El Gobierno defiende que la entrada de Ghali fue legal y el PP apunta a Sánchez

Albares compara el 'caso Ghali' con el 'Delcygate'
Albares compara el 'caso Ghali' con el 'Delcygate'
Europa Press
El ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, José Manuel Albares, ha comparado este miércoles el 'caso Ghali' con el llamado 'Delcygate', recordando al PP que pese a sus reiteradas acusaciones finalmente no se halló delito alguno por parte del Gobierno y fue archivado sin juicio. (Fuente: Congreso)
Europa Press

La entrada del líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, a España fue legal. Al menos así lo ha defendido este miércoles el ministro de Exteriores, José Manuel Albares, en el Pleno del Congreso de los Diputados, donde el PP ha intentado acorralar al presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, con una pregunta que se ha negado a responder. Además de Casado, también ha preguntado por el caso la diputada popular Valentina Martínez, que se ha dirigido al ministro para poner en cuestión la legalidad de la entrada del Polisario, que se encuentra judicializada y que tiene como imputada a su predecesora, Arancha González Laya.

En esa intervención, Albares ha dicho tener "plena confianza" en que el Ejecutivo actuó cumpliendo con la legalidad. La entrada de Brahim Ghali en España, líder del Frente Polisario, tuvo lugar el pasado 18 de abril. Ese viaje, que se conoció en días posteriores tras el ingreso de Ghali en el hospital de Logroño bajo una identidad falsa para curarse de coronavirus, derivó en una grave crisis diplomática con Marruecos, la entrada de 10.000 inmigrantes en Ceuta y el cese de la exministra Laya en la última remodelación que acometió el presidente del Gobierno en el pasado mes de julio.

Asimismo, Albares ha rechazado aclarar si apoyará la comisión de investigación parlamentaria que pretende crear el Partido Popular y ha aprovechado para recordar cómo terminó la polémica del 'Delcygate', relativo al encuentro celebrado en el aeropuerto Madrid-Barajas entre el exministro de Transportes, José Luis Ábalos, y la vicepresidenta venezolana Delcy Rodríguez, en enero de 2020 pese a tener ésta prohibida la entrada a territorio europeo. "Tengan cuidado no les vaya a ocurrir como con el 'Delcygate', en el que estuvieron trayendo todo tipo de acusaciones que fueron archivadas sin juicio porque nadie apreció ningún indicio de delito", ha afirmado. Tras sendas querellas contra Ábalos, ya fuera del Ejecutivo, tanto la Audiencia de Madrid como el Tribunal Supremo confirmaron el archivo de la causa, aunque el Alto Tribunal acreditó finalmente que Delcy entró en territorio español aún estando vetada.

El líder de la oposición, Pablo Casado, también ha aprovechado la polémica para cuestionar a Sánchez, aunque se ha quedado sin respuesta. "¿Es usted la equis del caso Ghali? ¿usted ha ordenado que se deje entrar a un individuo en busca y captura por genocidio, terrorismo y violación?", ha interpelado Casado al presidente, refiriéndose a la querella que la Audiencia Nacional mantiene viva sobre Ghali, quien tuvo que declarar por vía telemática durante su estancia en el hospital de Logroño, donde se recuperó de coronavirus antes de abandonar el país el pasado mes de julio.

Laya declarará el 4 de octubre

El Tribunal Superior de Justicia de Aragón dio a conocer ayer que finalmente Laya declarará como imputada en el caso el próximo 4 de octubre. Rafael Lasala, titular del Juzgado de Instrucción número 7 de Zaragoza al que pertenece la investigación del caso también interrogará ese día, aunque como testigo, a José María Muriel Palomino, el que fuera secretario general técnico del Ministerio de Exteriores. Asimismo, el día 18 comparecerán María Isabel Valldecabres, jefa de gabinete de la ex vicepresidenta primera, Carmen Calvo, y la jefa de gabinete del ministro de Interior, Susana Crisóstomo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento