La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, y el diputado de Podemos, Íñigo Errejón, el pasado 2 de mayo.
La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, y el diputado de Podemos, Íñigo Errejón, el pasado 2 de mayo. EFE

Los inscritos en Podemos Comunidad de Madrid votan desde este miércoles y hasta el lunes 14 de mayo al candidato que encabezará la lista del partido morado a los comicios autonómicos de 2019, proceso donde el diputado y secretario de Cambio Político de la formación, Íñigo Errejón, parte como claro favorito.

Además del liderazgo de la candidatura, donde compiten Errejón y el independiente Emilio García Palacios, se votarán los primeros 25 nombres de la lista de 129 que Podemos debe presentar a las elecciones.

La polémica sobre el máster de Cristina Cifuentes aceleró un proceso marcado por el pacto entre los afines a Pablo Iglesias, con Ramón Espinar a la cabeza, y el errejonismo, acuerdo que se precipitó tras la difusión accidental por parte de Carolina Bescansa de un documento sin firma con un plan para desbancar a Iglesias de la Secretaría General de Podemos.

En la lista que lidera Errejón, Espinar, actual secretario general de Podemos en la Comunidad de Madrid, ocupa el puesto número tres, mientras que la número dos de la candidatura "Sí, Equipo Errejón" es Tania Sánchez. De los 25 puestos de la lista, 14 son afines a Errejón y 11 son pablistas.

Además, concurren dos listas independientes más con diez nombres cada una, pero no Anticapitalistas, que rechaza un proceso que considera "un reparto de sillas y cargos".

Por ello, tampoco concurre a las primarias la actual portavoz de Podemos en el Parlamento madrileño, Lorena Ruiz-Huerta, de Anticapitalistas y que aboga por construir una lista de confluencia autonómica similar a la de Ahora Madrid en el Ayuntamiento.

De hecho, está por ver si a la candidatura definitiva se incorporan, por un lado, miembros de Anticapitalistas, y, por otro, si Podemos cierra una fórmula de confluencia con Izquierda Unida y Equo.

En el proceso interno del partido morado, los inscritos en Podemos votarán de forma simultánea el liderazgo de la lista –donde se presentan candidaturas unipersonales– y la composición de la papeleta.

Las listas son abiertas y con voto preferencial, es decir que los votantes pueden desmarcar a los candidatos que no apoyen y también subir en la lista a sus favoritos, dado que la puntuación que se da a cada candidato decrece según el puesto que ocupen.

El censo, que se cerró el pasado 14 de abril, está compuesto por un total de 91.980 inscritos, de los que 38.489 han iniciado sesión en el portal de participación del partido al menos una vez en el último año, con lo que tienen la condición de inscritos activos y representan de forma más fiel el verdadero censo del partido en la Comunidad.