La variante india podría reducir la efectividad de las vacunas: así afecta cada cepa a la respuesta inmune

Efectividad de las vacunas contra las nuevas variantes de coronavirus.
Efectividad de las vacunas contra las nuevas variantes de coronavirus.
Henar de Pedro

Ahora que los países avanzan en su plan de vacunación y ponen en los sueros todas sus esperanzas en recuperar la normalidad arrebatada por la pandemia de coronavirus, preocupan las nuevas variantes que han ido surgiendo y amenazan a la efectividad de las vacunas para hacerles frente.

Británica, sudafricana, brasileña, californiana, india… Poco a poco han ido apareciendo nuevas cepas del SARS-CoV-2 que han ido extendiéndose por el mundo. Los expertos recuerdan que la mutación de los virus es muy frecuente, pero señalan la necesidad de prestar especial atención a aquellas que afectan al gen que codifica la famosa proteína S, llave de entrada al organismo y diana de las vacunas desarrolladas, pues "podrían condicionar cambios en la capacidad infectiva del virus y en su sensibilidad a la respuesta inmune inducida por las vacunas", según advierte el Comité Asesor de Vacunas (CAV).

De hecho, uno de los debates que ha estado sobre la mesa en los últimos meses es la posibilidad de que las vacunas que se han desarrollado -o están en ello- contra el virus, deban actualizarse frecuentemente (como ocurre, por ejemplo, con la de la gripe) para no perderle la pista al coronavirus y sus posibles mutaciones.

Además, todavía no hay datos concluyentes sobre hasta qué punto perjudican estas nuevas cepas a la capacidad de las distintas vacunas de neutralizar al virus, aunque algunos estudios (hasta ahora hechos a pequeña escala) permiten hacerse una idea sobre la efectividad de cada una de ellas frente a las diferentes variantes. No obstante, los expertos insisten en destacar la eficacia de las vacunas, efectivas para prevenir una infección grave por Covid o la muerte.

Efectividad de las vacunas contra las nuevas variantes de coronavirus.
Efectividad de las vacunas contra las nuevas variantes de coronavirus.
Henar de Pedro

Variante británica

La conocida como variante británica (B.1.1.7), que fue la primera en hacer saltar las alarmas el pasado mes de septiembre, es la que menos preocupa, a pesar de su mayor transmisibilidad y su posible afectación a la gravedad de la enfermedad.

Presente ya en más de 139 países, esta variante no parece ser lo suficientemente fuerte como para anular la efectividad de las vacunas de Pfizer, Moderna, AstraZeneca y Novavax (todavía en ensayos clínicos), cuyos laboratorios han asegurado que se mantiene la capacidad de protección tras inyectarse ambas dosis. Eso sí, hay una mutación de esta misma variante (E484K), también presente en la sudafricana, que preocupa especialmente, pues sí que podría perjudicar a la efectividad de los sueros.

Variante sudafricana

Menos esperanzadores son los datos frente a la variante sudafricana (B.1.351), que también ha presentado una mayor transmisibilidad y está presente ya en 87 países. Las vacunas de Pfizer y Moderna han detectado que sus vacunas son seis veces menos efectivas frente a esta cepa que ante la original, con la que se llevaron a cabo los estudios por los que se autorizó su comercialización. Según han anunciado ambos laboratorios, trabajan actualmente en desarrollar nuevos prototipos que neutralicen mejor a la variante sudafricana. En ello están también los científicos de AstraZeneca, pues su eficacia frente a la B.1.351 es prácticamente inexistente (del 10%, cuando en los estudios con la secuencia original demostró estar entre el 62% y el 90%).

La de Janssen, por su parte, es la que menos reducida ve su capacidad de neutralizar al virus, aunque el porcentaje sigue siendo considerablemente bajo. Según aseguró la compañía, su vacuna -que, a diferencia de las anteriores requiere de una sola dosis- adquiere una eficacia frente a esta variante del 57% (en los estudios demostró tener un 66% de efectividad "general") en enfermedad moderada-grave. Aunque sí que anunciaron que previene la enfermedad de mayor gravedad al 85% "en todas las regiones estudiadas".

Un porcentaje parecido a la de Novavax, cuya vacuna experimenta una caída al 50% de eficacia ante la variante de Sudáfrica.

Variante brasileña

Esta es quizás la variante del coronavirus de la que menos datos se tienen a día de hoy, aunque sí que se estima que pueda tener una mayor capacidad de transmisión. Presente en 54 países (se notificó el primer caso en España el 8 de febrero), la variante brasileña parece provocar un impacto parecido a la sudafricana en la efectividad de las vacunas, aunque los datos de los que se disponen hasta ahora no permiten sacar ninguna conclusión definitiva.

La peculiaridad de esta nueva variante es que presenta 12 mutaciones en la proteína S, entre ellas la mutación N501Y (como en la británica y sudafricana) y la E484K, "que podría estar asociada a un escape a la neutralización por anticuerpos monoclonales", según advirtió el Ministerio de Sanidad.

Variante india

El alarmante y acusado aumento de casos que asola a India ha generado preocupación entre los países, que ven cómo la variante B.1.617 se va expandiendo. A la variante india se le denomina también "doble mutante", pues se hallaron dos mutaciones del virus: la E484Q (presente en la sudafricana y brasileña) y la L452R (en la de California).

Aunque aún no se conocen los efectos de esta nueva variante, sí se sospecha mayor riesgo de transmisibilidad y menor actividad neutralizante de anticuerpos. De hecho, la Organización Mundial de la Salud advirtió que ya hay algunos estudios que indicarían que es más contagiosa y resistente a algunas vacunas y tratamientos. Hay incluso estudios preliminares con la vacuna de Novavax-Covaxin podría no ser capaz de hacer frente a esta variante, presente ya en unos 17 países.

Variante californiana

La B.1.429, conocida como variante californiana, se detectó a principios de febrero en Los Ángeles (EE UU). Ahora, presente ya en al menos 29 países, se estima que pueda ser un 20% más infecciosa que la original.

Lleva la mutación L452R, entre otras (una de ellas compartida con la británica) y, aunque se sospecha que pueda reducir la efectividad de las vacunas, todavía no hay datos que confirmen esta hipótesis.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento