El Partido Popular, que cuenta con la mayoría absoluta en el Senado, convocó esta mañana a Pedro Sánchez en el pleno para que explicase su reunión con el presidente de la Generalitat, Quim Torra.

Ignacio Cosidó, el portavoz del grupo popular en la Cámara, eligió la fecha pese a saber que Sánchez estaría asistiendo al Foro Económico de Davos, por lo que le resultaba imposible participar en la convocatoria. Los socialistas, que no ofrecieron una fecha alternativa para reubicar la reunión, han aband0nado el Senado cuando Cosidó tomaba la palabra. Junto a ellos, y sin estar previsto, han abandonado la sala los senadores de PDECat y Bildu y los de ERC no llegaron a entrar.

El portavoz de los populares protestaba por la negativa de Sánchez a explicar en la Cámara el contenido del documento que Torra presentó al Ejecutivo para iniciar las negociaciones pertinentes entre el Gobierno central y el Govern catalán.

"Obedece a intereses personales"

Ander Gil, portavoz del grupo socialista, ha asegurado que el pleno "obedece a los intereses personales" de Cosidó, al que ve "en plena huida hacia adelante para mantenerse en el puesto, a pesar de los escándalos en los que está involucrado: la ‘Operación Kitchen’ y el espionaje de la llamada ‘policía política’ del PP".

Del mismo modo, Josep Lluís Cleries, portavoz de PDECat, ha denunciado que "el Senado está sometido a los caprichos del señor Cosidó", momentos antes de recomendar al opositor que dimita de sus cargos por las continuas sospechas sobre él.

El PP ha decidido mantener su iniciativa y celebrar una reunión compuesta por la intervención de los partavoces parlamentarios por un periodo de diez minutos. Por su parte, el portavoz de la Mesa del Senado, Pedro Sanz, ha reprendido al Ejecutivo por no proponer una fecha diferente y por no contar con la presencia de José Antonio Montilla, el secretario de Relaciones con las Cortes.