos. Solamente es un paso más. No es el último ni está cerrado", ha matizado Sánchez. Para Camargo, esta cita debe establecer propuestas "fuertes y no timoratas" que hagan frente "al poder y los poderosos" y al "centroizquierda" de Más Madrid. Así, ha defendido la expropiación de las viviendas vacías en posesión de entidades financieras, la creación de una banca madrileña, una "revolución ecosocial" y "feminista" y la garantía de una educación "cien por cien" pública.

El entendimiento de IU y Anticapitalistas se daba por hecho en el rompecabezas generado a la izquierda del PSOE desde hace días, tras el descuelgue definitivo de Más Madrid. Ambas siglas poseen un pasado común y, de hecho, negocian para presentar una alternativa a Carmena que recoja a los ediles incómodos con algunas decisiones de la regidora. Si ahora Podemos no se une a su entente en la Comunidad, la foto de hoy deja claro que habrá lista propia a la Asamblea. Sin embargo, la red de alianzas se antoja difícil de desenmarañar. Por citar el último pespunte de este entramado, Garzón y Pablo Iglesias lograron este lunes mantener vivo el acuerdo federal para concurrir de la mano, pese a que la consulta en IU reflejara una caída del entusiasmo por esa vía.

Consulta aquí más noticias de Madrid.