Los conductores de Uber en Reino Unido tendrán vacaciones pagadas y el salario mínimo tras la sentencia del Supremo

Un punto de recogida de Uber en el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles (California, EE UU).
Un punto de recogida de Uber en el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles (California, EE UU).
CHRISTIAN MONTERROSA / EFE

Uber ha perdido la batalla legal y puede sentar un importante precedente, sobre en un momento en el que los 'riders' se están movilizando más que nunca para que reconozca su trabajo igual que el de los conductores de Uber. Así, los más de 70.000 conductores de la empresa de transporte que operan en el Reino Unido recibirán desde este miércoles un salario mínimo garantizado, vacaciones pagadas y el acceso automático a un sistema de pensiones.

La compañía ha indicado que todos sus conductores percibirán a partir de ahora al menos el salario mínimo nacional de 8,72 libras (10,1 euros) por hora y que subirá hasta las 8,91 libras (10,3 euros) el próximo mes.

El anuncio llega un mes después de que la empresa estadounidense perdiera una batalla legal que comenzó en 2016 sobre el estatus de los conductores, con lo que deberá ahora clasificarlos como "trabajadores" propios y no autónomos. El fallo del Tribunal Supremo concluyó el pasado 19 de febrero que los trabajadores de Uber deben tener acceso a todos los derechos básicos, así como a vacaciones pagadas.

Uber recurrió ante ese Tribunal tras haber perdido litigios en tres instancias judiciales inferiores, después de que en 2016 una corte laboral determinase que los conductores de la compañía prestan sus servicios como trabajadores y no como contratistas externos.

La sentencia reconoce a los chóferes como trabajadores ("workers", en inglés), pero no como empleados ("employees"), que en la legislación británica gozan de unas ventajas laborales superiores, y niega que sean autónomos, como alegaba la empresa.

Jamie Heywood, gerente regional para el Norte y Este de Europa de Uber, consideró que hoy es un "día importante" para los chóferes en el Reino Unido al tiempo que los sindicatos señalaron, por su parte, que "se ha tenido que arrastrar a Uber chillando y pataleando para que hiciera lo correcto".

"Los conductores nos han indicado de forma consistente que querían la flexibilidad que proporcionamos pero también los beneficios, y hemos tenido dificultades para hallar una manera de aunar los dos de forma que funcione tanto para nosotros como para ellos", apuntó Heywood.

La citada sentencia del Supremo enfrentó además a Uber a una gran factura en concepto de compensaciones de hasta 12.000 libras (unos 14.000 euros) para cada uno de sus trabajadores.

A partir de hoy además los conductores cobrarán por vacaciones en base al 12,07 % de sus ganancias y serán enrolados automáticamente en un sistema de pensiones al que contribuirá la empresa junto con el trabajador. Los trabajadores, además, seguirán teniendo libertad para escoger si trabajan, cuándo y dónde lo hacen.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento