Entrevista | Nacho Álvarez: "Nadie entendería que la ley de vivienda no se desbloquease junto a los Presupuestos"

El secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez.
Entrevista al secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez.
Jorge París
Entrevista al secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez.
JORGE PARÍS / BIEITO ÁLVAREZ

Son días muy ajetreados para el secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, que se encuentra inmerso en una negociación a contrarreloj con la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, para elaborar los Presupuestos Generales del Estado del año que viene. El dirigente recibe a 20minutos para hablar de este proyecto.

Queda una semana para que venza el plazo constitucional para presentar los Presupuestos Generales del Estado al Congreso. ¿Cómo va su negociación con el PSOE?

Este Gobierno ha demostrado que es capaz de llegar a acuerdos. Estamos trabajando lo más rápido posible para tener un acuerdo listo cuanto antes, y yo soy optimista y estoy seguro de que tendremos los Presupuestos listos en tiempo y forma para dar cumplimiento al objetivo: que sigan permitiendo desplegar el acuerdo de coalición.

¿Se puede entonces comprometer a que habrá un borrador listo y presentado para el día 30 de septiembre?

Creo que lo importante es que estos Presupuestos sean capaces de ser ambiciosos y desplegar el acuerdo de coalición. Las negociaciones a veces llevan su tiempo.

No parece especialmente optimista.

En este momento tenemos debates importantes sobre la mesa, eso hay que reconocerlo. Son debates relevantes sobre cómo transformar las medidas del escudo social en derechos sociales permanentes, que duren más allá de la pandemia. Eso exige financiar adecuadamente nuestro Estado del bienestar, y exige que tengamos una estructura fiscal más parecida a la de los países europeos.

¿En qué puntos están teniendo más problemas para alcanzar un acuerdo con el PSOE?

Más que problemas, hay cuestiones de fondo que requieren una negociación intensa y que nadie entendería que no abordásemos. Es el caso de la ley de vivienda para regular el precio de los alquileres, el desarrollo de una ley de crianza que facilite el desarrollo de los menores, el rediseño del ingreso mínimo vital o el relanzamiento del sistema de dependencia. 

La ministra Belarra ha dicho que para ustedes es fundamental una reforma fiscal dentro de los Presupuestos. ¿Qué consideran prioritario?

No podemos dejar que reducir la desigualdad, mantener el Estado del bienestar o tener servicios públicos de calidad sean meras declaraciones de intenciones. Esto exige tomar medidas en el ámbito fiscal, el acuerdo de coalición marca una hoja de ruta muy clara, y ahora es prioritario alcanzar un tipo mínimo efectivo del 15% en el impuesto de sociedades. Es una propuesta que además hoy ya es un consenso internacional enormemente aceptado. 130 países en la OCDE han alcanzado ese acuerdo, e incluso una administración tradicionalmente neoliberal, como es la estadounidense, lo está impulsando. Y no podemos quedarnos al margen de ese consenso.

Subir impuestos a grandes empresas, ¿no puede torpedear la recuperación económica?

Lo que nosotros hemos venido planteando siempre es garantizar un tipo mínimo efectivo del 15% en el impuesto de sociedades para que las grandes empresas no puedan utilizar mecanismos de elusión, y simultáneamente una reducción en el impuesto de sociedades para las pymes del 25% al 23%. Y precisamente este es el momento de hacerlo.

¿Al PSOE le están planteando tomar ambas medidas conjuntamente?

Ambas están en el acuerdo de coalición, y ambas se han planteado siempre de forma conjunta. La recuperación económica permitir que, a diferencia del año pasado, el tejido productivo pueda asumir que se den estos pasos, porque la demanda que tienen las empresas permite hacer frente a esta recuperación.

Pero el crecimiento económico y la demanda están siendo fuertes precisamente con estas políticas económicas. Si se sube el impuesto de sociedades, ¿no podría perjudicarlo?

No, no va a suceder. Estamos inyectando en estos Presupuestos Generales del Estado de nuevo 70.000 millones de euros de gastos adicionales con respecto a las cuentas de hace dos años. Es una política fiscal muy expansiva, con unos incentivos al crecimiento muy sólidos que van a seguir impulsando la recuperación y la creación de empleo.

¿Cómo ha recibido el PSOE su propuesta?

Hay que dar tiempo a que la negociación avance. Me permitirá que no revele lo que en este momento está teniendo lugar en la mesa.

Se lo pregunto porque el PSOE lleva meses diciendo que hay que esperar a que se pronuncie la comisión de expertos antes de subir ningún impuesto.

El año pasado tuvimos ya un avance de negociación en materia fiscal, pero no avanzamos por el contexto de pandemia. Este año la excusa no puede ser que hay una comisión de expertos que impide avanzar. La comisión de expertos va a desarrollar su trabajo, se va a pronunciar sobre un conjunto de figuras tributarias sobre las que hay que hacer reformas, pero eso no impide que vayamos dando pasos en el cumplimiento de algunas de las medidas que más consenso generan. Y el mínimo del 15% en el impuesto de sociedades genera un consenso internacional muy sólido.

¿No es un riesgo ser el primero en adoptar la medida si el resto de países aún no lo han hecho?

Todos los países europeos lo vamos a hacer en los próximos años de forma simultánea. España ya ha mostrado que se podía avanzar en la tasa a las grandes empresas tecnológicas, la llamada tasa Google, y en el impuesto de sociedades también podemos ir dando pasos.

¿Consideran un requisito imprescindible que se ponga en marcha la ley de vivienda, con la regulación de los alquileres dentro de ella, para que salga adelante el borrador de Presupuestos?

El acuerdo de coalición es muy claro, y también lo es el acuerdo que la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y yo alcanzamos en la negociación de Presupuestos el año pasado: la ley debe incorporar mecanismos de regulación de los alquileres que eviten el fuerte incremento de precios de los últimos años. Lo ha hecho Holanda, lo ha hecho París o lo ha hecho Nueva York, y aquí también podemos avanzar en una norma que frene la subida de los precios del alquiler sin reducir la oferta.

¿Pero es una condición 'sine qua non' para los Presupuestos?

Es un tema que está en el centro de la negociación. Creo que nadie entendería que no se desbloquease en esta negociación de Presupuestos. A mí no me gusta hablar de líneas rojas, pero sí me gusta hablar del cumplimiento de los acuerdos. Y los acuerdos se firman para cumplirse.

¿Revela una cierta impotencia por su parte que Unidas Podemos no sea capaz de empujar más para que se cumpla un acuerdo firmado que lleva más de medio año de retraso?

Discrepo con que exista esa supuesta impotencia. El papel de Podemos en el Gobierno ha sido clave, y buena muestra de ello es lo que ha sucedido con las recientes medidas de choque que se han adoptado para reducir la factura eléctrica o la subida del salario mínimo. Hay negociaciones que llevan su tiempo, pero esta coalición está consiguiendo algo que los gobiernos monocolor del pasado no habían conseguido: le estamos dando estabilidad la legislatura y estamos siendo capaces de renovar los Presupuestos en tiempo y forma.

Si el PSOE no accede a aprobar este mecanismo de limitación de precios del alquiler, ¿la ley de vivienda saldrá adelante con el apoyo de Unidas Podemos?

Nuestra tarea es es seguir trabajando de forma leal dentro del Gobierno para que tengamos una ley de vivienda que regule el precio de los alquileres. Ha habido otros acuerdos que parecía que no se iban a cumplir, medidas que parecía que no iban a poder ver la luz y que finalmente se pusieron en marcha. Así que no contemplo un escenario en el que no seamos capaces de tener una ley de vivienda que regule el precio de los alquileres.

Esa ley incluye medidas que están mucho más avanzadas en la negociación, para dificultar los desahucios o para garantizar suministros básicos. ¿Están dispuestos a sacrificarlas hasta que haya regulación de alquileres?

Insisto, es un escenario que no contemplo. El trabajo no hay que hacerlo a medias, hay que hacerlo bien hasta el final, y una ley de vivienda que no regula el precio de los alquileres sería una ley coja e insuficiente.

El precio de la electricidad en el mercado mayorista sigue disparado. ¿Cuánto va a tardar el ciudadano en notar el efecto de las medidas que ha tomado el Gobierno para bajar el precio de la luz?

Esperamos que estas medidas se noten ya en la próxima factura. Es verdad que vamos a seguir viendo cómo el mercado mayorista marca máximos, pero las medidas que ha implementado el Gobierno lo que hacen es desconectar la factura de los consumidores, en buena medida, de lo que sucede en el mercado mayorista.

¿Cuánto puede ahorrarse un consumidor?

Un 20%.

¿Deberían adoptarse más medidas sobre el mercado eléctrico junto a los Presupuestos?

Hace falta avanzar en algunos temas que están pendientes, en concreto en la reforma del bono social. Queremos ampliar la cobertura que tiene el bono social eléctrico y acompañarlo de un bono social térmico, para que queden garantizados los suministros para los hogares más vulnerables.

También han planteado para estos Presupuestos un aumento de los permisos de paternidad y maternidad y una prestación por hijo a cargo. ¿Cómo ha recibido el PSOE la propuesta?

Toda negociación que entraña un incremento presupuestario siempre recibida con cautela, lógicamente, pero se está trabajando estos estos días en este tema y yo soy optimista.

¿El PSOE entonces está dispuesto a poner en marcha esas medias?

Lo estamos discutiendo.

Se lo pregunto porque no está en el acuerdo de coalición.

Es que la negociación de Presupuestos no se centra exclusivamente en los puntos del acuerdo de coalición. Esa es la prioridad, pero la propia acción del Gobierno revela que, más allá del acuerdo de coalición, hay temas en donde es necesario e importante ir dando pasos. Y contar con una prestación de apoyo a la crianza es un paso muy relevante.

¿No supone eso más carga a un Estado que, como ustedes denuncian, tiene un problema de ingresos?

Todos los países de nuestro entorno tienen algún tipo de prestación de apoyo a la crianza, especialmente orientada a reducir la pobreza infantil. España es uno de los países en los que este tipo de prestaciones tienen un menor peso en comparación con el resto de países de la UE, y equipararnos en el apoyo a la crianza y en la lucha contra la pobreza infantil es una prioridad.

La importancia de la medida es evidente, pero ¿cómo ampliar la cartera de coberturas del Estado si hay un problema de ingresos?

Precisamente porque estamos planteando inversiones tan importantes como esta, para reforzar la igualdad de oportunidades en la infancia, es necesario abordar de forma simultánea medidas fiscales como el tipo mínimo efectivo del 15% en el impuesto de sociedades para evitar la elusión fiscal de las grandes empresas.

Llevan meses negociando con el PSOE modificaciones en el diseño del ingreso mínimo vital para que llegue a más personas. ¿Hay avances?

Estamos en el trámite parlamentario para modificar ese diseño. Nosotros siempre hemos planteado que es imprescindible que el ingreso mínimo vital llegue a la pobreza estructural, pero también que sea una herramienta ágil que permita hacer frente a la pobreza sobrevenida de hogares que no necesariamente eran pobres el año anterior.

En trámite parlamentario lleva meses, y de hecho está paralizado en el plazo de enmiendas por el desacuerdo entre ustedes y el PSOE. ¿Están negociando vías para desbloquearlo con los Presupuestos?

Sí, se está abordando esta cuestión.

¿Y qué les transmite el PSOE?

Hay un debate intenso, pero somos optimistas y pensamos que será posible tanto flexibilizar la unidad de convivencia como computar los ingresos del año en curso para percibir el ingreso mínimo. Y también que no se tengan en cuenta para el cálculo de la renta los subsidios por desempleo previamente cobrados.

¿Pero esa es su posición o algo negociado con la otra parte?

Sobre eso se tiene que pronunciar el propio PSOE.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento