Margarita del Val: "La discriminación de la mujer no es un problema de la investigación, sino de la sociedad"

  • Las expertas participantes en "Ciencia en femenino" de la UA coinciden: "La solución en la reeducación social"
  • Del Val ha defendido las cuotas y "la igualdad de beneficios y obligaciones" en aspectos como la baja maternal.
La viróloga del CSIC, Margarita del Val.
La viróloga del CSIC, Margarita del Val.
LA TÉRMICA / JUAN MANUEL SERRANO A

La viróloga e investigadora del CSIC Margarita del Val ha constatado este viernes que el problema de la discriminación por razón de sexo "no es un problema específico en el campo de la investigación, sino de la sociedad" y para evitarlo ha defendido las cuotas y "la igualdad de beneficios y obligaciones" en aspectos como bajas maternales y en los tribunales de las oposiciones.

Del Val ha participado este viernes en la mesa redonda 'Ciencia en femenino' organizada por la Universidad de Alicante junto a la catedrática de Literatura Hispanoamericana de esta institución, Carmen Alemany; y con la profesora del Departamento de Ingeniería Civil de la UA y miembro de la Asociación de Mujeres Investigadoras y Tecnólogas (AMIT), Belén Ferrer, en la que han coincidido en que la solución contra la discriminación sexista es "la reeducación" social.

"Si en una sociedad discriminamos probablemente también lo hagamos las mujeres", ha advertido Del Val

 Así, ha explicado que en el campo de la salud hay más mujeres estudiantes, pero conforme avances los puestos de dirección, como jefaturas de servicio, son ocupadas por hombres y en la investigación en biomedicina solo el 25% de los jefes de grupos son mujeres y "se sigue sin avanzar".

Sin embargo, ha recalcado que en este campo de la ciencia "se puede exigir la paridad sin que haya mucha discriminación" por la gran cantidad de mujeres profesionales y "muy buenas que hay", pero "hay que hacer el esfuerzo de pensar en ellas".

La investigadora ha defendido la integración de hombres y mujeres en los equipos y ha reclamado "visualizar" a los hombres que entienden la discriminación que existe "igual que es importante que tu pareja te apoye en el día a día en tu vida profesional".

En España es más fácil que las mujeres lideren un grupo de investigación

Con todo, ha apuntado que es más fácil para la mujer llegar a liderar un grupo de investigación en España que en Alemania porque se les ha dado unos "beneficios desproporcionados" a las mujeres, con bajas maternales de hasta un año y medio, por lo que en ocasiones las empalman si quieren tener dos o más hijos y cuando se reincorporan están "muy detrás de sus compañeros y les falta seguridad en ellas mismas".

La viróloga ha lanzado un consejo a las niñas y jóvenes: "Lo importante es encontrar lo que te gusta y en investigación no hay que ser el más listo, sino distinto, ser independiente, aprender a entender las cosas y compartirlas, ser muy creativo y saber aceptar las críticas". "A mí no me ha guiado Marie Curie, sino toda las personas a mi alrededor que hacían ciencia y ver cómo afrontaban los retos", ha apostillado.

Paternalismo exagerado

Por su parte, la experta en métodos de medida de movimientos estructurales basados en la imagen, Belén Ferrer, ha lamentado que no ha aumentado el número de alumnas en carreras relacionadas con la Ingeniería: "Cuando yo estudié éramos máximo tres chicas en una clase de 100 alumnos y, actualmente, los datos se repiten".

Además, en el ámbito académico y profesional, Ferrer ha explicado que siempre ha sentido un "paternalismo exacerbado", llamándola incluso "princesa", lo que ha repercutido en su progreso porque "no te ven como una colaboradora del mismo nivel, te van relegando y no cuentan contigo para congresos o colaboraciones y el currículum de tus compañeros masculinos se va desarrollando más rápido", ha apuntado.

Por su parte, la filóloga y experta en el estudio de la Literatura Hispanoamericana, Carmen Alemany, ha cuestionado si ser investigadora de Letras es ser una científica. "Cuando se hacen campañas para visibilizar mujeres y ciencia las filólogas no aparecen, no somos un ejemplo porque no somos visibles como investigadoras", ha recalcado.

Además, pese a que en este campo de la ciencia hay mayoría de mujeres en los estudios, en el ámbito académico se reproducen los mismos problemas que en otras áreas: "Es muy difícil ser investigadoras principales, acceder a cátedras o a cargos de gestión por imposiciones del sistema patriarcal". A pesar de ello, "la situación en las universidades en cuestiones de género es mucho mejor en España que en América Latina", ha señalado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento