Pedro Sánchez
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, en su escaño durante la sesión de la tarde de la segunda jornada del debate de su investidura que se celebra en el Congreso de los Diputados. EFE

El primer intento de investidura del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha obtenido los votos a favor de 130 diputados (los socialistas y los de Ciudadanos), por lo que no ha conseguido sumar a su propuesta los 176 necesarios para ser nombrado presidente.

Sánchez volverá a buscar el apoyo de la izquierda el viernes

Partido Popular (123 escaños), Podemos (65), Izquierda Unida-Unidad Popular (2), Compromís (4), PNV (6), EH (2), DiL (8) y ERC (9), han votado en contra de Sánchez, mientras que Coalición Canaria (1) se ha abstenido.

Así el cómputo final de la votación ha sido 130 votos a favor, 219 en contra y una abstención.

Al no alcanzarse la mayoría absoluta, la propuesta de Sánchez volverá a someterse a votación en 48 horas, es decir, este viernes.

A diferencia de esta primer sesión de investidura, en el segundo intento el candidato socialista necesitará una mayoría simple (más síes que noes). Sánchez dispondrá antes de esa nueva votación de 10 minutos de intervención y los grupos parlamentarios de otros 5 para exponer su posición.

Un debate "vivo, intenso, que ha merecido la pena"

El presidente del Congreso, Patxi López, ha dado esta tarde las gracias a los diputados por haber hecho "fácil" su labor en este debate de investidura, que ha calificado de "intenso y vivo" y que se ha celebrado, ha dicho, "bajo el principio del parlamentarismo".

Y el parlamentarismo es "el predominio de la palabra, de la educación, del respeto y del intercambio", ha subrayado López al finalizar el debate de investidura y antes de que comenzase la votación, por llamamiento uno a uno, de los 350 diputados.

Ha admitido López que ya hay quien está calificando este debate de "bronco" y con "salidas de tono" de algunos que, ha apuntado, "se han tenido que emplear a fondo".

Pero frente a eso ha puesto en valor por un lado que se hayan respetado muy bien los tiempos y por otro, y el más importante, que el debate haya respondido al principio del parlamentarismo.

"Aunque no sea habitual" y "aunque algunos quieran grapar en el reglamento" sus intervenciones -en alusión a una ironía que se ha hecho desde el PP en protesta por algunas de sus decisiones- Patxi López ha querido, como "novato en estas lides", dar las gracias a los diputados.

"Gracias por haber hecho posible este debate y por haber hecho fácil la labor de ordenación de este debate a la Presidencia", ha subrayado.