El Mushing, un deporte basado en la confianza con tu perro que se puede practicar en tierra: "Te conviertes en parte de la manada"

Un deportista haciendo Mushing en la categoría de bicicleta en tierra.
Un deportista haciendo Mushing en la categoría de bicicleta en tierra.
JAVIER MARI / COMITÉ MUSHING ESPAÑA

Todos alguna vez hemos visto a la típica manada de huskies siberianos tirando de un trineo en la nieve, ya sea en películas, porque hemos viajado a países nórdicos o porque simplemente somos unos apasionados de los animales. Pero, ¿sabías que esa acción es un deporte canino? Se llama Mushing, y es popularmente conocido por una de sus variedades, el Canicross, que se ha puesto de moda en Europa en los últimos diez años.

El Mushing es una especialidad deportiva que consiste en ir tirado por un perro o varios, ya sea en un vehículo con ruedas (nunca motorizado) o, en el caso de la nieve, trineos o skies. A día de hoy, de todas las variantes de este deporte, la que más se practica de forma popular es el Canicross, donde una persona corre con su perro delante.

"En España hay dos variedades, de tierra y de nieve; y se practica en tres distancias, sprint (circuitos cortos), media distancia y larga distancia (cientos de kilómetros). La variedad de Mushing de sprint de tierra es la más accesible al público general, ya que consiste en correr atado a tu perro solo o con una bicicleta)", explica Mónica Pacheco, jefa del Comité de Mushing España.

La 'fiebre del oro' y Balto, los orígenes de este deporte

El Mushing nació en Norteamérica cuando la gente empezó a utilizar perros para el transporte y con la famosa 'fiebre del oro' que llegó a todo el continente. Sin embargo, la labor de estos perros se hizo muy popular a raíz de la pandemia de difteria que arrolló América a finales del siglo XX, donde por culpa de la nieve las vacunas sólo llegaban a las grandes ciudades. Varios mushers se ofrecieron voluntarios para el traslado de las mismas y "de ahí viene la historia del perro Balto, el famoso perro de trineo que lideró a su equipo en el último tramo de la Carrera del suero a Nome", añade Pacheco.

"A raíz de aquello empezó a arraigarse este deporte en la nieve, en memoria a aquellos héroes. De hecho, la carrera Iditarod Trail Sled Dog Race de Alaska era tan conocida mundialmente que Félix Rodríguez de la Fuente fue a filmarla con su equipo de El hombre y la tierra, donde perdió la vida al estrellarse su avioneta durante uno de los traslados", cuenta la jefa del Comité de Mushing España.

Fue en 2003 cuando Italia realizó el primer campeonato de Mushing en tierra y, desde entonces, se han empezado a hacer muchos campeonatos, ya no solo en nieve. "A nivel nacional, el Mushing se puede practicar en competiciones populares o en las oficiales (reguladas por la Federación de Deportes de Invierno)", explica Pacheco.

"Tenemos competiciones a nivel autonómico y a nivel nacional. En tierra existe la Copa de España, que dura varios meses y el Campeonato de España, que se celebra en un fin de semana; y en nieve tenemos el Campeonato de España de Nieve, que se suele celebrar en la estación de esquí de Baqueira Beret (Llerida)", detalla la también musher. "Por otro lado, a nivel internacional, España participa en los campeonatos europeos y en los mundiales".

Las disciplinas y qué perros pueden participar en ellas

El Mushing es un deporte que engloba muchas disciplinas, por lo que practicarlo ofrece una amplia gama de oportunidades. "En tierra está el sprint, que incluye Canicross (una persona junto a su perro), Bikejoring (una persona en bicicleta con su perro), modalidad de patín (donde uno o dos perros tiran de un patín especial para este deporte) y las variedades de carro (dependiendo del número de perros que tiran del carro)", explica Pacheco.

En nieve, cambiaríamos la modalidad de patín por la de Skijoring (un perro tirando de un esquiador de fondo) y el carro lo sustituiríamos por un trineo. "Estas son las disciplinas tanto a nivel nacional como internacional", añade la jefa del Comité de Mushing de España.

Pero, ¿puedo practicar cualquier modalidad con cualquier perro? "El reglamento no cierra o prohíbe la participación de ningún perro, pero no se recomienda, por ejemplo, realizar este ejercicio con razas braquicéfalas, por los problemas respiratorios que suelen sufrir", responde Pacheco.

"El reglamento no cierra o prohíbe la participación de ningún perro, pero no se recomiendan las razas braquicéfalas"

"Si hablamos de alta competición, hay dos tipos: la categoría de nórdicos, donde participan perros con pedigrí de razas como los Huskies siberianos o Malamutes; y luego las categorías de perros abierta, donde participa el resto de perros, mestizos o no", explica la experta.

La raza no es importante en este deporte, lo importante es hacerlo de manera segura, por eso es recomendable que, tanto perros como dueños, realicen los pertinentes entrenamientos y controles sanitarios. "Es recomendable federarse, por si tienes algún accidente como un tropiezo o caída", comenta Pacheco, quién asegura que el Mushing no es un deporte peligroso.

Un ejercicio divertido y positivo si se realiza con seguridad

"A nivel de usuario, el Mushing es un deporte que aporta beneficios tanto al perro como al musher o guía. Ambos practican una actividad saludable y una actividad física necesaria para mantenerse en forma, sobre todo en perros activos", explica la jefa del Comité. "Incita a que la mente esté trabajando y se crea un vínculo muy especial entre el perro y el guía. Se juntan naturaleza, esencia animal y humana para formar un equipo".

Pacheco incide en el hecho de que "el perro corre porque crea una manada de caza". "Es un hecho ancestral de supervivencia y, al final, el perro confía en ti y te considera uno más de su manada", añade. Sin embargo, también reconoce que es algo que se debe de hacer con "el equipamiento adecuado" y siguiendo las normas de seguridad para evitar accidentes.

"Para practicarlo de forma segura hay que mirar la equipamiento del perro y del deportista según la disciplina, llevar los arneses y cinturones recomendados, que la línea de tiro sea elástica, que las uniones se realicen adecuadamente, etc.", explica. "El perro, por ejemplo, no debe correr si ya tiene diez años; y no se debe realizar con más de 12 grados, por eso la temporada deportiva empieza en Otoño y termina en Marzo o Abril, dependiendo del calor".

Por último, Pacheco recomienda a aquellos que quieran introducirse en el mundo del Mushing, acudir al club deportivo más cercano y así conocer gente que ya está dentro de este deporte y que te pueda orientar. "Para iniciarse, es más fácil conocer gente que ya practica este deporte, sobre todo para el perro, quién se fijará en otros para aprender", detalla.

"Nuestro deporte está muy bien regulado en cuanto a bienestar animal, tenemos la figura del veterinario técnico, la máxima autoridad en cuanto a la salud de los perros y, en las competiciones siempre hay un equipo veterinario para los reconocimientos previos y las incidencias que puedan surgir durante la competición. Su bienestar y seguridad es lo primero", concluye la jefa del Comité.

 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento