La polémica campaña de Moschino
Moschino lanza una campaña en la que quiere criticar las políticas migratorias de Donald Trump. MOSCHINO

Alien Nation, la última campaña de moda de la firma Moschino, ha despertado todo tipo de reacciones en las redes sociales. En ella, las modelos lucen trajes de falda y chaqueta con un estilo pulido que recuerda a Jackie Kennedy. Caras, manos y brazos iban pintados en tonos opacos como si fueran criaturas de otro mundo, pero sin perder esa estética retro y tecnicolor.

En Estados Unidos la expresión ilegal alien (extranjero ilegal) sirve para referirse de manera despectiva a los inmigrantes indocumentados. Apelando al doble sentido del término 'alien',  Jeremy Scott, director creativo de la marca, ha querido mostrar su repulsa hacia las políticias de inmigración del presidente Donald Trump.

Las it girls Gigi Hadid y Kaia Gerber, hija de Cindy Crawford, protagonizan la campaña y en sus cuentas de Instagram subieron unos selfies en las que aparecen con las caras pintadas de azul y naranja.

A través de las redes sociales de Moschino, Scott pregunta: "¿Qué es un alien?", seguido de una foto de Gigi vestida totalmente de azul. "Lo único ilegal de esta alienígena es lo bien que luce", añade.

Y Scott... responde

La reacción no se hizo esperar y bastantes usuarios se sintieron ofendidos por la campaña, considerando que Scott estaba tratando "el tema de la inmigración a la ligera".

También le acusaron de aprovecharse de los problemas de los inmigrantes "con fines lucrativos, sin realmente hacer algo para ayudar a las personas a las que les afecta". Le piden incluso que "por favor reconsidere lo que ha escrito", mientras que en otro comentario se lee que su pie de foto "no es bonito".

El director artístico de Moschino ha respondido a sus detractores y defiende la connotación política que hay detrás de su campaña: "Mi intención es atraer la atención hacia la dura postura que tiene la administración de EE UU en contra de los inmigrantes ilegales", explica Scott.

take me to your leader

Una publicación compartida de Kaia (@kaiagerber) el26 Jun, 2018 a las 10:04 PDT

"Pinté a las modelos de mi desfile y en la campaña como una manera de abrir la discusión acerca de qué es realmente es un extranjero. ¿Son naranjas, son azules, amarillos, verdes? ¿Realmente importa? Son nuestros amigos, compañeros de trabajo, nuestros vecinos, parientes, personas a las que amamos", añade el diseñador.