Bronca en el Congreso: un diputado de Vox llama "bruja" a otra diputada y Olona se encara con una periodista

La diputada de Vox, Macarena Olona, se ha encarado en los pasillos del Congreso de los Diputados cuando le ha preguntado por el diputado que ha llamado "bruja" a otra diputada del PSOE. ​ Olona se ha dado la vuelta y ha acudido a responder visiblemente nerviosa. ″¿Me has hecho la misma pregunta cuando a mí me han agredido en este mismo Congreso de los Diputados llamándome fascista a esta distancia y con riesgo de agresión?. ¿Has formulado esta pregunta cuando a mí me han llamado fascista y me han agredido en este pleno? ¡Te estoy haciendo una pregunta muy directa! ¡Quiero una contestación!”, le ha requerido a la periodista.
La diputada de Vox, Macarena Olona, se ha encarado en los pasillos del Congreso de los Diputados cuando le ha preguntado por el diputado que ha llamado "bruja" a otra diputada del PSOE.​Olona se ha dado la vuelta y ha acudido a responder visiblemente nerviosa. ″¿Me has hecho la misma pregunta cuando a mí me han agredido en este mismo Congreso de los Diputados llamándome fascista a esta distancia y con riesgo de agresión?. ¿Has formulado esta pregunta cuando a mí me han llamado fascista y me han agredido en este pleno? ¡Te estoy haciendo una pregunta muy directa! ¡Quiero una contestación!”, le ha requerido a la periodista.
Tensión en el Congreso después de que un diputado de Vox llame "bruja" a una diputada del PSOE.
Congreso de los Diputados

El Congreso vivió este martes un nuevo pico en la escalada de tensión que, desde hace meses, ha convertido sus sesiones en un compendio de acusaciones y palabras subidas de tono. José María Sánchez, diputado de Vox por Alicante, insultó llamando "bruja" a voz en grito a Laura Berja, parlamentaria del PSOE, mientras esta intervenía en la tribuna. Y, cuando fue expulsado de la sesión por negarse a retirar ese insulto en tres ocasiones consecutivas, Sánchez se negó a marcharse, lo que obligó a paralizar momentáneamente la sesión. Finalmente, al diputado se le permitió mantenerse en el hemiciclo.

El improperio se produjo mientras Berja pronunciaba su discurso en defensa de la proposición de ley del PSOE para introducir en el Código Penal el acoso a las mujeres que acuden a una clínica para ejercer su derecho a la interrupción voluntaria del embarazo. El vicepresidente primero del Congreso, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, interrumpió a la diputada socialista para exigir a Sánchez que retirase el calificativo de "bruja", lo que suscitó gritos de "libertad de expresión" de la bancada de Vox. El parlamentario se negó a hacerlo las dos primeras ocasiones, por lo que Gómez de Celis le pidió que abandonase el hemiciclo.

En un primer momento, y pese a las protestas de su grupo, Sánchez dejó su escaño mientras el vicepresidente cuarto de la Cámara, Ignacio Gil Lázaro, también de Vox, protestaba asegurando que no se podía expulsar al diputado porque no estaba "alterando el orden" de la sesión, sino únicamente negándose a retirar sus palabras. No obstante, y tras mantener unas palabras con el portavoz del grupo parlamentario de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, Sánchez volvió a su escaño. 

"Le he rogado, como marca el reglamento, en tres ocasiones, que retirara el insulto grave que ha proferido contra la señora que estaba interviniendo en ese momento [...], le ruego que se retire", insistió el vicepresidente Gómez de Celis cuando el diputado de Vox regresó a su sillón. Pero Sánchez, en lugar de marcharse, proclamó a voz en grito "no acato su orden porque es arbitraria" y buscó acomodo junto a Espinosa de los Monteros y la portavoz adjunta de Vox, Macarena Olona.

Gómez de Celis se vio obligado entonces a suspender la sesión durante diez minutos y se acercó a hablar con Olona y Espinosa de los Monteros. Pasado ese tiempo, reanudó la sesión y volvió a exigir a Sánchez que retirase el insulto, algo que este hizo, aunque de manera muy particular: "Retiro que la he llamado bruja", señaló en tono jocoso, lo que provocó alguna risa en el hemiciclo.

Vox acusa al presidente de arbitrariedad

Una vez reanudada la sesión, la dirección del grupo parlamentario de Vox salió a defender a su diputado ante los periodistas y acusó a Gómez de Celis de parcialidad y arbitrariedad por haberlo expulsado. Gil Lázaro tachó la actuación del vicepresidente del Congreso de "arbitraria, sectaria y contraria al reglamento", y argumentó que no podía expulsar a Sánchez porque, a su juicio, no se había producido una alteración del orden en la sesión. A juicio de Vox, lo único que podía el vicepresidente hacer era ordenar que se retirase el insulto de "bruja" del diario de sesiones, pero no imputar al diputado "una supuesta alteración de la sesión para echarlo del hemiciclo".

Por su parte, Macarena Olona calificó de "injusta e ilegal" la expulsión de Sánchez de la sesión parlamentaria porque, según sostuvo, Gómez de Celis debía haber advertido a su compañero de las consecuencias que traería consigo una tercera llamada al orden. Lo cierto es que el reglamento del Congreso recoge en su artículo 104 que "al diputado que hubiere sido llamado al orden tres veces en una misma sesión" se le puede expulsar de la sesión, siempre y cuando haya sido "advertido la segunda vez" de que, en caso de ser llamado al orden por tercera vez, se le retiraría el derecho a sentarse en su escaño, algo que no hizo el vicepresidente de la Cámara Baja.

Vox, además, insistió en que sus diputados también reciben insultos cuando intervienen en la tribuna del Congreso. "A mi me parece tan mal que se utilice esa palabra [bruja] como las que emplean contra Vox, que que quienes presiden la sesión no tienen a bien corregir", denunció Gil Lázaro, mientras Olona recordó que una diputada de ERC la llamó "fascista" en el pleno de la Cámara el pasado junio.

Macarena Olona se encara en los pasillos

Poco después, la disputada de Vox Macarena Olona se encaró este martes con una periodista en el Congreso tras pasar de largo del corrillo con la prensa. Al ser preguntada, se dio la vuelta y abroncó a la periodista de La Sexta Cristina Pérez.  Olona lo equiparó, dijo, a cuando a ella la llaman "fascista" y acusó a la periodista de no decir nada en esos momentos. "¡Te estoy haciendo una pregunta muy directa y quiero una contestación!", dijo Olona.

La diputada de Vox, Macarena Olona, se ha encarado en los pasillos del Congreso de los Diputados cuando le ha preguntado por el diputado que ha llamado "bruja" a otra diputada del PSOE. ​ Olona se ha dado la vuelta y ha acudido a responder visiblemente nerviosa. ″¿Me has hecho la misma pregunta cuando a mí me han agredido en este mismo Congreso de los Diputados llamándome fascista a esta distancia y con riesgo de agresión?. ¿Has formulado esta pregunta cuando a mí me han llamado fascista y me han agredido en este pleno? ¡Te estoy haciendo una pregunta muy directa! ¡Quiero una contestación!”, le ha requerido a la periodista.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento