Gobierno, patronal y sindicatos encallan y no retomarán la negociación de la reforma laboral hasta septiembre

  • La última reunión antes del parón veraniego este miércoles acaba sin apenas avances.
  • La CEOE tacha de "inaceptable" la propuesta de Trabajo y los sindicatos exigen al Gobierno que legisle aun sin el acuerdo de la patronal.
La ministra Yolanda Díaz conversa con Unai Sordo (CCOO) y Pepe Álvarez (UGT).
La ministra Yolanda Díaz conversa con Unai Sordo (CCOO) y Pepe Álvarez (UGT).
EFE

El acuerdo entre Gobierno, patronal y sindicatos para derogar los aspectos más lesivos de la reforma laboral sigue muy lejos, y la última reunión antes del parón veraniego no ha servido para desatascar la negociación. El Ministerio de Trabajo y los agentes sociales se reunieron este miércoles durante cuatro horas, pero no consiguieron apenas ningún avance en lo relativo al principal asunto que está dilatando las conversaciones: la limitación de la temporalidad, que la CEOE rechaza en los términos que propone el Ejecutivo. El próximo encuentro será ya en septiembre.

La patronal, los sindicatos y Trabajo estuvieron debatiendo en torno a la última propuesta realizada por el ministerio que lidera Yolanda Díaz, presentada hace un par de semanas y que ya entonces no consiguió el apoyo de la CEOE. Ese texto busca englobar en un único contrato los actuales de prácticas y formación, así como reformular el contrato fijo discontinuo para facilitar que los trabajadores contratados temporalmente de manera estacional puedan acogerse a él y tener mayor estabilidad. El objetivo es el que lleva meses planteando Trabajo: reducir a tres los tipos de contrato y limitar la modalidad temporal a una serie de supuestos muy tasados.

No obstante, la patronal ha tachado las últimas propuestas de Díaz de "marxistas" y se ha opuesto frontalmente a un texto que, asegura, demoniza la contratación temporal y la tacha de precaria cuando no tiene por qué ser así. El propio presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, aseguraba este mismo miércoles en una entrevista que "sólo desde una posición puramente ideológica se puede llamar precariedad a la temporalidad", y sostenía que "los grandes almacenes pueden llegar a tener 6.000 personas trabajando en la temporada de verano o en Navidad, y eso no significa que no tengan un trabajo digno o que estén en precario".

Garamendi fue claro: la patronal, dijo, no tiene "la obligación de firmar lo que le pongan delante", y la propuesta de Díaz "es inaceptable". "Nosotros sólo llegamos a acuerdos si son buenos para el país, si el Gobierno y el Ministerio creen que es bueno tirar para adelante sin nosotros, que lo hagan, pero en Europa no les va a ir bien", retó. E insistió en que la CEOE considera que Díaz "pretende aplicar políticas marxistas, alejadas de la realidad española" y está "pisando líneas rojas" con un planteamiento en el que "todo es regulación e intervencionismo".

UGT pide al Gobierno legislar sin la CEOE

Hace unas semanas, la patronal llegó a asegurar que la temporalidad es "un elemento intrínseco a muchas actividades de carácter estacional", un extremo que rechazan tanto Trabajo como los sindicatos. Tras la reunión de este miércoles, de hecho, UGT mostró su impaciencia y denunció que "la alta tasa de contratación temporal española, sin parangón en Europa, y la recuperación de derechos expropiados a las personas trabajadoras en las reformas laborales no pueden esperar más".

Hace un par de semanas, tanto el sindicato liderado por Pepe Álvarez como CCOO convocaron varias concentraciones para exigir tanto que se derogue la reforma laboral como que se incremente este mismo año el salario mínimo, otro asunto que está generando una importante pugna dentro del Gobierno. Y este miércoles, UGT volvió a presionar al Ejecutivo para que legisle para reducir la temporalidad, incluso si no hay acuerdo con la patronal.

"Conminamos al Gobierno a que avance en los compromisos adquiridos tanto en el acuerdo de gobernabilidad como ante las autoridades comunitarias europeas", señaló la central en un comunicado, en el que sostuvo que "la patronal no se puede convertir en un tapón que impida el cumplimiento de nuestras obligaciones con la sociedad española y con nuestros socios europeos".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento