"Se me fue un poco la olla": arranca el juicio contra el acusado de matar a cuchilladas a su exmujer y su exsuegra

Comienza el juicio al hombre acusado de matar a su exmujer y a su exsuegra en Vitoria en 2018
Comienza el juicio al hombre acusado de matar a su exmujer y a su exsuegra en Vitoria en 2018
EFE

El acusado de asesinar a puñaladas a su exmujer y su exsuegra en Vitoria en 2018 ha argumentado que el día de los hechos discutió con ambas, que se le "fue un poco olla", sacó el cuchillo y "pasó lo que no tenía que pasar". 

Este lunes ha arrancado en la Audiencia Provincial de Álava el juicio contra este hombre para quien la Fiscalía pide 50 años de cárcel como autor de dos delitos de asesinato con alevosía con las agravantes de parentesco y razones de género.

La Asociación Clara Campoamor, como acusación popular, eleva la pena de cárcel a los 60 años al incluir la agravante de ensañamiento en ambos delitos. La letrada de la familia de las víctimas reclama 55 años de prisión y también incluye el ensañamiento. La defensa pide 8 años de cárcel por dos delitos de homicidio con la atenuante muy cualificada de trastorno mental transitorio.

En la primera sesión del juicio el acusado solo ha respondido a las preguntas de su abogado, ha argumentado que las diferencias con su exmujer se produjeron al considerar injusta la pensión que debía abonar por los dos hijos del matrimonio tras el divorcio en 2017 y que ello le provocó un estado depresivo que le causó varias bajas laborales y un intento de suicidio.

Ha afirmado que el día de los hechos, se presentó en el domicilio familiar para recoger unas cosas, que discutió con ambas en la escalera del edificio, que le empujaron y que se le fue "un poco la olla" y sacó un cuchillo que según ha dicho siempre llevaba para pelar la fruta en el trabajo y que entonces, a pesar de seguir de baja laboral por depresión en ese momento portaba, porque "pensaba hacerse daño".

El acusado no pudo soportar que su mujer se divorciara de él y tampoco que su suegra no intercediera para evitar la separación 

Sin embargo y según el escrito de la Fiscalía el acusado no pudo soportar que su mujer se divorciara de él y tampoco que su suegra no intercediera para evitar la separación y apoyara a su hija en la decisión de dar por terminado el matrimonio.

Por ello decidió acabar con la vida de ambas. En la vista de este lunes la fiscal ha argumentado que durante el juicio va a intentar demostrar que él las mató por razones de género, que era consciente de sus actos cuando lo hizo y ha calificado este doble asesinato de un hecho "desolador" que provocó un "derrumbe familiar".

Tanto la acusación particular como la popular han remarcado también que actuó con ensañamiento, que trató de que ambas "sufrieran muriendo, que murieran con dolor", algo que niega la defensa del acusado. Su exmujer, que tenía 43 años, recibió 33 cuchilladas y la madre de esta de 69 años, 38.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento