Así es el Agility, un "baile con tu perro" con el que, además de los músculos, refuerzas el vínculo con tu mascota

Galatea realizando un slalom durante un circuito de Agility.
Galatea realizando un slalom durante un circuito de Agility.
PABLO ALONSO / CEDIDA

Algunos lo consideran una actividad de ocio y otros lo defienden a nivel competitivo pero lo que está claro es que el Agility es un deporte que ha ido creciendo cada vez más desde su creación en los años setenta de la mano del que entonces llamaríamos adiestrador canino, Peter Meanwell, quien realizó una presentación durante el show canino Crufts (Inglaterra, 1977) para entretener a los visitantes. La aceptación del público fue tal y fueron tantos los seguidores de esta disciplina en aquellos años, que tan solo un poco después (en 1980) el Kennel Club británico reconoció el Agility como deporte canino.

Pero, ¿qué es lo que hay que hacer en este deporte? "Es una actividad deportiva que consiste en un circuito con obstáculos, similares a los de la hípica en los caballos, aunque yo diría que más refinados, ya que están pensados para perros", explica Ana Barbé, fundadora del Club Agility de Pinto. "Fundamentalmente, los obstáculos que te puedes encontrar en los circuitos son saltos, túneles, las llamadas zonas de contacto (empalizadas, pasarelas y balancín), muros, ruedas, el salto de longitud...", enumera.

No es apto para todos los perros

Aunque en una primera instancia podríamos pensar que este deporte es un método perfecto para que nuestros peludos mantengan la línea, al igual que pasa con las personas, no todos pueden realizar este tipo de actividad. "En un nivel muy básico casi cualquier perro puede valer para el Agility, pero no deja de ser un deporte, por lo que razas que pesen mucho o braquicéfalas, por ejemplo, quedan inhabilitadas para ello", comenta Barbé, quién asegura que en casos aís puede ser peligroso para los animales y dañino para su salud.

"Igualmente, a nivel usuario lo que se busca es que el perro y el dueño tengan un momento de ejercicio juntos de calidad y entendimiento, muchos de los que nos dedicamos a esto lo llamamos 'bailar con el perro', porque al final tú, como guía, también tienes que moverte con él, girar, correr, es como una danza y, si se hacer bien, es muy bonita. Además, con el Agility el perro cubre sus necesidades físicas y de estimulación mental, por lo que es un ejercicio muy completo para el animal", explica la también educadora canina.

Cuando vamos a una exhibición de Agility y vemos la perfección y la obediencia de los perros hacia sus dueños, probablemente nos preguntemos cuánto tiempo lleva que nuestros peludos hagan un ejercicio tan completo de una forma tan correcta. La respuesta de Ana sorprende: "Muy poco. Nuestro lema de enseñanza se basa en la comprensión del ejercicio por parte del perro, tiene que entender qué es lo que está haciendo. Para ello, le facilitaremos las herramientas necesarias, educando siempre en positivo y nunca excediéndonos en los tiempos de entrenamiento".

A nivel de competición

Como si de fútbol se tratase, el Agility cuenta con sus propias ligas y sus propias competiciones, a nivel autonómico, nacional e internacional. "La liga más importante y exigente en nuestro país es la de la Real Sociedad Canina de España (RSCE), a la que puedes llegar a través de cualquier competición a nivel autonómico", explica Barbé. 

Ana Barbé en una prueba de Agility

"Para competir tienes que ir ganando puntos y superando grados, donde el primero sería un nivel principiante, el segundo te permite ir al campeonato de España y, el tercero, en el que estoy yo, ya te capacita para ir a las selectivas para el campeonato del mundo y el europeo. Por supuesto, en cada grado la dificultad aumenta, siendo más difíciles los circuitos, más exigentes a la hora de realizar un recorrido limpio y donde los tiempos serán menores", detalla.

La fundadora del Club Agility de Pinto cuenta que "en las competiciones hay una pista de Agility (con todos los ejercicios al completo) y otra de Jumping, donde se eliminan las zonas de contacto que hemos mencionado antes". "Además, en todas las pistas y en todos los grados. se incluye el Slalom, la prueba más complicada, que consiste en 12 palos en vertical que el perro tiene que atravesar haciendo zig-zag".

"En competitivo, las pistas son secretas y, al principio, te dan siete minutos para que las memorices (sin el perro) y puedas establecer tu estrategia. Para ganar, el perro tendrá que superar todos los obstáculos de manera limpia, es decir, sin tirar nada y respetando el orden que ha marcado previamente el juez, y, por supuesto, en el menor tiempo posible", detalla Barbé.

Desde el Club Agility de Pinto, con motivo de todo lo que está ocurriendo en Ucrania a raíz del conflicto con Rusia, "se va a celebrar próximamente una Tunel Cup, una competición para recaudar dinero y donarlo para la ayuda de todos los perros que están teniendo problemas ahora mismo en Ucrania", concluye Ana, invitando a todo el que tenga interés en presenciar este deporte y ayudar al mismo tiempo.

Evento de Agility con fines benéficos
Evento de Agility con fines benéficos
CEDIDA
Mostrar comentarios

Códigos Descuento