El planeta registra los siete años más cálidos desde que hay datos: "Se está llevando a la humanidad a un desastre"

Calor extremo en el planeta
Gráfico: mapa de temperaturas en el mundo.
Carlos Gámez

Los últimos siete años han sido los más cálidos desde 1850, cuando se empezaron a registrar las temperaturas a nivel global. Además, el pasado 2021 se convirtió en el quinto año más cálido desde que se tienen registros, según los datos de Copernicus, el Servicio de Cambio Climático de la Unión Europea.

El informe publicado este lunes ha desvelado que la temperatura media de 2021 fue 0,3 grados superior a la del periodo de referencia 1991-2020 y entre 1,1 y 1,2 si comparamos con el periodo de 1850-1900. Así mismo, las concentraciones en la atmósfera de CO2 siguieron en aumento a lo largo de 2021 hasta llegar a un pico de 414 ppm. 

¿Debería haber un sistema de reciclaje único en toda la UE?

Con esto, 2021 se convirtió en el quinto año más cálido desde que se cuenta con registros, ligeramente por encima de los años 2015 y 2018. El año natural más cálido fue 2016, con una temperatura de 0,44 grados por encima de la media de 1991-2020. El año 2020 estuvo por debajo de 2016 únicamente por  0,01 grados menos. El tercer más cálido fue 2019, seguido de 2017, donde sus temperaturas fueron 0,40 grados y 0,3 grados por encima de la media.

"Son datos preocupantes que demuestran de forma clarísima que estamos ante una tendencia de calentamiento provocado por el ser humano", asegura a 20minutos José Luis García, responsable del área de cambio climático de Greeenpeace. "Esto es como la película No mires arriba, lo tenemos cada vez más cerca y no hacemos nada. Según la comunidad científica todavía no hemos llegado al momento en que es irreversible, pero estamos cada vez más cerca y si seguimos sin hacer nada no habrá marcha atrás, ya que el margen de acción se va estrechando. No actuar es catastrófico".

Aumento de las temperaura en el mundo

A nivel mundial, el aumento de temperatura media respecto a los últimos 30 años fue especialmente intenso en Canadá, la costa oeste de Estados Unidos y algunas regiones de África central y Oriente Medio.

Calor extremo en el planeta
Calor extremo en el planeta
Carlos Gámez

Según el informe, Europa experimentó en 2021 su "verano más caluroso", con un récord de temperatura de 48,8 grados, registrado en Sicilia -casi un grado superior al anterior máximo- y una serie de acontecimientos climáticos extremos como las olas de calor sufridas en la región Mediterránea (más agudas en España, en Italia y en Grecia) o las inundaciones en Alemania, Bélgica, Luxemburgo y Países Bajos.

"Es escandaloso que la Unión Europea, que tiene los mejores datos científicos no actúe en consecuencia par evitar la causa del problema", recuerdan desde Greenpeace.

Los incendios forestales precedidos por "condiciones secas y cálidas" arrasaron, sobre todo, la zona mediterránea oriental y central, donde Turquía fue uno de los países más afectados, aunque también los sufrieron Grecia, Italia, España, Portugal, Albania, Macedonia del Norte, Argelia y Túnez.

"Todos estos acontecimientos del pasado verano ponen de manifiesto que ha aumentado la frecuencia en que suceden los fenómenos meteorológicos extremos", ha recordado Mauro Facchini, director de la unidad de Copernicus dentro de la Comisión Europea, durante la presentación online del informe, que ha citado este hecho entre las consecuencias de la crisis climática.

Por otro lado, aunque se trata de años excepcionalmente cálidos, en determinadas regiones (Alaska, Australia, partes de la Antártida, Rusia occidental y el extremo oriental del país, y en el centro y este del Pacífico) hubo temperaturas inferiores al promedio del periodo de referencia.

La acumulación de metano: en niveles récord 

Otros datos destacados desde Copernicus son los niveles máximos y "preocupantes" de acumulación en la atmósfera de partículas de metano que se alcanzaron en 2021.

Las medidas adoptadas por los países para contener la expansión del coronavirus en 2020 y 2021 lograron rebajar ligeramente (cerca de un 5,5 %) las emisiones de gases de efecto invernadero que provocan el calentamiento global, pero, aun así, "el grueso de las emisiones sigue en el nivel alto que tenía en 2018 o 2019", ha lamentado en rueda de prensa el director de Copernicus, Vincent-Henri Peuch.

"Las fuentes del metano son variadas y complejas", ha recalcado Peuch, quien ha añadido que ahora la comunidad científica se enfrentará al "reto" de estudiar a fondo este "preocupante" aumento en las concentraciones de metano, que en 2021 llegaron a aproximadamente 1.876 partes por mil millones (ppb).

"Hay que llevar a cero las emisiones"

Desde Greenpeace insisten que la cuestión de las emisiones es el elemento central y tomar medidas una necesidad urgente. "Actuar significa llevar a cero las emisiones que causan esto. Si estamos en unas concentraciones de gases de efecto invernadero más altas que nunca en la historia de la humanidad es porque lo estamos provocando los seres humanos con nuestras emisiones. La comunidad científica lo tiene claro: hay que llegar a cero lo antes posible y lo antes posible es antes de mitad de siglo", agregan.

"En España el objetivo que hay planteado por el Gobierno es reducir las emisiones para 2030 solo un 23%. Estamos tomando decisiones políticas irracionales por complacer a los lobbies de los combustibles fósiles, que son los principales responsables del problema", afirma García.

"Se está ignorando la evidencia científica, llevando a la humanidad a un desastre perfectamente conocido. Estos datos confirman lo que ya sabíamos", sentencian desde la organización ecologista.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento