La pandemia nos va a dar una bofetada a todos

VÍCTOR PÉREZOPINIÓN
Un hostelero echa la persiana de su establecimiento
Un hostelero echa la persiana de su establecimiento.
María José López

El suicidio es una conducta horrorosa por la que mueren en España 3.500 personas cada año, es la primera causa externa de muerte y por cada muerte por género mueren 70 por suicidio. Es una conducta que es compleja, no tiene un factor único, aunque la mayoría de las veces es una combinación entre la vulnerabilidad del enfermo, la enfermedad mental, acontecimientos vitales estresantes o la soledad. 

En estos momentos tenemos una situación de crisis sanitaria, que nos va a dar una bofetada a todos y a la que nos está costando muchísimo adaptarnos porque implica un estrés que no todo el mundo va a poder aguantar, por desgracia. En situaciones así, de estrés crónico, lo que más aumenta son lo que denominamos como ‘los cuatro jinetes’ de las crisis: la ansiedad, la depresión, el consumo de alcohol y tóxicos, y el suicidio. 

Hay muchas predicciones de la OMS y especialistas que dicen que el suicidio aumentará en los próximos meses, sobre todo en las poblaciones vulnerables, en esas personas que tienen menos habilidades para manejar el estrés (enfermos mentales, personas que viven solas, mayores…). También se incrementará el suicidio relacionado con la crisis económica: las tasas de paro van a crecer y, sobre todo, a diferencia de otras crisis en las cuales la gente que se quedaba en paro más o menos lo preveía, en esta la gente no lo prevé. 

Es decir, la crisis de 2008 fue un proceso largo, un proceso en el que la población más o menos sabía que había personas que se iban a quedar en el paro. Y, a diferencia de otros países, en España no se vio un aumento de suicidios relacionado con las tasas de paro

La explicación de los expertos es que la población ya asumía que hay zonas de España donde el paro es una cosa endémica y que aumentara un poco no iba a ser un problema. Pero claro, ahora va a afectar a gente que no lo tenía previsto. Por ejemplo, ni en las peores pesadillas pensaban que el turismo se iba a parar. Eso es lo que induce a la enfermedad mental muchas veces: las expectativas.

Durante muchos años, los psiquiatras nos dedicamos a evaluar el nivel de estrés de diferentes acontecimientos vitales e hicimos un ranking. Lo que más te estresa es perder a la pareja, a un hijo, pedir una hipoteca...pero lo que se vio es que el peso del estrés no es lo importante, lo importante es cómo la persona percibe el estrés. Y ahí las expectativas son la clave. Y una de las intervenciones preventivas del suicidio generales, pero más eficaces en Atención Primaria, es dar a los jóvenes habilidades para el manejo de las emociones y el manejo del estrés que puedan vivir.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento