Iglesias quita hierro a los choques con el PSOE: "Un Gobierno de coalición es un terreno de combate político"

  • El vicepresidente segundo confía en ganar la "batalla" por las leyes de vivienda y trans: "No estamos pidiendo nada diferente a lo que firmamos Pedro Sánchez y yo".
El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, posa en su despacho.
El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, posa en su despacho.
Jorge París

El líder de Unidas Podemos y vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, quiso este miércoles quitar importancia a los desencuentros que se han sucedido en las últimas semanas en el seno del Ejecutivo por asuntos como la ley de vivienda, la ley trans o los disturbios callejeros. Iglesias ha asegurado que hay que "normalizar" estos choques, y ha asegurado que un Gobierno de "coalición" es un "terreno de combate político".

Así lo planteó el dirigente morado en una reunión virtual que ha mantenido con el grupo parlamentario de La Izquierda en el Parlamento Europeo, que agrupa a los partidos a la izquierda de la socialdemocracia en la UE. Iglesias defendió que el hecho de que Unidas Podemos colisione con el PSOE no es más que una muestra de la salud del sistema democrático, y sostuvo que los roces "no hablan de la debilidad del Gobierno". 

"Claro que el PSOE y nosotros representamos intereses diferentes, y claro que hay un terreno de disputa política, esto es normal", afirmó Iglesias. Y eso, dijo, sirve para que las formaciones deban solventar sus desencuentros a través de su acuerdo de coalición, que es la "ley" que rige su relación. "Eso habla de una democracia mucho más reforzada que en los sistemas de partido único, donde todos sabéis que los programas electorales son dispositivos para campañas que luego raramente se cumplen", apuntó el vicepresidente segundo.

Por ello, Iglesias se mostró convencido de que su formación va a "ganar la batalla" que mantiene con el PSOE en la negociación de la ley de vivienda. "Vamos a llevar el acuerdo hasta el final, no estamos pidiendo nada diferente a lo que firmamos Pedro Sánchez y yo", aseguró. Y lo mismo ocurre, señaló, con la ley trans: su elaboración, dijo Iglesias, "fue un acuerdo muy importante que permitió que este Gobierno de coalición saliera adelante".

No obstante, Iglesias también deslizó alguna crítica hacia el PSOE, al que acusó de ser renqueante a la hora de cumplir con el pacto de coalición. "Los principales avances del Gobierno derivan de un esfuerzo implacable por nuestra parte para hacer cumplir el acuerdo de coalición", sostuvo el vicepresidente, que lamentó que "ojalá fuera más fácil, pero la realidad es la que es". Eso sí: Iglesias presumió de que la influencia de Unidas Podemos en el Ejecutivo es la que provoca que "la fuerza minoritaria de la coalición sea mucho más atacada por la derecha mediática y política que la fuerza mayoritaria".

El poder judicial y la Casa Real

En esta línea, Iglesias también cargó contra los medios de comunicación. "Hay mucha gente que nos dice abiertamente que los actores más importantes de la oposición en España no son la ultraderecha y la ultra-ultraderecha, sino el poder mediático e incluso sectores muy importantes del poder judicial que trabajan muy duro para que no podamos cumplir el acuerdo que firmamos", denunció.

El vicepresidente segundo del Gobierno también criticó las últimas noticias relativas a la Familia Real, apenas unas horas después de conocerse que las infantas Elena y Cristina se habrían vacunado contra la Covid-19 en Abu Dabi. "Hay un debate muy importante" en España sobre la monarquía, sostuvo Iglesias, que aseguró que hechos como ese o como la "presunta corrupción" del rey emérito Juan Carlos I "empujan este país en una dirección de horizonte republicano". "Este país será mejor cuando haya una república, y vamos a trabajar para ello", anunció.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento