Qué se sabe de la nueva variante india del coronavirus: ¿es más transmisible? ¿escapa a las vacunas?

Una célula (en naranja) atacada por partículas virales de la variante británica del coronavirus (verde)
Una célula (en naranja) atacada por partículas virales de la variante británica del coronavirus (verde)
NIAID

La propagación descontrolada del coronavirus ha sumido a la India en un auténtico infierno, en el que el colapso ha obligado a instalar crematorios improvisados e incinerar a los fallecidos en piras en las calles. Hace poco menos de una semana, el país se convirtió en el primero del mundo en superar el umbral de los 300.000 casos diarios de COVID-19 y, desde entonces, no ha bajado de esa cifra. En este escenario, mientras la pandemia está completamente desbocada, las autoridades sanitarias de todo el mundo vuelven la mirada a una nueva variante de doble mutación surgida en el estado asiático. De hecho, España ha puesto obligada cuarentena de 10 días a las personas que viajen desde allí.

Si bien no está claro que esta nueva versión del coronavirus sea la responsable de la situación en el país, sí se ha constatado su propagación a otros lugares, pues ha sido detectada a miles de kilómetros de distancia, como en Reino Unido, EE UU o Italia. Esta variante india, la B.1.617, presenta 15 mutaciones, de las cuales tres se encuentran en la proteína S del SARS-CoV-2 y dos han sido consideradas por los expertos como relevantes: la E484Q y la L452R.

¿Dónde y cómo se detectó la variante?

La primera vez que las autoridades sanitarias mundiales tuvieron constancia de la existencia de la variante B.1.617 fue el pasado 5 de octubre, cuando India la registró en la plataforma GISAID (una iniciativa internacional para compartir datos genómicos del virus de la gripe y del SARS-CoV-2), según informó la directora del COVID-19 Genomics UK Consortium, Sharon Peacock. 

Fue más tarde, a finales de marzo, cuando el Consorcio indio sobre Genómica del SARS-CoV-2 (INSACOG) confirmó que esta nueva variante se detectó sobre todo en el estado occidental de Maharashtra tras varias pruebas en la secuenciación del virus.

"La situación actual en India no tiene por qué deberse necesariamente a la variante. Puede obedecer a otros factores"

El análisis de muestras de Maharashtra reveló que, en comparación con diciembre de 2020, se había producido un aumento en el porcentaje de infectados con variantes con las mutaciones E484Q y L452R: estas modificaciones del virus se habían encontrado en aproximadamente el 15-20% de los casos analizados en esa región. Esa cifra ha subido ahora al 60%, según el director del Centro Nacional de Control de Enfermedades, Sujeet Kumar Singh. No obstante, la escasa secuenciación en el país condiciona estos datos.

¿Cuál es la principal amenaza de esta variante?

Estas mutaciones E484Q y L452R que presenta esta variante ya se conocían, pero no habían aparecido juntas con anterioridad, explica a 20minutos Estanislao Nistal, virólogo y profesor de Microbiología de la Universidad CEU San Pablo. "En ambos casos se ha visto que pudieran alterar un poco la capacidad neutralizante de algunos de los muchísimos anticuerpos frente a la proteína S", agrega, que juega un papel fundamental para ayudar a las células a que el virus no entre en su interior.

En este sentido, recalca que estas dos mutaciones "no deberían afectar sustancialmente" a la capacidad de otros anticuerpos de neutralizar al virus. Y recuerda que también las céludas T -otro tipo de inmunidad- pueden contribuir a la hora de proteger el organismo frente al SARS-CoV-2. Así, Nistal asegura que las vacunas van a seguir funcionando. "Aunque puede reducirse un poco la eficacia a la hora de prevenir el desarrollo de síntomas, es muy probable que esta siga siendo enorme para evitar la COVID grave y la muerte", afirma.

¿Es más contagiosa? ¿Y más letal?

En cuanto a la transmisibilidad, Nistal detalla que es "muy temprano" para decir si esta versión del virus es más transmisible o no y resalta que la dramática situación en India puede deberse a otros factores. "El hecho de que estas variantes se hayan encontrado en otros países y no estén desplazando rápidamente a las ya presentes, como la británica, hace prever que probablemente no es más potente en este sentido. O, al menos, no mucho más. De momento, no hay evidencias", ahonda. 

"Que estas variantes se hayan encontrado en otros países y no estén desplazando rápidamente a las ya presentes, hace prever que no es más contagiosa"

Respecto a la letalidad de la B.1.617 y la gravedad de la enfermedad que produce, el virólogo afirma que "lo único que se sabe es que en India hay una incidencia altísima y está totalmente desbordada", con varios días con más de 300.000 contagios nuevos y en torno a 3.000 fallecidos, pero "puede deberse a otros factores" distintos a la variante.

¿A qué países ha llegado?

Hasta el momento, esta variante ha llegado al menos a 21 países y, tras India, ha sido Reino Unido el que más casos ha detectado, debido a las estrechas relaciones entre ambas naciones. Las autoridades británicas registraron el primer paciente infectado con esta versión del virus el 22 de febrero, según Peacock, y ahora ha notificado 132, de acuerdo con el último informe de Salud Pública. Solo un día después, EE UU identificó el primer contagiado.

En Europa, esta variante doble mutante ha llegado a países como Grecia, Italia, Irlanda, Suiza o Bélgica, que detectó recientemente 20 casos en un grupo de estudiantes. Esta situación, unida al avance de la pandemia en India, ha llevado a varios estados del continente a prohibir vuelos e impedir la entrada de personas procedentes de la nación asiática.

Todavía no ha llegado a España

España aún no ha registrado ningún caso de COVID-19 causado por esta B.1.617, según informó este lunes el director del Centro de Coordinación y Alertas Sanitarias, Fernando Simón. No obstante, el Gobierno impondrá una cuarentena obligatoria a todas las personas procedentes de India, dado que no existen vuelos directos con el país, como medida de control sanitario. Además, el Ministerio de Exteriores ha pedido no viajar allí y que los turistas vuelvan "cuanto antes".

"Aunque ahora mismo está muy limitada, sigue habiendo movilidad. No se puede descartar que pueda llegar algún caso"

"Aunque ahora mismo está muy limitada, sigue habiendo movilidad. No se puede descartar que pueda llegar algún caso", apuntó Simón, que añadió que, si bien los 300.000 casos diarios no son una cantidad tan elevada en un país con 1.400 millones de habitantes, son muchas personas que se pueden desplazar y contagiar. Esto se une al hecho de que el sistema de vigilancia en India, dijo, no es tan bueno como en otros países. 

¿Es esta variante la responsable de la situación en India?

Por el momento, no está claro cuál es el origen de este desbocado aumento de los contagios en India en las últimas semanas: los expertos investigan si se trata de la B.1.617, del comportamiento humano o de una combinación de ambos. "El virus, por alguna razón, ha logrado encontrar la cantidad de personas infectadas para propagarse sin ningún control, pero no tiene por qué deberse necesariamente a esta nueva variante. Puede obedecer a otros factores", profundiza Nistal.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento