Sánchez confía en que la inflación comience a descender en septiembre y en terminar la legislatura con la coalición de Gobierno

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, este domingo.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, este domingo.
EFE / EPA / GEORGI LICOVSKI
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, este domingo.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha mostrado consciente de la situación económica derivada por la elevada inflación, y aunque ha augurado que agosto seguirá la tendencia alcista de julio, confía que en septiembre se inicie el descenso.

Así se ha expresado el líder del Ejecutivo en una conversación informal con periodistas en Mostar (Bosnia-Herzegovina), en la que ha analizado la situación derivada por la pandemia y la guerra en Ucrania, la subida de la inflación, y las aspiraciones del Gobierno de coalición hasta el final de la legislatura.

Como hiciera públicamente en la rueda de prensa de balance que ofreció el viernes en La Moncloa, Sánchez ha reconocido que el dato de julio de 10,8% de inflación es un "dato malo", pero se ha mostrado confiado en que después de septiembre baje y se produzca la "curva de la inflación". En agosto, explicó, aún se mantendrá por el sector servicios y el turismo en esta época estival.

Ha apuntado también a la situación energética como uno de los factores del alza de los precios y ha asegurado que la inflación en Europa era más fácil de controlar que la de EE UU. Aunque ha señalado que Europa está importando inflación desde EE UU por la diferencia euro/dólar y de ahí las medidas respecto a la política monetaria.

En este sentido, el presidente ve "oportunidades" a las dos propuestas que defenderá en Bruselas sobre el mercado eléctrico y la compra de emisiones de CO2 aunque reconoce que en la UE hay mucha gente que defiende el status quo y le cuestan los cambios.

Pero, ha trasladado, este invierno se desarrollará en un panorama distinto al próximo dónde la UE ya será muy autosuficiente. En este contexto, defiende la unidad que continúa imperante en la UE en la toma de medidas contra Rusia por la guerra y ha señalado que Vladímir Putin es conocedor de que el poder que tiene con los cortes de suministro de gas será menos potente en el próximo invierno.

Por otra parte, dentro de la clave económica pero a nivel nacional, el presidente se ha mostrado seguro de que los Presupuestos Generales del Estado saldrán adelante con el apoyo parlamentario de sus tradicionales socios en Cortes.

El Gobierno de coalición, unido hasta el final

El presidente del Gobierno además ha confirmado su confianza en que la coalición del Gobierno que integran el PSOE y Unidas Podemos llegará unida hasta el final de la legislatura, a pesar del "ruido", y ha defendido que "desde punto de vista progresista, que se entiendan distintas izquierdas es bueno".

La prioridad no es llegar juntos porque sí, sostienen desde el Ejecutivo, sino porque el Gobierno tiene la "importante tarea" de ser un gobierno "fuerte y con mayoría parlamentaria para abordar la respuesta justa a los acontecimientos".

Recuerdan que se han sacado adelante 150 proyectos legislativos, dos presupuestos consecutivos "en tiempo y forma", reformas "muy profundas y de mucho calado" como la de pensiones, la reforma laboral o la reforma educativa, entre otras.

En este sentido, desde La Moncloa ahondan en que "lo importante es para qué y para quién gobierna este Gobierno" y el de Sánchez lo hace para "proteger a las clases medias trabajadoras y para transformar España, para que España avance para las mayorías".

Así las cosas, el jefe del Ejecutivo ha defendido el trabajo "bastante positivo" de Unidas Podemos porque han empatizado con el trabajo del Gobierno en las "circunstancias extremas" que les ha tocado gestionar.

Respecto al proyecto que aspira a liderar Yolanda Díaz, Sánchez ha dicho que "no me cabe duda" de que la plataforma que impulsada por su vicepresidenta segunda llegará a las elecciones generales, que, ha insistido, serán en diciembre de 2023.

Por otro lado, ha evitado entrar a comentar las dinámicas internas de su socio de coalición, que enmarca en el equilibrio interno y las cuotas de poder ante la iniciativa impulsada por Díaz.

El también líder del PSOE ha defendido la "estabilidad" que proyecta llevar a término en la legislatura, y ha apostado por recuperar la "normalidad" de mandatos de cuatro años tras los episodios pasados de repeticiones de elecciones y la moción de censura que él mismo presentó. Es decir, considera que se daría por resuelta la crisis gobernabilidad que se abrió en 2015 cuando tras las elecciones generales de diciembre se inició el periodo que ha llevado a cuatro convocatorias con las urnas.

Fin de legislatura

Como afirma cada vez que se le pregunta públicamente, Sánchez ha confirmado que su objetivo es llegar al final de la legislatura. En La Moncloa ven "muy fuerte" al presidente y con la disposición de "trabajar duro" para "dar la vuelta las encuestas" que ahora sitúan al Partido Popular de Alberto Núñez Feijóo como primera fuerza política.

Respecto a la fecha de las elecciones, igual que en la rueda de prensa de balance del viernes en La Moncloa, Sánchez despejó la posibilidad de celebrar los comicios en enero de 2024.

Esa fecha parte de los análisis derivados de los cálculos para la celebración de elecciones en aplicación de las leyes y del hecho de que la princesa de Asturias cumple 18 años y debe producirse su acatamiento de la Constitución como heredera de la Jefatura de Estado.

En el Gobierno manejan informes que indican que ese acto no debe hacerse necesariamente el día 31 de octubre, cuando alcanza su mayoría, sino a lo largo de ese año. Así como, sobre la idea de que no podía hacerse por la disolución de Cortes que implicaría la convocatoria de unas elecciones, los informes recuerdan que la Diputación Permanente del Congreso tiene los mismos poderes que el Pleno en su conjunto.

20minutos.es líder en los diarios más leídos en internet. Consulta las últimas noticias en el diario gratuito de referencia en España.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento