La primera dama de EE UU, Melania Trump, eligió este jueves para el comienzo de su visita a la frontera con México una gabardina con un mensaje que inundó las redes sociales de expresiones de asombro y especulaciones sobre si quiso enviar un mensaje sobre su interés en las familias de inmigrantes.

"Realmente no me importa, ¿y a ti?", rezaba la frase impresa en mayúsculas blancas, en inglés, sobre la gabardina caqui que Melania llevaba cuando embarcó en su avión a las afueras de Washington para dirigirse a Texas, según captó uno de los fotógrafos presentes.

La primera dama ya no llevaba la gabardina cuando desembarcó unas horas más tarde en McAllen (Texas) para visitar uno de los centros de detención para menores inmigrantes y otras instalaciones gestionadas por la Patrulla Fronteriza en esa localidad, informa Efe.

La chaqueta era de la marca española Zara y se vendía por 39 dólares, según informa el diario The Guardian. El bajo precio de la prenda, comparado con el de la ropa que suele vestir la esposa del presidente en sus viajes oficiales, también llamó la atención. El abrigo que vistió en la última cumbre del G7, por ejemplo, está valorado en 51.000 dólares.

La portavoz de la primera dama, Stephanie Grisham, confirmó la autenticidad de la fotografía al ser preguntada al respecto por los periodistas. "Es una chaqueta. No había ningún mensaje oculto. Después de la importante visita a Texas de hoy, espero que los medios no vayan a elegir centrarse en su vestuario [como hicieron el año pasado con sus tacones altos]", afirmó Grisham.

Interpretaciones

Las expresiones de sorpresa e incredulidad se multiplicaron en la red social Twitter al difundirse la fotografía, con un usuario declarándose "sin palabras" y otro aventurando que el mensaje iba dirigido a apaciguar a la base de votantes del presidente estadounidense, Donald Trump. "Vaya chaqueta ha llevado a la frontera... Y ahora estamos hablando sobre Melania, no sobre los niños", lamentó Michele Martindill, una usuaria de Nuevo México, en un tuit.

Otros, sin embargo, entendieron que el mensaje podría tener el sentido opuesto, e ir dirigido a quienes apoyaron la política de "tolerancia cero" del presidente y las separaciones de las familias inmigrantes, algo que Melania ha rechazado con claridad en estos últimos días.

De hecho, la primera dama estuvo trabajando para tratar de convencer a su marido de que pusiese fin a la separación de niños inmigrantes de sus padres en la frontera con México, según informaron fuentes oficiales de la Casa Blanca. Tras el aluvión de críticas recibidas, Donald Trump firmó este miércoles un decreto por el cual, en lugar de ser separados de sus padres al cruzar la frontera, como venía ocurriendo desde abril, a partir de ahora los niños indocumentados serán retenidos indefinidamente junto a sus familiares en centros de detención de inmigrantes.

El propio Trump se sumó este jueves por la tarde al debate sobre la chaqueta de su esposa, con un tuit en el que, pese a las explicaciones dadas por la portavoz de Melania, afirmó que "'REALMENTE NO ME IMPORTA, Y A TI?', escrito en la espalda de la chaqueta de Melania se refiere a los Medios de Noticias Falsas. ¡Melania ha aprendido cómo son de deshonestos y ya no le importa!", escribió el presidente.