Esta espectacular estación fue inaugurada en 1928 por el rey Alfonso XIII. Rápidamente se convirtió en la conexión ferroviaria clave entre Francia y España. Asimismo, en la Segunda Guerra Mundial fue refugio de los judíos que huían Holocausto. Sin embargo, tras sus años de esplendor cayó en el abandono en 1970. En 2002 fue catalogada como Bien de Interés Cultural y a finales de este año se convertirá en un hotel de lujo gestionado por Royal Hideaway Luxury Hotels & Resorts.
La estación de tren de Canfranc, inaugurada por el rey Alfonso XIII en 1928, tiene una historia fascinante, especialmente durante la Segunda Guerra Mundial. Hoy es un espectacular hotel enclavado entre escarpadas montañas de los Pirineos aragoneses.

Página 1 de 5