La efectividad de la vacuna de Pfizer para niños baja al 12% frente a la infección en un mes y al 48% frente al ingreso

Una enfermera administra la vacuna de Pfizer a una niña en Igualada (Barcelona), este miércoles.
Una enfermera administra la vacuna de Pfizer a una niña en Igualada (Barcelona).
ACN

Un grupo de investigadores del Departamento de Salud del estado de Nueva York, en EE UU, ha realizado un estudio cuyos resultados preliminares (pendientes de ser revisados por pares) muestran que la efectividad de la vacuna pediátrica de Pfizer para niños y niñas de 5 a 11 años desciende del 68% al 12% frente a la infección por SARS-CoV-2, el coronavirus causante de la covid-19 en un mes.

El estudio, publicado el 28 de febrero en el repositorio MedRxiv, se elaboró entre el 13 de diciembre de 2021 y el 30 de enero de 2022, es decir, durante la ola causada por la variante ómicron. En este trabajo se analizó el nivel de protección de 852.384 adolescentes de 12 a 17 años con la pauta completa de vacunación (dos dosis de 30 microgramos) y 365.502 niños y niñas de 5 a 11 años también con las dos dosis (esta vez de 10 microgramos, un tercio de la dosis para adolescentes y adultos).

La efectividad vacunal frente a la infección descendió, según los autores neoyorquinos, del 66% al 51% durante el mencionado periodo para los adolescentes de 12 a 17 años y del 86% al 12% para los menores de 5 a 11 años.

Sin embargo, la efectividad frente a la hospitalización por una covid grave aguantó: pasó del 85% al 73% entre los adolescentes y del 100% al 48% para los niños. Cabe recordar que las vacunas actuales de Pfizer y BioNTech fueron desarrolladas para evitar los casos graves y los fallecimientos por covid. 

Los investigadores observaron que, entre los menores completamente vacunados entre el 13 de diciembre de 2021 y el 2 de enero de este año 2022, la efectividad vacunal frente a la infección a las dos semanas después de recibir la segunda dosis era del 76% para los adolescentes, pero a los 28-34 días esta descendía al 56%. Esta reducción de la efectividad frente al contagio se observó aún mayor entre los niños, en quienes pasó del 65% al 12% a los 28-34 días.

Los investigadores sugieren que estos resultados obtenidos durante la oleada ómicron destacan la necesidad de desarrollar pautas vacunales alternativas para los niños, que reciben una tercera parte que los adolescentes y adultos. Los científicos neoyorquinos subrayan la "importancia continuada de medidas de protección como el uso de las mascarillas para prevenir las infecciones y la transmisión". 

Este estudio se conoce cuando los pediatras y epidemiólogos, así como algunas Comunidades Autónomas, apremian a las autoridades sanitarias a retirar las mascarillas en las aulas a modo de prueba para estudiar el efecto de esta relajación de las medidas contra el covid y evaluar su posterior retirada en la población general.

Estos resultados, además, contrastan con los hallados por otra investigación llevada a cabo en Israel que supuestamente demostró que las tasas de infección se reducen a la mitad entre los niños y niñas vacunados.

El profesor de Salud Pública en la Universidad de Sheffield (Reino Unido) Andrew Lee se ha hecho eco de este trabajo estadounidense en Twitter, donde ha reconocido que  bajada al 12% de efectividad vacunal frente al contagio "puede ser alarmante", pero ha destacado que "debemos tener claro de qué estamos hablando: debemos distinguir entre la 'protección [de la vacuna] frente a la infección' y la 'protección frente a la enfermedad grave y muerte'. Esta última es un importante resultado de salud pública también para los programas de vacunas".

El experto recuerda que la covid es mayoritariamente leve entre los menores de 12 años e insta a "poner los riesgos en contexto", si bien cita que estos "nunca son cero" y pide "no descartar ni disminuir" los riesgos que para unos pocos supone la covid, para quienes esta enfermedad puede tener consecuencias significativas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento